Check the new version here

Popular channels

Las pirámides de Egipto

Les dejo, lo que para mi sigue siendo una de las cuestiones mas controvertidas de nuestra historia. ¿Como se construyeron las piramides?









A continuación, un esquema sobre la pirámide:

http://docs.icarito.cl/mm/2006/piramide.swf

Antes de adentrarnos en el tema, les dejo un lindo video sobre la vista de las piramides desde el Google Earth

http://www.youtube.com/v/DhCC9DEsTds.swf

Ahora, un poco de historia: Las Piramides de Egipto

En el 2640 a.C., el faraón de la cuarta dinastía llamado Keops ordenó la erección de una tumba tan alta y majestuosa que ocultara la luz del sol. Cien mil esclavos negros, hebreos y barbariscos fueron utilizados en la obra a lo largo de veinte años.

Fue necesario utilizar dos millones trescientos mil bloques calcáreos de dos toneladas y media de peso cada uno, que fueron colocados uno sobre otro hasta alcanzar los 147 metros de altura.

Durante los veinte años que duraron las obras, Egipto sufrió privaciones y miserias, se impuso el pago de fuertes impuestos y la reducción de las ceremonias religiosas. Incluso se ordenó a los hombres libres ayudar a los esclavos. Muchos esclavos murieron por las fatigas y el trato de los guardianes, y el resto fue sacrificado una vez terminado el trabajo para evitar que los ladrones de tumbas tuvieran más fácil descubrir la entrada a la pirámide. La erosión del viento a lo largo de estos cuatro mil seiscientos años ha reducido su altura en casi diez metros.

Estamos ante la pirámide. Sus dimensiones son impresionantes: 146.59 m de altura, 230 m de ancho. Tras subir un poco por su parte lateral, penetramos en su interior. A la fluctuante luz de las antorchas vamos descubriendo las paredes, perfectamente lisas, como corresponde a la sepultura de una encarnación del dios Ra. Tras depositar el sarcófago en la cámara sepulcral, el corredor será cegado y disimulado, para evitar robos. La pirámide contiene asimismo una falsa cámara sepulcral.

A pesar de todas estas precauciones, son pocas las tumbas egipcias que permanecerán intactas hasta la llegada de los arqueólogos. Los ladrones de tumbas irán saqueando con el paso del tiempo la mayoría de las pirámides y sepulcros. Cuando el arqueólogo Flinders Petrie entre en las tumbas reales de Abydos, unas de las más antiguas de Egipto, sólo podrá encontrar un brazo de la momia de una reina. De las tres grandes pirámides, sólo la más pequeña, la de Micerinos, permanecerá intacta.

Una controversia famosa relacionada con las pirámides es la relación entre el doble de la longitud de su lado y su altura: el número "pi". ¿Porqué tomarían tantas molestias los antiguos egipcios para conseguir que sus construcciones mantuvieran una relación matemática tan precisa? Personalmente prefiero pensar que lo hicieron porque era la forma más segura de conseguir que la inclinación de las pirámides fuera uniforme, y de que éstas serían perfectamente regulares. En efecto, si pensamos que probablemente se servían de ruedas de madera para medir longitudes de forma fácil y exacta, veremos que con una de éstas ruedas, hecha de la misma altura que los bloques de piedra, se comprobaba la inclinación rápidamente: cada nueva hilera de piedras debía medir media vuelta menos. De esta forma sale, automáticamente, la relación de Pi entre el doble del lado y la altura de la pirámide. Suena lógico, ¿verdad? Pero ello no implica necesariamente que los antiguos egipcios conocieran el número Pi; después de todo, éste sale automáticamente debido a que se realizaron las medidas basándose en ruedas.

La más pequeña de las tres pirámides de Gizeh multiplica varias veces el peso de la mayor de las construcciones modernas; y es que los aparejadores de nuestros días se las verían y se las compondrían para enfrentarse con esos enormes bloques de piedra, difíciles de manejar hasta para las más potentes grúas. Cuando pensamos en que los antiguos egipcios carecían de máquinas, que movían las enormes piedras sólo con el esfuerzo físico de cuadrillas de docenas de trabajadores, nos parece un milagro. De hecho, ni siquiera los propios egipcios fueron capaces de superarlo: continuarían construyendo pirámides durante siglos y siglos, sin llegar a igualar el esplendor de las pirámides de Gizeh, que sorprendentemente, fueron de las primeras que se construyeron. Como corolario, citaré dos testimonios célebres: el de Abd-ul-Latif, que dijo "Todas las cosas temen el tiempo, pero el tiempo tiene miedo a las pirámides"; y el de Napoleón, que comandó una expedición a Egipto cuando era Primer Cónsul, y pronunció las conocidas palabras "Desde lo alto de estas pirámides, veinte siglos nos contemplan".

Pero aún nos queda una visita que realizar en la llanura de Gizeh: la de la Esfinge. Esta escultura, que representa a un león con rostro humano (se cree que representa al faraón Khafra; al menos, viste sobre la cabeza el típico klaft, manto que llevaban los faraones) es contemporánea de las pirámides, mide 70 metros de longitud y 20 de altura. Para construirla, aprovecharon un montículo de caliza en la llanura, que labraron y completaron con bloques de piedra. Cuando ya contaba con mil años de edad, el faraón Tuthmosis IV hizo esculpir entre sus patas una escena representando un sueño, en el cual la esfinge le daba el trono en recompensa por haberla salvado de morir sepultada bajo la arena del desierto. Otros mil y pico años más tarde, en la época romana, se excavó un santuario en el seno de la esfinge. Y cuando la esfinge ya superaba los cuatro mil años, estas modificaciones posteriores pasaron a ser destructivas en vez de constructivas: los iconoclastas primero, y los mamelucos después, mutilaron el monumento, dañando sus ojos y arrancándole su nariz. Vemos aquí un primer ejemplo, aunque desgraciadamente no el último, que demuestra que entre las capacidades del hombre se encuentra no sólo el construir maravillas, sino también el destruirlas.

Veamos entonces la teoría cerca de su construcción

NUEVA TEORÍA CONSTRUCTIVA

La construcción hubo de realizarse en dos fases correlativas pero totalmente diferenciadas:
En primer lugar se utilizó el recurso de la rampa o plano inclinado hasta alcanzar la fabrica el nivel correspondiente al primer techo de la Cámara del Rey.
A continuación, la obra proseguía mediante la intervención de un avanzado mecanismo, situado en las cámaras interiores de la propia pirámide (del que a su vez formaban parte) y cuya acción se transmitía al aparato elevador de sillares emplazado sobre gradas formadas por el propio revestimiento de la fachada.

La rampa de construcción

La Rampa de construcción y su prolongación sobre la pirámide.
La rampa destinada al acarreo y ascenso de los sillares, estaría emplazada sobre la fachada sur de la pirámide. Su trayectoria se desviaría unos 10º en sentido suroeste y su eje central debería forzosamente coincidir (en su fase final) con la prolongación de la salida del respiradero que parte de la Cámara del Rey.
La parte superior de la hilada 60, dista de la base de la pirámide 49,774 m.; exactamente 95 Codos de 0,5239 m. Este era el nivel máximo o altura de la rampa por medio de la cual se colocó, además: la hilada 61 completa y partes rogresivamente menores de las hiladas 62-71, siguiendo la prolongación del plano inclinado sobre la terraza en construcción. El terraplén, con una pendiente de una parte por cada 18,53 tendría, en su fase final, una longitud semejante a la que Herodoto asigna a la espléndida calzada que costó diez años de trabajo a todo el pueblo egipcio: 5 estadios, y se apartaría 883,53 m. del pie de la pirámide.
Esto equivale a un desnivel del 5,4 % (inferior incluso al recomendado por Georges Goyon: 5,6%), inclinación muy adecuada para arrastrar las grandes piedras sin sobrepasar las más lejanas canteras de caliza fósil de la propia meseta, situadas al sureste de la pirámide de Micerino.

Posición y trayectoria de la rampa de construcción, de acuerdo con el sistema mecánico de las cámaras, y el conocimiento arqueológico actual de la meseta, segun el estudio de Mark Lehner: "A contextual approach to the Giza pyramids".
Su punto más alejado estaría situado cerca de los llamados Talleres de Quefrén; lugar accesible a través del Valle Principal que separa la Formación de Mokattam de la Formación de Maadi y que constituía la ruta de suministros externos como la piedra caliza procedente de las canteras de Tura y el granito del lejano Asuán, que llegarían en embarcaciones a través del Gran Canal de Menfis (Bahr el-Libeini); antigua ruta fluvial derivada del Nilo, y desembarcados en un puerto común a las tres pirámides, situado en la depresión que se halla al sur de la Gran Esfinge y al este del templo del valle de Micerino [GOYON, 1990, pp.131-137].
A través de esta rampa y su prolongación, subieron también las inmensas piedras de granito que forman los cinco techos planos sobre la Cámara del Rey y las de piedra caliza que, en disposición de gablete, coronan este conjunto arquitrabado. A partir del segundo techo, las vigas eran depositadas en la amplia terraza de la pirámide y alzadas con palancas y cortos planos inclinados o grandes balancines, sobre cada nueva hilada hasta alcanzar el nivel de colocación que les correspondía.
En adelante la rampa se mantendrá invariable hasta la finalización de la obra; pero, su función elevadora, será transferida a un dispositivo emplazado sobre gradas de la pirámide y a la acción de un complejo mecanismo situado en las cámaras interiores del que, a su vez, formaban parte.
Es decir que, lo construido en la primera fase, fue un tronco de pirámide cortado por la prolongación del plano de la propia rampa, de 50,441 m. de altura en la cara sur y 57,562 m. en la fachada norte.

El mecanismo de las cámaras.

La disposición y funcionamiento del sistema que permitía izar las piedrasa partir del plano inclinado o rampa era el siguiente:
Mecanismo de las cámaras.
Los tres grandes bloques de granito que forman la cuña obstructora, encajados en el inicio del Pasaje Ascendente, estaban situados en el extremo superior de la Gran Galería, inmediatamente después del Gran Peldaño, montados sobre altos trineos de madera.
En cuanto soltaban los anclajes que les retenían, los trineos, se precipitaban por la pendiente de la galería accionando una larga cadena de transmisión que, a su vez, producía (por acoplamiento mecánico) un movimiento de giro al rodillo emplazado en el interior de la Cámara del Rey.
El rodillo de la cámara real, engranaba con otro que tenía por misión rebobinar una gruesa cuerda que penetraba por el conducto o respiradero de la cara sur. Esta soga cruzaba el núcleo de mampostería de la pirámide y salía al exterior para unirse al aparato elevador de sillares situado al final de la rampa o zona de llegada de las piedras.
Es decir que, la fuerza de arrastre necesaria para izar los sillares en el exterior, la proporcionaba la fuerza de resbalamiento de los contrapesos al deslizarse a través de la Gran Galería.
La Gran Galería está provista en toda su longitud y en ambas ménsulas, de 27 huecos o muescas, distribuidas de forma que dejan espacios regulares entre sí. La misión de estas cavidades era la de anclar unos postes de madera que, llegando en altura hasta el segundo saliente de la pared, formaban una estructura capaz de resistir el impacto de los trineos contrapeso contra los topes de contención distribuidos a lo largo de una baranda adosada a esta estructura.
Los contrapesos se utilizaban por separado y de forma correlativa. A cada hilada o nivel de construcción, le correspondía una determinada secuencia de topes en la galería.
Para la colocación de las primeras hiladas, a partir de la rampa exterior, se empleó únicamente el primer contrapeso; este iba parando un tope más bajo o lejano a medida que se completaban las terrazas, hasta agotar la longitud de la galería. Cuatro hiladas por encima del nivel de salida del respiradero entraba en funcionamiento, además del primero, el segundo contrapeso; ahora ambos compartían el recorrido necesario. Solamente en la colocación de las últimas hiladas intervenía, junto con los otros dos, el tercer contrapeso.

Relación entre el recorrido de los contrapesos y la altura de la pirámide a partir de la rampa.
El recorrido necesario para llegar al vértice de la pirámide, a partir de la rampa exterior, es exactamente tres veces la longitud útil o disponible para el desplazamiento de cada trineo en el interior de la galería: 40,754 m.El circuito que recorría el mecanismo elevador en el interior de la pirámide, ocupaba todas las cámaras y galerías de la misma; excepto la subterránea. Su extremo más apartado alcanzaba la confluencia del Pasaje Ascendente con el Pasaje Descendente; zona ocupada hoy por la cuña de granito obstructora. En este punto había una rueda dentada que invertía el sentido de la cadena que procedía de la galería.

La cabria reductora
La cadena procedente del Pasaje Ascendente, antes de regresar al engranaje situado sobre el Gran Peldaño para cerrar el circuito, penetraba en el interior de la Cámara de la Reina donde había emplazada una gran cabria o rueda de escalones; mecanismo muy necesario para disponer de un efectivo control en el desplazamiento y parada de los contrapesos. La cabria es parte fundamental en el mecanismo. Su efecto reductor, por acoplamiento de engranajes, proporciona (a cambio de velocidad) una considerable fuerza tanto para ayudar en la fase de retorno de los contrapesos a la zona de partida, como en el control de los mismos durante su descenso dado que, una vez vencido el roce estático, los trineos, experimentarían una aceleración que había de ser controlada a fin de aminorar su impacto contra los topes de la galería. También evitaría los daños que se derivarían de un posible desprendimiento del sillar durante la fase de izado.

Puesto que los tres contrapesos habían de intervenir de forma correlativa pero independiente, era necesario disponer de un mecanismo que accionara el acoplamiento y desacoplamiento de los trineos a la cadena motriz. Las cuerdas de accionado de las mordazas de enganche deberían permanecer siempre en su justa tensión; esta era la importante misión de la Antecámara.

Zona de mantenimiento
La zona de confluencia de los tres pasajes (Gran Galería, Pasaje Ascendente y Corredor de la Cámara de la Reina) estaba provista de dos carriles que unían el piso de la galería con el Pasaje Ascendente; de modo que los trineos pudieran circular sobre ellos hasta topar con la pared norte de la galería. Este diseño permitía a operarios situarse sobre el primer tramo del corredor llano y tener acceso a la parte inferior de los trineos para efectuar el correspondiente mantenimiento de los patines o las reparaciones que fueran necesarias.

Dispositivo exterior
Sistema elevador exterior.
En el exterior, las piedras ascendían montadas sobre patines y suspendidas de un travesaño que se deslizaba sobre dos barandas de madera paralelas que, a modo de rieles, se prolongaban manteniendo una cierta distancia respecto del revestimiento de la fachada. Eran sustentadas por sólidos postes de madera apoyados sobre las gradas formadas por la ausencia de uno de cada tres bloques del recubrimiento de la propia pirámide. Toda la estructura se iba prolongando por módulos a medida que la obra ganaba altura. El extremo motriz se trasladaba, una vez finalizada la terraza o hilada, a la grada superior y, el espacio libre dejado por aquel, se suplementaba con un nuevo tramo de barandas.

Después de descargar la piedra sobre la pirámide, había que sustituirla por algo que tirara de los contrapesos de la galería haciéndolos regresar a su nivel de partida; es decir, junto al Gran Peldaño.
La ascensión de los trineos-contrapeso se conseguía llenando de arena el espacio antes ocupado por la piedra; aunque con un peso superior al de esta.
Dos hileras de obreros situados sobre gradas de madera, a ambos lados de las barandas, formando una doble cadena humana, iban trasladando y ascendiendo pequeños sacos llenos de arena, unidos entre sí por medio de una cuerda. La arena utilizada era siempre la misma. Se descargaba de la plataforma de ascensión, al llegar a la parte inferior, y se la volvía a izar rápidamente tirando de la soga; al tiempo que, otros operarios, procedían a cargar y ascender una nueva piedra. De esta forma, cuando el sillar era depositado en la terraza para su colocación, la arena ya estaba dispuesta para reemplazarlo.

Aproximadamente 1.000.0000 bloques o sillares fueron así colocados. Calculo que la pirámide tendría en total, incluyendo el piramidión, 217 hiladas de mampostería que fueron construidas de la siguiente forma:
Las primeras 61 y parte de la 62 a la 71, mediante el procedimiento de rampa o plano inclinado, emplazado sobre la cara sur. La parte complementaria de las hiladas 62 a 71, más las 146 restantes, por medio del mecanismo de las cámaras interiores.

Niveles de construcción.
El primer contrapeso se encargaría de izar los sillares de 45 hiladas; en otras palabras, completaría la pirámide hasta el nivel superior de la hilada 106. El segundo contrapeso, junto con el primero, colocaría las 52 siguientes y la dejaría truncada en la 158. Por último, intervendría el tercer contrapeso que remataria la pirámide con las 59 hiladas restantes, mucho más pequeñas en su mayoría, a excepción posiblemente de la última o piramidión.
El volumen total de la pirámide era de 2.591.701,6 m³. El volumen de la parte destinada al mecanismo de las cámaras: 650.007,45 m³.

Terraza auxiliar provisional.
Por este sistema de construcción es posible deducir que, el recubrimiento exterior, de la pirámide se colocó al mismo tiempo que el núcleo de mampostería y una hilada por delante de este, a excepción de las cavidades ocupadas por los postes de sustentación de las barandas de ascensión. Esta zona se completó de arriba hacia abajo (tal como los sacerdotes egipcios relataron a Herodoto) al tiempo que iban desmontando todo el armazón del sistema elevador en el exterior.
Las piedras de revestimiento eran arrastradas sobre la terraza en construcción y colocadas formando el reborde perimetral; posteriormente se llenaba el espacio interior con sillares de respaldo y núcleo. Esto permitía trabajar "desde dentro" en la colocación y ajuste milimétrico de las piedras. De otra forma, hubiera sido imposible conseguir acoplarlas con tanta precisión.
No obstante, para la colocación de las últimas hiladas y el piramidión, hubo de construirse una terraza lateral adosada sobre la fachada este, que permitiera operar desde fuera, puesto que la superficie de trabajo se reduce progresivamente a medida que se accede a la cumbre. Es por ello que el conducto del respiradero sur se halla desplazado de la apotema de la pirámide 10 Codos, o 5,3 m., hacia el lado este.
El trabajo empleado en la construcción de la terraza auxiliar era recuperado al final, durante la fase de desmonte de la misma; al utilizar sus propios bloques como lastre en sustitución de la arena que, de otra forma, hubiera sido necesario subir para lograr el regreso de los contrapesos durante la operación de izado del revestimiento correspondiente a esta parte de la pirámide.

Dispositivo de sellado de la pirámide.
Finalizada la obra, apearon los contrapesos de sus trineos y los depositaron sobre el piso de la galería, sujetos y a punto para su deslizamiento.*(Fig. 8)
Desmontaron toda la maquinaria del sistema y la sacaron a través del Pasaje Ascendente.
Desde la Gruta, obstruyeron el conducto inferior del Pozo con la grava y la tierra que, a tal fin, estaba en ella depositada. Esto significa que la ruta de escape de los obreros no fue el conducto del Pozo, sino el Pasaje Ascendente.
Una vez fuera ya de la pirámide y por medio de un sistema de "control remoto", soltaron los tres contrapesos que rápidamente se precipitaron por la pendiente del Pasaje Ascendente hasta quedar retenidos e incrustados en la estrechez que presenta este conducto en su inicio, hecha a propósito.
El camino que da acceso a las cámaras quedó así bloqueado hasta que los hombres de Al-Mamún, en el siglo IX de nuestra era, perforaron la pirámide y excavaron en los sillares contiguos a la cuña obstructora.
El dispositivo de cierre automático que posibilitó:
* Sellar la pirámide desde el exterior sin riesgo de quedar encerrados en su interior.
* Permitir a los operarios cegar el pozo antes de salir.
* Controlar el deslizamiento de los bloques obstructores y evitar la rotura de la zona constreñida del pasaje, fue el siguiente:
A través de ambos respiraderos introdujeron gruesas cuerdas que venían a unirse en la parte delantera del primer bloque obturador. Allí, en la parte frontal, los extremos de las cuerdas se enlazaban por medio de un nudo que tiene la particularidad de deshacerse instantáneamente, por mucho que se hayan tensado los extremos, al quitarle el pasador que lleva incorporado y que a su vez resulta muy fácil de desplazar.

Llenaron de sal la zona donde confluye la Gran Galería con el Corredor de la Cámara de la Reina, formando un terraplén que unía sin presentar discontinuidad, el piso de la galería con el Pasaje Ascendente. A continuación, recubrieron el piso de este pasaje por medio de una fina capa de arena.
Con el mismo producto salino, utilizado para formar el puente en la zona de confluencia, taponaron el extremo constreñido del Pasaje Ascendente.
Acto seguido, abandonaron la pirámide por este lugar y a través del Pasaje Descendente.
Todo estaba a punto para proceder al cierre definitivo de los accesos a las cámaras interiores.
Desde el Pasaje Descendente se tiró de la cuerda que permanecía unida al pasador del nudo. Los bloques se precipitaron por la pendiente de la galería; cruzaron velozmente el puente de sal y penetraron en el Pasaje Ascendente. El tapón de sal se comprimió hasta detener el tren de bloques.
Restaba únicamente disolver la sal para que la cuña obstructora descendiera lentamente en busca de la zona constreñida y poder quedar encastrada en ella sin producir su rotura. Una vez disuelta la sal, la arena, atrapada en la parte inferior de los bloques, facilitaba el deslizamiento de los mismos.
El agua necesaria para conseguir la disolución salina se aportó desde el exterior y a través de los respiraderos de la Cámara del Rey.

Fuentes:
Historia
Como se construyeron
Animación flash

A eso hay que sumarle el esfuerzo personal, pero no hay link para eso! jeje

Espero que lo disfruten y sea de vuestro interes! Salute!
+2
0
0
0No comments yet