Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Telarañas
telarañas
papeles
papeles
y sellos,
y más telarañas
y humedades en las paredes,
y un aire a rancio,
e imbéciles que cortan los pedazos
de un verso inofensivo
prensado por la magia del estado.

¡Que nada nuevo surja!,
no,
ladrillo con ladrillo
se acompañen
hasta formar el bloque
de uniformes necedades.

El ministro recibe al poetastro;
charlan sobre fútbol o chimentos;
de la burocracia redoblante,
entre sellos afines;
el ministro firma un pacto;
y obsecuente la parodia
hace así su reverencia;
y le da gracias por todo;
con el apretón de manos
se despiden;
justifican presupuestos,
gastos,
cargos,
podredumbres.

Mañana dictarán capacitación poética,
en el salón de fiestas de la casa de cultura,
donde la sintáxis brilla por su ausencia,
y la vil soberbia se apoltrona
desde los sillones del estado.

Ah... ministerio de cultura,
nada más lejano de las artes.