Check the new version here

Popular channels

Poesía Beatnik: Lawrence Ferlinghetti

Hola.
les dejo algunos poemas de Lawrence ferlinghetti, de su libro Un Coney Island de la mente:




Un Coney Island de la mente



Lawrence Ferlinghetti.

Ediciones Hiperión S.L. ; Madrid, 1981.




1

En las mejores escenas de Goya parece que vemos a las gentes

en el momento exacto en que

consiguieron por primera vez el título de

"sufriente humanidad"

Se retuercen en la página

con un verdadero furor

de adversidad

Amontonados

gimiendo con niños y bayonetas

bajo cielos de cemento

en un paisaje abstracto de árboles volados

estatuas torcidas alas y picos de murciélagos

horcas resbaladizas

cadáveres y carnívoras pollas

y todos los vociferantes monstruos finales

de la

"imaginación del desastre"

son tan malditamente reales

que es como si todavía existiesen de verdad



Y existen



Sólo el paisaje ha cambiado



Todavía están alineados por las carreteras

atormentados por los legionarios

falsos molinos de viento y gallos dementes



es la misma gente

sólo que más lejos de casa

en autopistas de cincuenta carriles

en un continente de hormigón

con blandos y grandes anuncios espaciados

que ilustran imbéciles ilusiones de felicidad



La escena muestra menos carretas

pero más ciudadanos mutilados

en coches pintados

y tienen extrañas matrículas

y motores

que devoran América.







3

El ojo del poeta mirando obscenamente

ve la superficie del redondo mundo

con sus techos borrachos

y oiseaux de madera en tendederos de ropa

y sus machos y hembras de barro

con calientes piernas y pechos como pimpollos de rosa

en camas plegables

y sus àrboles llenos de misterios

y sus paeques domingueros y estatuas mudas

y su Amèrica

con sus pueblos abandonados y vacìas Islas Ellis

y su paisaje surrealista de

estùpidas praderas

suburbiales supermercados

cementerios con calefacciòn de vapor

fiestas silenciosas en cinerama

y protestonas catedrales

un mundo a prueba de besos con plàsticos asientos de retrete tampax y taxis

drogados vaqueros de drugstore y vìrgenes de Las Vegas

marginados indios y cinèfilas matronas

senadores no romanos y no objetores de conciencia

y todos los otros fatales y apuntalados fragmentos

del sueño del inmigrante que se convirtiò en demasiado real

y perdido

entre los que toman el sol






5

En algùn momento de la eternidad

algunos tìos se presentan

y uno de ellos

que se presenta muy retrasado

es una especie de carpintero

de un sitio de mierda

como Galilea

y comienza a vociferar

y afirma que està enterado

de quièn creò el cielo

y la tierra

y que el tipo

que nos colmò de rollos

es su Papà

Y ademàs

añade

Todo està escrito

en una especie de rollos de papiro

que algunos secuaces

dejan esparcidos por algunas partes del Mar Muerto

hace mucho tiempo

y que ni siquiera los encontraràs

en dos mil años o màs

o al menos en

mil novecientos cuarenta y siete años

para ser exactos

y aùn asì

nadie cree en ellos realmente

o en mì

de verdad



Eres cojonudo

le dicen



Y le despachan para el otro barrio



Y le ponen a estirar en el Àrbol para que se enfrìe



Y despuès de esto

todos estàn haciendo siempre modelos

de este Àrbol

con el Colgao

y siempre canturreando Su nombre

y llamàndole a Èl para que baje

y forme parte

de su combo

como si fuese el cabecilla

que tiene que tocar

o si no la cosa no funcionarà



Pero èl no baja

de su Àrbol







Queda colgado allì

en su Àrbol

y parece estar hecho polvo por completo

y muy colocao

y tambièn

segùn un resumen

de las ùltimas noticias del mundo

de las habituales fuentes al parecer no fidedignas

muertìsimo





7

Què podìa decir ella al fantàstico osobromista

y què podìa decir al hermano

y què podìa decir

al tipo con pies futuros

y que podìa decir a la madre

despuès de aquel momento en que acostò lascivamente

entre las flores chupete

en aquella calurosa ribera

donde los helechos se desparramaban en el aire roto

del aliento de su amante

y los pàjaros se volvieron locos

y se tiraron de los àrboles

para catar caliente todavìa sobre el suelo

la derramada semilla del esperma







13

No como Dante

al descubrir una comedia

sobre las vertientes del cielo

Yo pintarìa un Paraíso

distinto

donde la gente estarìa desnuda

como siempre estàn

en escenas asì

porque se supone que es

un retrato de sus almas

pero no habrìa àngeles ansiosos contàndoles

que el cielo es

el retrato perfecto de

una monarquía

y no habrìa fuegos ardiendo

en las bocas infernales de abajo

donde podìa haber caìdo

ni ningún altar en el cielo excepto

las fuentes de la imaginación





16

El castillo de Kafka se yergue sobre el mundo

Como una ùltima bastilla

del Misterio de la Existencia

Sus ciegos accesos nos confunden

empinadas sendas

descienden bruscamente hacia el vacìo

irradian carreteras por el aire

como laberìnticos cables

de una central telefònica

por la que todas las llamadas son

infinitamente incontrolables

Allà arriba

el tiempo es divino

las almas bailan desnudas

juntas

y como remolones

en los lìmites de una feria

miramos insistentemente al inalcanzable

misterio imaginado

pero allà en el otro lado

como la entrada de artistas de un circo

hay una ancha abertura en el muro

por donde hasta los elefantes

entran a bailar





17

Esta vida no es un circo donde

los tìmidos perros amaestrados del amor

observan

mientras el tiempo saca chasqueando

su trucado làtigo

para hacernos correr mostrando nuestras habilidades

No obstante alegres carromatos de gala pasan a la deriva

decorados con hermosìsimas chavalas con mallas de seda

y atendidas por maternales monas

fingidos monjes

cachondas hiawathas

y babuinos montados en domados tigres

con damas dentro

mientras curvas trompetas tocan una mùsica de tiovivo

y pantomìmicos pierrots castan al desastre

con una extraña y triste risa

y ensangrentados gorilas tiran tiernas mozas hacia el cielo

mientras los que bailan el cakewalk y los buscavidas de carnaval

borrachos como cubas

se ponen en poses de cartelera

y se tambalean detràs de todas

las cosas que ruedan

Mientras que dando todavía vueltas a la pista

los deformados camellos de la lujuria van a medio galope

y todos nosotros somos payasos como Emmett Kelly

forjando siempre imaginarias escenas

con todas nuestras màscaras por rostros

hasta comer Ùltimas Cenas

en mesas plegables

y mofàndonos nos santiguamos

haciendo cruces de serrìn



Sin embargo finalmente tragamos

para absolver nuestras almas circenses

las tambièn imaginarias

hostias de la gracia





24

Nos sentamos en cuclillas en la playa del amor

entre mandolinas de Picasso desbordantes de arena

y enterradas zarpas de gato que no reconocen esfinge alguna

y papeles de las meriendas

pinzas de cangrejos muertos

y huellas de estrellas marinas



Nos sentamos en cuclillas en la playa del amor

entre sirenas encalladas

con sus berreantes niños y maridos calvos

y animales caseros de madera

con cucharillas de helado por pies

que no pueden caminar ni amar

excepto para comer



Nos sentamos en cuclillas al borde del amor

y estamos seguros como sòlo los intrusos lo estàn

entre encharcados restos

de mareas de salado sexo

y los dulces riachuelos de semen

y flàccidas pichas enterradas

en la suave carne de la arena



Y aùn reìmos

y aùn corremos

y todavìa nos lanzamos

sobre los barcos del amor

pero es màs profundo

y mucho màs tarde

de lo que pensamos

y todo se hunde

y todas nuestras boyas de amor nos fallan



Y bebemos y nos ahogamos





25

Al ser tirado

el corazòn se da la vuelta

boqueando “Amor”



un imprudente pez que intenta tomar

aliento de la carne del aire



Y allì no hay nadie para escuchar su muerte

entre los arbustos tristes





26

Aquella “fosforescencia sensual

que mi juventud gozaba”

ahora queda casi detràs mìo

como una tierra de sueños

donde un ángel

de cálido dormir

baila como una diva

con extraños velos

a cuyo travès el deseo

mira y llora



Y todavía baila

baila todavía

y todavía viene

hacia mí

con jadeantes senos

y labios secretos

y (ah)

brillantes ojos





Cristo bajò (Mensajes orales)



Cristo bajò

de su Árbol desnudo

este año

y huyò donde

no habìa ningún dorado árbol de Navidad

ni ningún árbol de Navidad con hilos de plata

ni ningún árbol de Navidad de papel de estaño

ni ningún árbol de Navidad de plàstico rosado

ni ningún árbol de Navidad de oro

ni ningún árbol de Navidad negro

ni ningún árbol de Navidad verdeazulado

con velas eléctricas colgadas

y rodeados de trenes eléctricos de hojalata

y listos parientes cursis



Cristo bajò

de su Árbol desnudo

este año

y huyò donde

ningún intrépido vendedor de Biblias

cubría nuestro territorio

con cadillacs de dos colores

y donde ningún nacimiento de los Almacenes Sears

incluyendo al niño de plástico en el pesebre

llegaba por paquete postal

el niño por correo urgente

y donde no había Reyes Magos televisados

alabando el whisky Lord Calvert



Cristo bajò

de su Árbol desnudo

este año

y huyò donde

ningún gordo y desconocido estrechador de manos

con un traje de franela colorado

y una falsa barba blanca

iba por todas partes haciendose pasar

por algún tipo de Santo del Polo norte

cruzando el desierto de Belèn

Pensilvania

en un trineo Volkswagon

arrastrado por traviesos renos de los Adirondack

con nombres alemanes

y llevando sacos de Humildes Regalos

de la sastrería Saks Fith Avenue

para el imaginado niño Jesùs de cada uno





Cristo bajò

de su Árbol desnudo

este año

y huyò donde

ningún cantante de villancicos a lo Bing Crosby

gemía sobre una Navidad achispada

y donde ningún ángel de Radio City

patinaba sobre hielo sin alas

por un invernal país de las maravillas

hacia un cielo de “Dulce Navidad”

diariamente a las 8:30

con matinés para la Misa de Gallo



Cristo bajò

de su Árbol desnudo

este año

y se escabulló hacia

algún útero de una anónima María otra vez

donde en la más oscura noche

de la anónima alma de todos

Él espera de nuevo

una inimaginable

e imposible

Inmaculada Reconcepción

la más loca de todas

las Segundas Venidas





Retratos del Mundo Ido

1

Allí afuera sobre un puerto lleno

de casas sin calafatear

entre chimeneas tipo charley noble

de un tejado enjarciado con tendederos de ropa

una mujer pega velas

en el viento

colgando sus mañaneras sábanas

con pinzas de madera

Oh mamìfero encantador

sus casi desnudas tetas

lanzan rígidas sombras

cuando consigue

colgar por fin el último de sus

tan blanqueados pecados

pero es húmedamente amorosa

y se enrosca a su alrededor

pegándose a su piel

Así sorprendida con los brazos levantados

echa hacia atrás su cabeza

con una muda risa

y con un gesto no elegido

sacude luego su dorado cabello

mientras en los espaciados paisajes marinos inalcanzables

entre las mortajas golpeadas por el viento hasta quedarse blancas

destacan las brillantes banderolas

por los siglos de los siglos





11

El mundo es un hermoso lugar

para nacer

si no te importa que la felicidad

no sea

tan divertida

si no te importa que todo se vaya a freír puñetas

de cuando en cuando

justo cuando todo marchaba bien

porque hasta en el cielo

no se canta

todo el rato



El mundo es un hermoso lugar

para nacer

si no te importa que algunas personas mueran

diariamente

o que quizás sólo padezcan hambre

parte del tiempo

lo cual no es tan malo del todo

si te toca a ti



Oh el mundo es un hermoso lugar

para nacer

si no le das demasiada importancia

a nuestras mentes muertas

en los altos cargos

o a una o dos bombas

de vez en cuando

que caen en vuestras caras mirando hacia el cielo

u otras cuantas cosas impropias

de las que cae presa

nuestra sociedad de Marcas Conocidas

con sus hombres de distinción

y sus hombres de extinción

y sus curas

y otros guardias de tráfico

y sus diversas segregaciones

e investigaciones del Congreso

y otros estreñimientos

de los que es heredera

nuestra imprudente carne



Sí el mundo es el mejor sitio de todos

para muchas de estas cosas como

representar la escena divertida

y representar la escena del amor

y representar la escena triste

y cantar canciones en voz baja y tener inspiraciones

y caminar por todas partes

mirándolo todo

y oler las flores

y dar pellizcos a las estatuas

y hasta pensar

y besar a la gente y

hacer niños y llevar pantalones

y saludar con los sombreros y bailar

e irse a bañar en los ríos

en excursiones

de pleno verano

y generalmente

“pasárselo bomba”





pero justo en medio de todo eso

llega el sonriente

empresario de pompas fúnebres
0No comments yet