Check the new version here

Popular channels

Poemas

Tengo lentejuelas de azul maldición
En mis sacrosantas palabras otra vuelta de dramático suicidio.
No quiero revivir lágrimas de fantasmas trasnochados, pero si consiguiera tan solo darlos por muertos, Sería una bailarina renvalsada de pegatina escultural.
La escritora no cree en milagros
Pero se redescubre en cientos de palmas abiertas.
Esas que charlan a oscuras para no verse. Sin embargo; le duelen en gran conmoción.
Cuanto blasfema a sabores desencajados. Le demuestra que aún rota la verdadera nota conclave que rememora fotografías y le hace reaccionar de a pedazos tiene su real notación.
El hábito sacerdotal se queda ya mayúsculo en grandes estaciones como la señorita notable que nunca será pero que extrae algo de fanatismo al decirle: es tarde.
No para cauterizar las solventadas excoriosis pero si de rechinadas pisadas a estas gélidas lagrimas impávidas de fantoche perdón.
¡Entiéndelo! El hemisferio celeste que supo guardarme nueve meses en la cuna me golpea frente al callejón tan solo para violarme de noche lucidada.
Bailarina no es de rechinar colmillos pero le ennoblece la reunión de las mariposas a cortas estancias del soñado poeta que solo, destruido, sin hijos y revestido por páginas entreabiertas conjeturizando dioses en la plautenidad memorial entreabierta se reconoce devota de tan emocional labor.
0No comments yet
      GIF
      New