Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Oh joven amigo
de los bosques encantados.

Fuiste por el árbol más lejano,
más alto en el pino desbordado
de los infinitos de un fruto jamás en tierra hallado;
cual aureola encima de los astros.

¿Quién sostiene el caliz
que dejaste en las palabras?,
¿quién comulga ahora con tus versos?.

Más allá del tedio,
de pálidas tristezas,
te buscan lectores ávidos de duelos,
y de melancólicas unciones.