Arte

Mentira (Poema).

No es el poeta el hombre alienado,
el loco,
el negador.

Sino el público macabro,
que prefiere la carroña a lo impoluto,
que prefiere el mal al bien,
y al poder sobre el poeta;
y sobre sí mismo;
con la cabeza sobre el pavimento;
soportando el yugo de su bota.

No,
el arte no está en crisis,
más bien el personal de la pedestre burocracia,
más bien la bruma absurda de las miradas turbias;
más bien el cáctus rancio del rating consumado.

Mientras azules soles
regurgitan en el borde de los astros.

Pero dios ha muerto,
de soledades lejanas.