Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
Arte
  1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Artes visuales
  4. »
  5. Arte

Grandes obras de arte que siguen desaparecidas











Los grandes del arte, cotizados en millones de dólares, muchas veces son víctimas de atracos que nunca regresan. Van Gogh, Rembrandt, Munch o Picasso tienen cuadros que, debido al hurto, han desaparecido por siempre. Nadie sabe dónde encontrarlos, cómo rastrearlos o una pista que los guíe a su paradero. Nunca más, los espectadores podrán mirarlos, de ninguna manera podremos saber en dónde están, si los cuidan con delicadeza, si tal vez están en un bote de basura o colgados en el muro de algún importante jefe de la mafia.


Se cuentan historias a su alrededor, y aquellos que los hurtaron permanecen anónimos, sin ser culpados por su crimen. ¿Qué habrá pasado con ellos? ¿Dónde estarán? Tal vez nunca sepamos su destino pero cuando estuvieron expuestos, significaron la proeza del pintor, un éxito más en su carrera y una línea que tardó horas en saber cómo debía ir para lograr la composición perfecta.


Ahora, sólo los tenemos en imágenes y creemos saber cómo eran. Nos imaginamos las pinceladas, el óleo que se realza en la pintura para darle más vivacidad y energía; pero no hay nada físico, no podemos admirarlos en algún museo, simplemente nos queda el recuerdo.



Estos son algunos cuadros que siguen desaparecidos.



“Francis Bacon” por Lucian Freud



Robada en 1988 y con una recompensa de casi 300 mil marcos, el retrato que Lucian Freud hizo sobre Francis Bacon está desaparecido. Por 25 años no ha habido información sobre su paradero o de los ladrones. Freud diseñó su propio cartel para denunciar el robo de su imagen pero nunca recibió una respuesta. Se cree que fue un estudiante y fanático de Bacon quien la robó.



“La tormenta en el mar de Galilea” por Rembrandt van Rijn



En 1990 desapareció esta obra del maestro de arte flamenco. Se ofrecieron 3.2 millones de libras pero han pasado 20 años y el FBI aún continúa la investigación. Ésta fue una de las pinturas que fueron robadas del museo de Boston Isabella Stewart Gardner, uno de los mayores atracos en Estados Unidos. Existe una recompensa de 5 millones de dólares por algún tipo de información para encontrar la pintura, sólo si ésta se encuentra en buenas condiciones.



“Le Pigeon aux peitis pois” por Pablo Picasso



En 2010 esta pieza fue sustraída del Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, el ladrón la robó y tiró en un depósito que después se convirtió en una pista clave para su búsqueda, por lo que no se sabe si la pieza fue destruida o existe algún dueño afortunado que la haya encontrado en ese lugar. La pintura costó más de 20 millones de libras en una subasta.



“The Just Judges from the Ghent Altarpiece” por Jan Van Eyck



En 1934, esta pieza fue robada del retablo de la catedral de Gante en la ciudad belga de San Bavón. Fue removida con mucho cuidado de uno de los paneles en 1934 y remplazada con una nota “tomada de Alemania por el Tratado de Versalles”. Se pidió una recompensa de un millón de francos belgas pero el obispo de Gante se negó a pagar. Negociaciones posteriores se hicieron a través de cartas pero nunca se pudo recuperar. Cuando el ladrón estaba postrado en su lecho de muerte aseguró que se llevaría el secreto de la localización de la obra hasta su tumba y así fue.



“View of Auvers-sur-Oise” por Paul Cezanne



Desaparecida en el año 2000, mientras el año nuevo llegaba a la ciudad de Oxford. Los criminales se dieron cuenta que en ese momento tenían la oportunidad de entrar al museo de la ciudad de Ashmolean y robar la obra. Aún sigue sin ser localizada y las autoridades ni siquiera han puesto precio para obtener alguna información.



“Retrato de un hombre joven” por Rafael



Un óleo perteneciente al Renacimiento desapareció al final de la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes la hurtaron del Museo Czartoryski de Cracovia en 1939 para decorar la residencia de Hitler en Berlín. Más tarde, el oficial nazi superior Hans Frank la llevó a Polonia y la puso en el Castillo de Wawel. Desde ese momento no ha sido vista, más que en algunos programas de la cultura popular como “Los Simpsons”.



“Natividad con San Francisco y San Lorenzo” por Michelangelo Merisi da Caravaggio



En 1969, la obra de Caravaggio, que se encontraba colgada en el oratorio de San Lorenzo en Palermo, Sicilia, fue removida de su cuadro y más tarde de la iglesia. La mafia local fue la primera sospechosa pero nunca se comprobó nada. Existen muchas teorías sobre su paradero, incluso se rumora que fueron órdenes de un coleccionista privado que la deseaba con anhelo o que las ratas y los cerdos la destruyeron después de que la escondieron en una granja local. Más recientemente, un mercenario de la magia aseguró que esta pieza fue quemada en los 80.



“Congregación saliendo de la iglesia reformada en Nuenen” por Vincent van Gogh



Robada del museo Vincent van Gogh en Ámsterdam, en diciembre de 2002, la recompensa ofrecida por esta pieza fue de 870 mil libras. Dos ladrones entraron al edificio desde el techo y robaron esta pieza y “Vista del mar en Scheveningen” en tan sólo unos minutos. Juntas, las dos pinturas valen unos 25 millones de libras. La policía holandesa detuvo y sentenció a dos hombres un año después pero la pintura continúa desaparecida.



“The Concert” por Johannes Vermeer



Esta pintura también fue víctima del robo al museo Isabella Stewart Gardner en 1990. Valuada en 130 millones de libras, es considerada la obra sustraída más costosa.



“Chez Tortoni” por Édouard Manet



Su fecha de desaparición, como algunas del listado, fue en 1990, en el museo Isabella Stewart Gardner, sin un valor definitivo en el mercado del arte, el retrato de un hombre dibujando en el Café Tortoni, ubicado entonces en París, también se perdió con el gran robo de arte de Estados Unidos.










+1
0
0
0No hay comentarios