Popular channels

Nadie.

El siguiente, es un texto viejo que escribí a una mujer en tiempos de dolor.

Y en días que pienso que ya todo ha terminado, vuelvo a la misma posición de siempre. Algunos esperaron, otros siguieron adelante. Pero si yo espero, no es a conciencia. Porque quisiera que éste capítulo se cerrara, mas que nada en el mundo. Ya que de otra manera, no podrá ser.
Y no sólo sueño con vos, sino recuerdo cuando soñabas conmigo. Cuando soñabas sospechas, y yo las negaba. Cuando soñabas deseos, y yo no los cumplía.
¿Y cuando soñabas dolor? ¿Dónde estaba yo? En la cama con el Diablo que me tentó.

Pero hay muchas cosas que no sabés.
No conocés la sinceridad de mis palabras cuando te llamaba. No pudiste ver la pureza de mi arrepentimiento. Nunca supiste de las noches que te lloré, callando mis penas con una frasada entre mis dientes. Escuchando la música que te identifica en el agujero de mi alma, donde descansa el cadáver de nuestro pasado.
Mi vida estaba limitada por tu ausencia. Como el día en que me fui sin dar explicaciones, a quien puse en mi camino para reemplazar el fantasma que dejaste.
Como el día en que besé otros labios, con mis ojos cerrados, imaginando que era tu piel la que acariciaba. Nada mas triste que volver a abrir los ojos para recordarme a mí mismo que te fuiste.
¿Y las canciones que te compuse, no las querés escuchar? Todas mis escrituras, mis pasiones volcadas en mis manos.
La imaginación que me permitió ver tu cuerpo desnudo. El cólera del fracaso y la decepción. ¿No sabés que todo lo que hice, la razón por la que vivo, sos vos?
Como un ciervo, tuve siempre la esperanza de que algún día extiendas tu mano. Me contaras la verdad que me rehuso a aceptar que no existe.

Quizás sea otro paso hacia adelante que doy. Quizás esté madurando, creciendo por dentro. Pero quizás haya encontrado a la persona que me curará de mis pecados. Que me salvará. Quizás haya encontrado en ella, una persona nueva, el amor real.

¿Puede ser?
0
0
0
0No comments yet