Check the new version here

Popular channels

Fredi Casco (poeta)

Asunción, 1967. Artista plástico, ensayista, poeta. Expuso sus obras en diversas salas de Latinoamérica y Europa. Co-fundador y director de Ediciones de la Ura, actualmente edita la revista Wild. Publicó Ojos de Leteo (2000) y Antesala/ El mirlo literario (2001)




De “Antesala”/ “El mirlo literario” (Ed. Cuadernos de la Ura, 2001)

Antesala

Me encuentro en este interregno:
Una rajadura en el décalage horario abierto entre Lima y Asunción

Lima / Buenos Aires, adelanto dos casillas
Buenos Aires / Asunción, retrocedo una

En el camino, se me escurre el ser como si agua
por la rejilla de una bañera

ALGUIEN DEBERÍA ARROJAR LOS DADOS DE NUEVO

Mientras, la retina del sentido se esfuma
y el café sabe a vano esfuerzo por fijar
tu metamorfosis sudaria en Magdalena Magnética

de vestigio pendiente, en contestador automático
que repite a cadena perpetua

EL INFIERNO ES AUSENCIA



La casa neurótica

Éxtasis de pequeño artefacto
arcano menor / escondido
bajo montículo de omisiones
apiladas en un abrir y cerrar de persianas

La luz ingresó en polvareda
y descubrió restos de civilización gastronómica
de la noche anterior
Una mosca verde era Dios

El mobiliario exhaló entretiempo
cristalizado por el destierro sucesivo de palabras
(Casi) toda forma en adelante
se volvería inasible a la mirada.



De Ego Caos (Inédito)

La lira de Lord Feo

To Old Saint Nick


Te juro por lo que más me imposible, gringa diabla
que no me atreví a probar de nuevo una sola ristra de tu asco
Salvo yacer de nuevo bajo el absoluto chaqueño
— Oh belleza más extraña —

Quise en vano ampararme
en la inmunidad de tu matriz diplomática
hasta el día inexorable en que — ¡Ay, ay ay ay ay! —
te encontré sonriente y furada de amor
por el Cowboy brasiguayo & sus mensajeros del polvo
— Canta o no llores —

Luego vinieron sucesivamente, las sombras, los sombreros
y la serie inacabable de lapsus cunilingües
que extraviarían por siempre tus pecados
en la terra — colorada — de ninguem

And your eyes were full of stars, cielito lindo
You, my dearest night mare



AGUA CERO

A los inigualables ‘Negro Zoombón & The Zoombies in Love’


Encontrarla en un crepúsculo de mediodía
al resguardo de mediasombra deshecha
— Murmurar despacito ‘no más puertas’ —

Bordear los desiertos habituales
de un por-siempre-en-domingo ocaso
— Gritar con los pulmones ‘¡No más puertas!’ —

Volar hacia la vaga promesa de una isla
con los perros de la desgracia pisando nuestros talones
Y jurar por su dios que ‘no más puertas no más puertas no más puertas’
— No más puertas —

Desde entonces, amparados
por el (en)canto monocorde de cazadores de cabezas
celebrar cada mañana la intensidad diapositiva de un cielo azul lindante

Y es esta toda la noción de felicidad que nos cabe
— que no creas es poca —

Aunque en ciertas noches nos llegue débil el estremecimiento de los carnavales
Allí, donde volvemos una y otra vez en sueños
para sumarnos dócilmente a las ruinas multitudinarias de autómatas
que corean fragmentos desordenados de una zoomba antigua
y a mitad olvidada:

‘Ahora que llevamos el último vehículo adentro
ya no dejamos de oír el Gran ruido blanco’

(Apenas audible)
‘La estática de los futuros holocaustos’



De Baby Zoom (Inédito)

MARZO & SANSÓN PARAGUAYO


¿Como es posible
no haberla visto antes
- torciendo pescuezos gallinos -
entre la bulla filistea?

Los mercachifles de mitos
me estamparon en la falta,
una reproducción barata
de sus senos patrios.

Deja vu en negativo
Historia oval
Una tragedia retorna
con envoltura de olvido.

Pero esta vez, no blandiré
quijadas nazionanistas, ni derribaré
sus templos - de iniquidad tropical -
No da el cuero cabelludo, para casi nada.



LETEO

La humedad en los muros, un retrato antepasado,
la biblioteca revisitada
desde el verano por arañas.

Esa radio averiada, la tarde antes del abandono
transmitiendo en cadena - desde el ropero -
el óxido de sus transistores.

A escasos metros, amenaza de asfalto
bajo alumbrado público - garuado de insectos -
y perspectiva de ciudad mediada / por ausencias fugaces.

Algo pasa y es más como el olvido
Ocurre a veces el instante
en que la muerte se torna obsoleta.
+1
0
0
0No comments yet