Check the new version here

Popular channels

Monólogo del astro (poema)

Sin cesar refuljo
bajo el dorado influjo

De mis bellos hermanos,
y hermanas solitarias;
de cera son las manos,
de acero sus plegarias.

Explotamos todos al unísono
de un cosmos inclemente,
brotando en el cerebro iridiscente
al fétido suspiro del barítono
rumor de lluvias sempiternas
que guardan en sus ubres ya maternas
las luces de las cosas y los niños,
los hombres con sus míseros cariños.

Embriagado de sombras me descalzo,
en las alturas ferreas yo descanso
mientras en glorias infimas me alzo
brindándome a las horas de lo manso.
0
0
0
0No comments yet