Canales populares

Hombre moderno (Poema).

El hombre moderno está agobiado,
exhausto,
atiborrado:

Mirarlo masturbándose en la nada,
delante de la imágen de carteles cenicientos
es sólo el sígno atroz de días que pasan
sin ánima,
ni fuego contundente.

Las frías convulsiones de la guerra,
la soledad maléfica del pobre penitente;
señales de este siglo irreverente
hacia el sabio,
el poeta,
y la lluvia de los álamos abyectos.

La pantalla refleja la gloria;
y el futbolista te escupe en la cara;
como las modelos inalcanzables,
y el dinero repartido hasta los pocos
que mueven su existencia entre costales colmados
de billetes venideros.

0No hay comentarios