Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Carta a un amigo (poesía propia)

Dicen que el agua del mar es salada,
Pero a mí me sabe amarga.
Porque, siendo tan larga la distancia
Que a nuestras vidas separa,
De vez en cuando, la nostalgia
Me encuentra desprevenido,
Se aprovecha de ello y me asalta.

Ha sido dura la vida, en estas tierras
Que no son mías, porque son extrañas.
Pero más duro fue no compartir contigo
Las tardes de sol, como en nuestra patria.
Por suerte los recuerdos acortan
Las leguas, las millas que nos apartan,
Acercando alguna vez, nuestras almas.

Y cuando hablo de tardes de sol,
Hablo de foot-ball, escuela, rabona
De aquella vieja serie, la cual, nos encantaba
Verla en la tevé de mi casa, también,
(Nunca te lo dije) tú casa.
Ya vez, los recuerdos no mueren,
Es lo único que el tiempo no mata.

Los recuerdos, acortando distancias
Y alimentando la añoranza,
Por donde las vidas respiran y pasan.
Es por eso el sentido de esta carta,
Porque nunca te dije “amigo”
Y hasta que estuve lejos,
Pensé que no hacía falta.

Y hoy, que llegado a viejo,
Entre mujer hijos y nietos, rememoro, amigo,
Tu nombre, momentos y nuestra patria,
Con una sonrisa cómplice y una lágrima,
Aunque por propio capricho, mi hombría,
No me permita soltarla.


Rubén Canal
Compartir en: