Arte

Poesia Vital Inedita - Carlos Solari

POLVO NEGRO INSTAMATIC
Carlos Solari

Ahora, cuando nos patrullás con tu mirada parecemos los limones más
agrios de la frutera, no podés creer que fuimos sus únicos amores.
No te es fácil imaginar a esa hija del rock´n roll en este club
hiriente del centro, entre botellazos.
Pero el invierno fué muy frío para el amor y para los enamorados.
No es fácil imaginarla en este caos infantil, pero el invierno fué
helado para la esperanza, helado desde siempre.
Sí, hay una piba hermosa que nadie besa tirada en la plancha de la morgue.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------



EL DELITO AMERICANO
Carlos Solari

Durante años el Indio fue editando en distintas revistas, (Cerdos &
Peces, Fin de Siglo, Siglo XXI, todas de escasa tirada), una serie de
escritos bajo el título de "El delito Americano"; la intermitente
serie comenzó antes de haberse grabado el primer disco de Los
Redondos, por lo cuál la misma significó para muchos el primer
contacto con su obra.
A continuación tres de estos escritos- que no ven la luz desde su
lejana y limitada edición- como ejemplo de esta otra faceta de la
literatura de Solari.


--------------------------------------------------------------------------------
A) EL DELITO AMERICANO
(Revista Cerdos & Peces, #1, Abril de 1984)

1- Vemos el vinagre que brota del culo y se deposita en una servilleta
pringosa. Miserias a que nos tienen acostumbrados los ojos. Y un
abanico desconsolado de clientes sosteniendo modernos globos de feria.
Pesados, con el triperío lleno. Y chicos contentos de que les cuelgue
y zigzaguee. ¡Qué lujo! Puliéndose la "jeringa" con dos dedos.
Temerosos de la cremallera del pantalón leopardo. Lavándose el
cuerito. Quitándose el olor rancio que dejó la cloaca del camarero. El
del culito de neón encendido, subrayado con una anchoa. El colega
inoxidable que propone caminar pesado. El de los porros y la pistola
de cocaína para romper todo.
El que lía el chocolate sonámbulo y golpea al camarero de estúpida
risa de conejo. Ninfas que esnifan con la barriga inflada como un
calamar.

2- Como un instrumento más de la extravagancia, el palco enfrenta a
una multitud quieta como un grabado.Fantasmas miserables parecidos a
jovencitos, soplan flautas panzonas como pipas de opio. Trombas
jorobadas y columnas de tambores son ejecutadas por niños
emocionalmente quebrados y enfundados en gabanes.


Muñequitas greñosas y castañuelas desesperadas. Caprichos infantiles
ciegos por la droga. Silbidos revueltos, estridentes, de frases
telescópicas arrancados a la agonía del siglo. Guitarras húmedas de
fiebre y delirio alzando el anfiteatro en el aire con estruendos
rabiosos. Música epiléptica, lacerante. Concertantes de mirada feroz.
Payasitos pálidos mirando el espacio íntimo con sus pupilas muertas.
Un drama musical apropiado para este mundo.

3- HOY -"EL SEXO CON LOS MUÑECOS MARCONI"- HOY. -¡Mirá!- gime Nuria
cambiando de postura, cerrando y abriendo espasmódicamente su tapado.
Moviendo las caderas y el bajo vientre como si empujara a un fantasma.
El Padre Marconi la libera de ropas y descubre la bestia entre sus
muslos. Ataca con todos los músculos. Habla en voz baja, con las
pupilas lejanas, aliento ritmado y a la deriva. Se sumerge sin
vacilaciones en la espalda amplia y lechosa de Nuria. Ella busca aire
como una medusa palpitante. Llora en voz alta, se queja en un tono que
comienza a arrancar la medula del Padre Marconi. Las piernas flaquean.
Labios contra labios turbados. La carne dura estalla pegada al vientre
y vuelve a su puesto entre las piernas abiertas. El chupa la pelambre
húmeda con gemidos borrachos. Ella se arquea caliente como una fragua.
Aletea. Ofrece las ancas, las abre con sus dedos y recibe los asaltos
apretando los dientes. Gruñe, se sacude en olas furiosas de placer.
Maúlla partida en dos. Ulula perdida, se marea. Ronronea enloquecida.
Ahora se buscan las bocas y se apoyan en el telón. El la muerde y la
obliga a doblarse obediente, descendiendo la lengua lentamente por los
muslos. Nuria expone su hendidura a los sacudones. Él da órdenes locas
con su sexo en la mano y los párpados movedizos. Ella traga con avidez
el producto de la tensa hipnosis. Lanza un silbido agudo que concluye
en un suspiro. Con esto, se enciende como una lamparita y se desmaya.
Con los últimos proyectiles, el Padre Marconi se derrite y estalla el
aplauso.

4- ¡Desnúdense rápidamente! Ustedes son los únicos donantes (¡Ah-Ah!)
Con ustedes haremos fortunas genéticas. Raza superior y hambre rusa
para todos. Polvos etilistas de plástico irrompible en una caja fuerte
que cría (heladamente) a nuestros muchachitos. Nuestros galguitos que
producirán doscientos millones de espermatozoides diarios.
Precisiones, mediciones, curvas. Bomboncitos ovulares empaquetados en
satén. Piececitos rubios exudando olores profilácticos. Coladas de oro
y secos S.O.S. desde el Banco de Identidades. Luego todo se arreglará
con carmín y coloretes. Carnets de charol para las mamitas que son un
gran bocadillo. ¡Que pantorrilas! ¡Que cotoneos! Atletas que se
agachan y son cogidas in vitro. Las toallas dejan entrever los
primeros fideos de mucosos de gran clase. Preciosos, maliciosos,
negocios.

5- Soy el trifantástico de moderno peinado tecno. Cargado de
matarratas, de veneno frívolo. Mi pelo cambia de acuerdo a la
indiferencia. Vestido de cuerina verde eléctrico, bailo cada noche y
me transformo en un manjar exótico para los perdidos. Uso drogas
rococó que sientan bien a mi belleza marciana. Y peluqueros llorones y
anfetas. Y mucha cadenita malvada para que muerdan los labios
ardientes que besan mi nuez de Adán. Pero nada de mulas freak ni nada
de caspa. Me gusta lo bueno y me cago de romántico. Vivo hoy y cambio
de pellejo como las víboras. Cosméticos astrales me ponen a plomo en
un video narcisista. Me montan en películas futuristas como la
doncella ofrecida a la ciencia ficción. Una lánguida monada bisexual,
llena de marcas, autómata y viciosa. Un americano melancólico y
cansado de sí mismo.
Blindado, teatral e ingenioso.

--------------------------------------------------------------------------------
B) EL DELITO AMERICANO
Un inventario de vibraciones, resonancias y transparencias.
(Revista Cerdos & Peces # 3, junio de 1984)

El camión-tanque crujió y perdió tres gotas que resbalaron y
formaron una sola. Luego, tras la explosión apagada pero pavorosa, se
desmembró en varias sorpresas. Dos mil litros de material coreano se
volcaron graciosamente sobre el paisaje. El público casi aplaude
cuando la cabina del camión arrasó un salón de baile. La cabeza del
conductor pasó de mano en mano para que todos pudieran ver y discutir.
Le quitaron el casco y una rosa mucilaginosa adquirió reputación. En
contra de todas las reglas de los primeros auxilios, un gordo la tomó
en sus manos y le abofeteó. Pero con dos mil litros de material
coreano, a tan servicial señor se le durmió la lengua y perdió casi
toda la materia. Curiosamente, la piel fué lo último que se le
consumió. Los restos más reconocibles fueron un par de brazos cremosos
que parecían decir:
-¡Creo que nos hemos metido en problemas!-


¡Qué modo de ganarnos a vida!(dicho con la admiración con que
observaríamos el paso de una fragata). Somos una pandilla de homicidas
extraños. Un polen irritante. Un susurro que se escucha con claridad.
Así vamos, tambaleando en peligro como tramoyistas borrachos. Además,
somos gente muy ocupada.
¡Qué modo de ganarme la vida!(dicho mientras asisto a un curso de
gesticulación para italianos). Sentado, recuperando el aliento frente
a diagramas florales y una ola de vulgaridad extendida. Un historial
de ocho intentos de suicidio. En términos elegantes, me refiero a que
estoy medio chiflado. Ocho intentos. ¡No siempre se puede ganar!
¡Qué modo de ganarnos la vida!(dicho entre algunas escenas de pánico
que no establecen nuevas marcas). Esta es una guerra aburrida en la
que enterrar un receptor en la arena es toda una anécdota.

Soy otro. Uno que usa el pecado solitario para eyacular en coitos
clitóricos educadores. Y muerdo pezones y consigo jugosos contratos
para mis bolas (¡mis desordenadas bolas cristianas!). Acepto tanto la
bofetada ninfómana que amorata mi manantial de vida como el apetito
que enfurece mis órganos con una cópula carnal revuelta. Me cruzo en
euforia adulterina con descorazonados de genitales olorosos. Hago
mimos en el conducto roto de mi amante mesalínica (adquiero prótesis
que me ayudan a querer más de lo normal) y abuso de la sangre con
sevicia, en la plena efervescencia mojigata de mis erecciones
endurecidas como concreto.¡Como de todos los frutos locos!

El último paso del delito es conocer dichos campesinos. Nada de
vulgaridad, todo bajo la protección de la bóveda craneana. No una
cualquiera sino una con campo vivo que trabaja para el gobierno.
Permutaciones anagramáticas, sinopsis fílmicas en la mente, protegidas
con sabiduría popular y aspecto de místico armenio.
Y un paso más todavía...luces de taxi-metedrina que hinchan la cara y
el pulso late y gruñe como un demonio angustiado. Miligramo tras
miligramo. Una escupida en el ojo de la experiencia. El organismo
descontrolado, la cara demudada en una oleada de aflicción.
Librium-trago largo más taxi-metedrina. Luces en la fibra que prepara
otro pico. Miligramo tras miligramo, una gran piara de cerdos
asaltando la vena de coloración azulada, mientras los tendones
suplican y silban como cables. El instante sobrecogedor, merecido y
luego la flatulencia acostumbrada avisando el colapso cardíaco.
Arterias temblando. Parada en seco. El coma en taxi. La buena vida sin
gestos lentos, con el pulso brusco expulsando la piedad gradualmente,
respirando mientras se tejen fantasías con la vena y se desenrosca
toda la cólera posible al masturbarse con el émbolo. Estirar el
momento amenazadoramente. Reir con ternura poniéndose colorado y
llegar al berrido de novillo y al vómito borbotón. Estremecido,
desorbitado, macho descarnado de huesos blandos. Electricidad,
paroxismo y sangre bailarina chorreando por el codo. Un escaso minuto
hijo de puta. Unos pocos goteos de acero fundido, bajos las luces que
ahora huyen de la habitación.

La prensa tiene mucho que decir después del anuncio de los seguidores
de Jesús. He aquí algo de ello:
-El quiosco chino se caracteriza por su mercadería arremolinada. Nada
de sentimentalismos ingenuos. Nada de evangelistas callejeros y
entusiasmos juveniles. Nadie puede ya ponerse al frente de los jóvenes
ni reclutarlos.-
Nos gustaría que la realidad fuera otra, pero la verdad dice así:
-Desfilan millones en un despertar pragmático. De escuela en escuela,
para que otros escuchen su llamado.- "Siete millones de jóvenes fueron
a pié por el país para asegurar que el mundo va a seguir siendo
peligroso, con una proclama que juzga al futuro empleando las visiones
de los tristemente célebres tres tigres. Desde el punto de vista
práctico, Jesús ama a los más hábiles de entre sus tigres. Al que pasa
su Caja de la India e inunda de píldoras las mesas de negociaciones. Y
ama también a los obreros paquidermos que aseguran el éxito de la
neo-conciencia."-
El cuadro concluye con los jóvenes de ojos oblicuos cabalgando sobre
esta monstruosidad y obsequiando las claves a un reverendo educado en
California. Un desconocido que oficia con una imponente Caja de la
India repleta de pirámides lisérgicas y anuncia el número más
sensacional, el bautismo en masa de los jóvenes negociadores del
quiosco chino. ¡AMÉN!.

Pegar primero, hace más jugoso los negocios. Isaac el loco hierve en
la noche mexicana. Hierve con naturalidad. Dos manzanas unidas por el
cabo compran cualquier culo, mis mariachis. Dos manzanas siamesas
pagan una invasión. Paquita va a ser "hormigueada", es lo que dije, y
la muchacha ya está en la gloria. Tiene nombre y apellido en el cielo.
Y nada de documentos gringos. Ni fotografías con cara de luna india.
Todo debe resumirse a los aullidos en la valla electrificada. Una
muestra del viejo Méjico ha protestado a los gringos usando una puta
cara de luna. La rutilante espía de corta vida. Esto no va a ser el
paraíso ahora. Los mismos negocios gringos de pegar primero, etc y
cruzar el Río Grande lo antes posible, etc,, etc y ponerse unos piojos
negros en los sobacos para que los documentos sean falsos y contar con
la tristeza que brota del mundo, rasgando la guitarra latina. El
folklore gángster de la boca quebrada y la buena vida entre labios
caprichosos que cantan "La Cucaracha".

Danzamos como monos embusteros. Monos mentirosos que tragan golosinas
que son un fraude. Pastelitos de ficción vuelven como nieve. Masitas y
macacos de ficción. Cremas ricas para el particular encanto de los
monos que hablan. Caramelo engañoso temerariamente entrelazado. Simios
reposteros creando supersticiones delicadas y refinadas.

Quiero conocer las presuntuosas fantasías del mundo. Pasearme entre
las sepulturas de todas las teorías y entender los melosos oradores
que afirman que la Tierra ha vuelto a ser el centro del Universo.
Caminaré sin cuidado. De cualquier manera solo los fuertes sobreviven.
Es de esperar que mis pequeños peces tropicales queden fuera de esta
ley trágica. Algunos están enfermos, con hongos en la boca y de sus
colores solo queda una bata vieja. Peces preciosos con ictiotirosis.
Las aletas poco rectas y la cola floja. Manchitas blancas
concluyentes. Un rápido inventario. Lívidos, electricidad consumida en
formar un conjunto heterogéneo entre colores brillantes y cuerpos
fríos y rígidos que casi flotan por sus bordes hinchados. Sobrevivir
en el Centro del Universo va a ser una cosa dura. Si al menos siguiera
siendo un asunto ético...

Todo parece accidental. Los hechos son aceptados con la frigidez de
una concertista de cello. La destrucción del Archivo Vaticano de
"Cortile della Pigna", el asesinato de famosos baladistas cuyas
piernas aparecen surcadas por cordones azulados de franco relieve.
Hemos asistido a la última piedra de la Esfinge y a la última tortura
y emprendido una cacería genética. La parte más inconveniente es que
cuando uno encuentra al animal, éste lo mata a uno.

Tengo tiempo de preparar mi lengua para hablar? ¿El tiempo al menos
que una calavera tarda en llenarse de tierra? El informe medico dice
que fui afectado por el gas. Yo digo que es mi seguro contra la
nostalgia que se completa con una ducha fría y saludable. Soy un
chasco, un platelminto groggie insobornable como la concentración de
un reaccionario.

Toda esta escoria de mala fe, astuta y fraudulenta, dice ser el
ejército del destino. Y pone las manos en el menú tiernamente.
Reuniendo las piezas con talento. Infantes resecos. Trabajo para el
drama negro previsto en el palpitar del planeta. Soldados cuyas
mochilas son cuevas de víboras. Bolsillos hirvientes de debilidades y
de crueldad para juzgar el firmamento. La tropa no se reduce a esto.
Hay muchas otras sorpresas. Vaginas envueltas en kaftans, dormidas con
una daga entre las tetas. Caprichosas, agudas. Mirando las estrellas
con fiebre labial. Oliendo sándalo mientras conversan con sus
vocesitas resentidas. Petalos-tic-tac-molestias en los
ojos-tic-tac-tacjubileo-tictac-flores chismosas-hedor- tic amor tac
hedor tic amor tac!

--------------------------------------------------------------------------------
C) EL DELITO AMERICANO
(Resonancias, vibraciones, transparencias...)
(Revista Fin de Siglo, # 8, Febrero de 1988)

La pobrecita del Paraíso, la manzana de corazón mordido, gira en
silencio acercándose al núcleo del remolino. Va a perderse ahogándose
en esa negra abertura. ¡Pobre manzanita civilizada! Hay Carnaval en el
Máximo Cielo y allí va hacia el abismo la ingenua fruta, cargando los
secretos del suicidio en la huronera de Occidente.

No hemos salido del bosque aún y ya estamos dando gracias. Caminamos
agotados mirando el zig-zag luminoso de los proyectiles en el cielo.
Las cejas cargadas de espuma vegetal, el olor de la tierra en un vapor
metálico penetra en las narices y nuestra musculatura se moja en un
jarabe pálido de hierbas podridas. Linternas poderosas barren el valle
buscándonos. Nos detenemos a mirar las llamaradas que azotan el
horizonte. El regreso de la patrulla, una y otra vez...

El estratega traza el mapa con buen ritmo. En su video se cortan
paralelos y meridianos. Contempla la telaraña en que han caído sus
hombres. Los imagina con el agua a la cintura o en las colinas
atenazadas por el enemigo, volando en explosiones coloridas y cayendo
pedazo a pedazo. Y ve también a los que esperan para explotar
maldiciendo su nombre en el incómodo inflable de la enfermería de
campaña. Escucha a sus hombres, sordos por el estruendo, diciendo sus
oraciones cuando un globo de calor los interrumpe para cortarles un
nervio.

Los técnicos redujeron la gira de la burbuja de gas en el frente. El
"material coreano" recorrió los equipos protectores de potasio yodado.
Nuestra tropa se ha vuelto cruel. No voy a entrar en detalles. Durante
la tregua nocturna, el primer teniente me contó que su bisabuelo fue
fusilado aquí en Dublin, en una plaza. Me soltó también que la idea
toda del ataque es tan descabellada que solo un borracho destruido
como él pudo estar de acuerdo en arriesgar a sus hombres. Todo
mientras subía al coche de la Agencia Gubernamental y patria
custodiado por una tanqueta cerebrada japonesa. Lo veía alejarse por
el camino que corre entre las dunas cuando la altura se ilumino. Un
pequeño gesto enemigo bajo el cielo. Como un rayo cayo sobre el grupo.
Los vehículos estallaron como uvas y un velo denso y amarillo nos
separo por un momento. Luego, nada en absoluto, ninguna señal...

El cielo se ha transformado en un papel metálico donde las voces se
mezclan en ordenes y gritos sordos. Los camiones se alinean en los
muelles. Puntos de acetileno cegadores acompañan el sonido de las
sirenas y las maldiciones de los oficiales. Los radioespejos vibran
luminosos y los infantes inundan los hangares acomodándose como
mercancía. La casa rodante del comando es lo único inmóvil.
Pintarrajeada y silenciosa entre todo el hormigueo. Adentro el tiempo
se ha rasgado para el joven comandante y un temor desconocido brilla
como una navaja en su cerebro. Sus pómulos están duros como tablas. Se
pone de rodillas lentamente y se aflojan los correajes. Se quita el
traje frío arrastrando la respiración. Un minuto más... los párpados
apenas se resisten. Ya no duele cuando estallan sus músculos
abdominales y se muere hirviendo. Por la ventana llegan los gritos de
sus hombres, aprestándose, excitando sus perros de combate. Picándolos
con palos para que aúllen sin cesar.

(En eterna construcción, según palabras del Indio)


----------------------------------------------------------------------------------------------------------

EL ROCK NO ES IDEOLOGÍA
Carlos Solari

Lo que es difícil de entender es que gente que se ha nutrido de
información totalmente contestataria y enfrentada con el sistema vaya
hoy a pedir la bendición del sistema. Esa es una actitud que ahora
suele verse entre los músicos, la de ir a pedir la aceptación, la de
ir a buscar la recompensa. Hay circuitos que son inconmovibles y no
hay que recurrir a ellos.
Lo mismo sucede con esa especie de defensa desesperada del "rock
nacional". Tal cosa no existe. La cultura del rock es universalista y
no localista, porque habla de cosas que le pasan a la especie. En el
rock existía una voracidad cultural y se incorporaban filosofías o
búsquedas de todas partes del mundo, incluyendo Oriente. Además el
rock nunca fué música de nativos sino de inmigrantes. Nace con los
negros en EE.UU. Hablar de rock nacional es casi un disparate.
Tenemos que diferenciar bien aquello del rock contestatario ( por
dónde se desplazaba una serie de informaciones que el sistema tenía
encubiertas o negadas) del rock "business" que tiene más que ver con
las decisiones personales o jubilaciones personales de algunos músicos
pero que no pueden involucrar al rock en su totalidad. El que conoce
la diferencia va a preferir vivir más mraginado y no vender bocaditos
Cabsha.
Existe una especie de tacto existencial que te permite registrar la
verdad o falsedad de las cosas, no es algo intelectual, es más bien
intuitivo. Ese tacto registra una impresión muy desagradable cuándo
alguien pregunta cómo anduvo el recital y te contestan:
-"Muy bien, metieron 2000 personas".-
No contestan que fué un magnífico recital, que hubo mucha emoción, fué
una fiesta. Contestar con cantidad de personas parece como contar
dinero.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

EL CABALLO DE LA EVOLUCIÓN

Normalmente las formas humanas están rigidizadas, acorazadas. Al calor
de las emociones se pueden poner nuevamente plásticas y son posibles
de remodelar. Los encuentros de rock tienden a producir ese calor
emocional, pero esto es azaroso. Nosotros estamos sucriptos a ese
espíritu del rock, pero no adherimos a ningún tipo de ideología. Ese
espíritu surgido en tres generaciones de seres humanos manifiesta un
descontento hacia la cultura, hacia las ciudades en que se vive, a las
costumbres, y la música fué la expresión de ese descontento. Ese
espíritu no se puede traducir en ningún dogma ni se puede incorporar
con ninguna ideología, que tienden a justificar los medios para
alcanzar los fines y que funciona hacia un "después". Para nosotros
cada medio es un fin en sí mismo y el tiempo es siempre "ahora". Se
termina confiando más que en las ideas, en esa necesidad de relación
que hay en las células, en los nervios.
Uno trata de subirse al caballo de la evolución y trata de salir a dar
unas vueltas. Pero luego no dictamina cómo tiene que ser el paso del
caballo, que el trote debe ser al estilo holandés del siglo XV, ni
obliga a los demás caballos a marchar con ese paso. Nosotros no somos
un grupo de protesta, porque el músico de protesta necesita de los
medios de comunicación para que su mensaje se conozca y resulta que
esos medios están sustentados en el mismo sistema que se combate. A
los medios les interesan los fenómenos que crecen dramáticamente o que
se derrumban dramáticamente: el sistema tiene planes para cada
persona, para cada cosa, para cada pensamiento. No le pide permiso a
las cosas, las relaciona. Deja que el grabador copule con la caja de
fósforos y de esa manera se genera una realidad avasallante en la cual
el individuo se experimenta como perdido en un mundo laberíntico.
No es de extrañar entonces, que un joven reaccione violentamente en un
recital de rock (si además, los medios de comunicación le informan que
ése es el ámbito de la violencia), porque está reaccionando contra
toda esa asfixia, toda esa coraza, toda esa mierda con la que hay que
vivir todos los días.
Ni siquiera es ideología esto que estamos diciendo, porque no sabemos
si mañana estaremos de acuerdo con lo que dijimos hoy.
Hablamos y afirmamos, como preguntando, para ver si en alguna parte se
responden estas preguntas afirmando nuevos interrogantes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

LEYES TÓXICAS
Carlos Solari

- La primera ley para la angustia tóxica dice que: si no podés admitir
la realidad, por lo menos debés intentar montarte un sueño decente.

El diputado cruza la línea de la cordura legal y apasiona a la prensa
un par de semanas. Un tipo mentolado de saco espigado.
Se llama como se llama (no importa).
El diputado piensa que ciertas cosas sólo pasan en el cine. Nada como
un buen crimen en el Hotel Luxor para darle realce a su vanidad. Tarde
o temprano la película termina.

- La droga siempre es la droga; son las personas las que varían entre
sí. Esta segunda ley se proclama en una canción sanguinaria.

El diputado elige unos bellos palmitos. Las piernas más bonitas del
mundo. Las más lindas que ha visto. La contemplación de la belleza le
lleva a la calma. Pero la belleza no abunda ni dura. La tipa es una
modelo bastante vulgar. Sonríe desde la tapa de una caja de alimentos
para perros y se rompe el corazón con "El crucero del Amor" mientras
traga unas pocas moneditas. Aceptaría dinero del propio diablo. Esta
vez la víctima no adopta la máscara de la virtud. Sólo se pregunta:
¿Cómo actúan las tipas felices? ¿Cómo se comportan?
Tipas felices, personas blandas y paredes blancas. Blancas como la
leche, como las rayas finas. Sucias como la leche sucia. Drogas duras,
como la violencia lasciva y el puto amor que da tanto miedo. Nariz
dilatada y labios entreabiertos, implorando no estallar cuando se
cruzan los pensamientos cargados de espectros que se rebelan.

-Determinadas alteraciones químicas que se dan en el cerebro estimulan
ciertas reacciones que se vinculan con la supervivencia del individuo.

La cocaína del diputado le estimula las zonas cerebrales más
poderosas, las más vigorizantes. Con la bragueta hinchada por la
excitación, conduce el taladro una y otra vez, hacia los muslos de su
preferida. la martiriza. Empuja con la mecha ensangrentada unos ojos
desorbitados de cordero de frigorífico. Atraviesa toda resistencia y
comienza a hurgar con la herramienta. ¿No se puede ir más lejos? se
pregunta. Cambia por una hoja curva y comienza a pelar a la modelo con
suaves movimientos. Ahora la piba, es una formidable masa de carne
roja que se bambolea sobre un sillón. Está horrible. Con su estúpida
sonrisa frotada por el aplicado esmeril del diputado, entrega con
brusquedad sus regiones más blandas (¡que el cielo la ampare!). Los
huesos parecen de cera.
Después de una hora de batalla, el diputado yace jadeante. La muchacha
está dispersa y en total exhibición. Cubierta aquí y allá por pequeñas
cascadas de semen. Todavía exuda. Todavía algunos de sus líquidos se
mueven. Nuestro matador abandona. De su boca brota un diluvio de
vómitos que cubren los rostros, emulsiona con la sangre y termina
anegándolo todo.
Ahora el pobrecito duerme mordisqueando un dedo y sueña que está
totalmente adentro de una de las chicas del Hotel Luxor que le ama
locamente.

(Para las chicas del Hotel Luxor, que tienen el culo dulce como la miel)


--------------------------------------------------------------------------------------



EL BESO DE PANRAYADO
Carlos Solari


Allí estás, querido Panrayado, con las papelas de la cana. Todo
encima, con cara de liebre muerta. Midiendo la calidad de tu revolver.
Amenazando al cajero. Tartamudeando sin poder decirle que debe hacer.
La nuca del "vigi" le justifica el sueldo, ¿qué tal un cohetazo en el
culo?. Los clientes están con la cara pegada al suelo y Panrayado los
atiende con el corazón hecho una piedra mientras escucha risas en el
taller del diablo.
Panrayado, el chico de los astilleros, está por vengar sus sueños.
Bailar como un pato mareado en una merienda de lobos. Bailar con un
hueco en el lugar del corazón. Con la angustia más primitiva.
Zumban las primeras moscas. Una voz de megáfono grita que estás
perdido. Ese pelituco picotibio, puto como un sol, es el secretario
del juzgado. Tiene la piel tostada y es muy joven. ¿Un último pico
para la relamida? ¿Podrás negociar con rehenes recién chutado?
El pelituco te mira las marcas en los brazos mientras su mambo te
aprieta con severidad. Hace un discurso exhibicionista en el que
baraja los minutos:

- Pibe... la manteca ya no está en los bancos.-

Y sigue haciendo tiempo y te relame con palabras y sobre todo te
promete que va a soplar la brasa ahí afuera para que no te apaguen los
federicos.
Panrayado baja el "seisluces" (un "perro" viejo y con el número mal
limado). Imposible mayor desnudez. Mientras tanto la calle es una
bolsa de ratas.
- A un perro se lo cura como se cura a un perro- dice el himno de
Tangópolis. Robar la vida es el robo final. Unos guiños traidores te
anuncian que la bella señora te espera en un baldío.
Te espera con el beso de Panrayado. El beso de todos nosotros.



--------------------------------------------------------------------------------------------

Texto del Indio Solari que forma parte de una columna fija que
tenía (allá por los '80)en la revista alternativa "Cerdos & Peces".-

Mis rayos X. La de las indecentes burbujitas de saliva y los ojos
helados por el orgullo. Todo un puto desbarajuste montado en un torax
radiante. Una rana rubia de vientre danzarin y un culo de los años
cincuenta que se lleva bien con mi sofá. En un momento parece
borracha, muerta y despatarrada con la blusa abierta. Luego, en un
instante, le come a uno. Va con anfetaminas y cosas finas y mucha
cerveza en la cocina. Sin embargo, sus tetas siempre están tibias.

Con lo que está dicho el amor...

En cambio "la capitana" es mierda pura. Sus riñones están hechos puré
y es una cobarde. Tiene miedo de morir como una perra en la calle.
Cuando no mea sangre puede hasta ser una tipa divertida (esto cada vez
es menos frecuente). Sabe herir los sentimientos. Cree que solamente
por eso le gusta a la gente.

Con lo que está dicho el amor...

Tenemos por último a "la cieguita de la Stratocaster", una violera que
dilea y es el "cuco" de los taxis. Lleva los pedales en una bolsa de
supermercado (en el fondo le da un poco de vergüenza). No es de gastar
saliva y parece inofensiva pero toca con manos de mala y jala de lo
peor. Una sola vez tiró unos tiros y nunca habló de los detalles. La
"cieguita" es una mina bastante hostil pero es el pedazo de carnada
que yo estaba esperando. Un artículo de mi gusto. Una flaca seca de
piragua pero facil de empalar. Tiene la bocha en un Sony y le gusta
fanfarronear del palo. Con solo llorarle un poco da de la mejor
calidad y afloja el blindaje cuando logra diversión. Eso si, no le
vuelvas con el mismo cuento. Es bueno cambiar los trucos, morder en
otro lugar.

Con lo que está dicho el amor...

Tengo miedo de morir de sed lejos de mi linda fugitiva. Sin esa
estúpida estoy perdido. Esa judía magnética de corazón ligero, que se
metió en mi cuerpo como cuchillo mientras reía en la oscuridad. Ni el
diablo puede mejorar mi amor.

Con lo que está dicho todo.-


-------------------------------------------------------------------------------------------------

EL MONSTRUO DE PANAMÁ
Carlos Solari



Su nombre clave es El Monstruo de Panamá. Es el verdadero comepecados
de la Agencia. Se presenta como una carta interesante para los jóvenes
agentes que se rebelan contra la autoridad. El monstruo de Panamá sabe
de los crímenes que existen solamente para cierta calidad humana. La
calidad humana de los Servicios de Seguridad disfruta del más alto
cociente de secreto permitido en las naciones.
El Monstruo, alcahuete que aviva a los suscriptores de la Agencia:
- La autoridad miente. La autoridad opera en tu cerebro.-
Opera mintiendo en los labios de los funcionarios en todos los
sobornos. Te mienten los directores de las agencias de noticias y de
las agencias de publicidad. Todos los días las pequeñas mentiras
institucionales en las ondas de T.V. y en los periódicos devoran
nuestro estado de ánimo.
Así las cosas, estoy bebiendo con moderación. Durante días no he
recibido ninguna señal de extinción y he logrado poner algunos
kilómetros entre los negocios gubernamentales y el refrigerador de mi
oficina privada.
La extinción me ha llevado lejos. Antes de la aparición del puto
monstruo jugaba al tenis en el Casino al mediodía, mientras mi
sensatez bajaba en picada y mi reputación decaía. Pero el muy bocón
puso la boca en el trombón y filtró por los altavoces:
- Para quienes no pueden sentir la vida, la muerte no es una tragedia.-
Los líderes hablan de tu muerte sin remordimientos. Yo lo escuchaba
mirando sus ojitos de pequinés mientras me zampaba una lata de atún
frío y un vaso de vodka con agua tónica. Lo escuchaba mientras me
adormecía y aceptaba el ensueño sin vacilar. Visiones de blindados que
estallaban como uvas (como dijo luego el mayor general, era sin dudas
el chispear del agua tónica). Yo lo escuchaba mientras pasaban
camiones y las horas se incendiaban (parece mentira que una simple
lata de gaseosa, colocada en el justo lugar...). Los altavoces emiten
la conferencia de los observadores y ... ¡el Monstruo en los
altavoces! con gritos catedrales:
- Cuando una información es "estrictamente confidencial" esto
significa "su revelación disminuirá nuestro poder".-
Arroyo de agua tónica. Un corto trozo de alambre marca el reloj en la
lata. Con mi navaja abrí el agujero en la caja ordenadora. Así de
fácil. El fuego acometió y los blindados saltaron por los aires. Los
depósitos fueron explotando en muecas horrísonas que escupían
metralla. El personal procuraba escapar con esa sonrisa desdichada que
queda en el rostro cuando se han quemado las cejas y las pestañas.
Todo el sector quedó a oscuras y la escena era alumbrada por el fuego
y los cortocircuitos.
Un tango con Páez Montra, editor del programa de noticias de la
Agencia y durante la cena jugamos con las imágenes registradas en
video. El hombre me hizo ver lo mucho que estaba yo bebiendo. Lo hizo
en el mismo instante en que la cámara se detenía en un gran pozo
humeante congestionado de carne para contrapicar, luego, en las luces
intermitentes y en los infantes limpiando el área. Esos jóvenes
guardias con sus chaquetas anaranjadas de sinietro, haciendo un
trabajo asqueroso en medio de mis bromas. Son muy jóvenes, no han
visto nunca nada semejante. Un helicóptero sobrevuela. Páez insiste en
los detalles, no le hago ningún caso, hipnotizado por lo que veo...¡el
Monstruo vivito y coleando!:
- Para destruir el objetivo político de la nueva cultura es que la
difusión del poder, la revolución será televisada.-
Las pericias comenzaron antes de que se apagaran los fuegos. Me
acerqué al cordón protector convencido de que mi embriaguez sería
aceptada con mi jerarquía, y así fué que tuve a la vista mi talento.
El helicóptero despegó haciendo volar una mortaja de plástico negro
por sobre las ambulancias estacionadas. Integrantes célebres de la
Agencia se acercaron en un Buick Le Sabre, atravesaron sin
declaraciones la valla de la prensa. Arrastrada poer el viento, la
mortaja volvió a cruzar la carretera unos seis metros delante de mí
para aterrizar en un matorral todavía encendida y consumirse. Y allí
estaba yo,un figurón borracho por el éxito, apretándose un granito.
Sintiendo con resignación como la aventura penetraba poco a poco en mi
cerebro. Comenzaron a dolerme los pies. Miré hacia el coche, Páez ya
no estaba... Subí a una colina para redondear desde allí la escena.
Al caer la noche me eché sobre la hierba mirando las estrellas. Ahora
estaba en conocimiento de los crímenes que existen solamente para
cierta calidad humana. Ahora soy un monstruo. Estoy tumbado bajo el
cielo estrellado con la misma impecable actitud con que detuve la bala
con la cabeza. Nunca fui golpeado tan duro por nada en la vida. La
carne está casi lista cuando la conciencia suma:
- Los amateurs se hacen pegar, los profesionales no, pero se pueden
ahogar con un hueso de pollo. Además me duelen los pies. Una de esas
tonterías que nos requieren en el momento de la muerte. Una fracción
de segundo antes de desorbitar los ojos...

-------------------------------------------------------------------------------------

NUEVA ROMA
Carlos Solari



Toda civilización elige una "fidelidad". Esta ha elegido a Nueva Roma.
Va a ser más fácil así. Además, ¿estás preparado para otra cosa?.
Nueva Roma sabe que la comunidad televisiva se ve atrapada por la
desesperación cuándo ésta es incompleta. Cuando aún conserva una
mínima porción de esperanza ilusoria. Nueva Roma atrapa esa
desesperación en redes conceptuales cada vez más grandes.


A través de Nueva Roma conocerás la ciencia de la bella gente (cosa
más que curiosa). Los hologramas de los chicos de oro, con sus orgías
robotizadas. Escenas que roban su tiempo de la eternidad. Chinas
chatas de ojos azules, negros funestos, judías carnales. Ricos
puritanos imperiales de cabeza cuadrada y los infaltables germanos
feroces con las pupilas encendidas.
Nueva Roma tiene la imagen del futuro. Un estado de ánimo fragante se
eleva desde sus medios. Es la nueva conciencia temporal para tus
nervios.


Nueva Roma te ofrece una confortable vida de simulaciones, invariables
por toda una tecno-eternidad. ¡Bienvenidos, entonces, a los telejuegos
chamánicos! Nuestro servicio personalizado bajo lámparas que vuelven
estéticos los tumores de piel. Con la puesta en cámaras del
distorsionador del destino de los telespectadores y el Bingo Final que
nos resta por tres minutos el ordenador Vega para cometer actos
arbitrarios a escala mundial y obtener al fin de cada jornada
televisiva un descansado sueño blanco. Un bien merecido sueño de
pescado.
¡Buenas Noches Comunidad!
Brzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz...

---------------------------------------------------------------------------------------------------

BANG!¡BANG!¡ESTÁS LIQUIDADO!
Carlos Solari



Hablemos de monstruos una vez más. Según se lee en los diarios, el
Monstruo de la Isla Maciel se está comiendo una familia aquí, otra
allá (ojalá no tenga nada en tu contra). Esta vedette no es de esas
bestias que aparecen en las grandes películas. Tampoco pertenece a la
jauría plástica de Taiwán. Es feo, feo y muy distinto. Es un monstruo
que ha ganado con los años.

Hoy me siento un buen chico y por eso me arriesgo a prevenirte.
¿Cuánto falta para que tu calle se haga salvaje? Me esfuerzo en
hacerte ver a nuestro devorador masticando sus dietas exóticas o
ajustando el velcro de sus zapatillas que fueron de un bacán del
pabellón octavo (juraría que es un trozo de publicidad). Deberá
preocuparte ese bicho pseudomona que no cree en la justicia. Ese al
que se le hace imposible creer en tipos a los que se les paga para que
sean honestos.

El monstruo de la isla, repito, es muy distinto. Tiene la piel llena
de mordeduras negras y frecuenta las librerías del "Pastor
Maravilloso" confirmando leyendas fuera de moda. Lo han visto pasar a
todo gramo, perdiendo su pelo quebradizo mientras su boca, helada por
la locura, lanzaba un ¡chau queridosss! a una rica familia que
pretendía huir con la pobre velocidad de un pollo. Esa familia, dicen,
fue alcanzada y destripada con un electrodoméstico. Todo un lunes
negro para nuestro monstruo de pobreza rabiosa, para ese depredador
que te va a llenar la boca de moscas porque es de la barra sucia. Un
monstruo así sólo es capaz de acechar en la ciudad cuando ésta ya es
un moribundo. Su voracidad no es la de un Rock-Valentino Standard a
sueldo de salchichas. No le alcanza con perder los estribos en un
hotel. Si no anda sin freno no está a gusto. Dale un buen par de bolas
y te mostrará un truco (una familia aquí, otra allá... ¡Chuip!) Uno de
esos trucos tensó mi arco al máximo y me mandé a la calle armado con
una motosierra. Una vez bastó. Ver con los ojos del monstruo te hace
la risa más breve pero más convincente. Te dibuja la boca de un tipo
inocente. Inocente como un huevo de Monstruo de la Isla Maciel recién
puesto.

¡Ojo!, la bestia nos ve en blanco y negro. Para ella la sangre es nada
más que esas manchas grises que son su especialidad. Lo han herido
con balas olvidadas en los ríos del Delta. Le dieron justito cuando se
aprestaba a comer de esos brutos peliblancos que no son más que unas
bestias ( y las bestias, después de todo, son comestibles). Horrore
humanum est.
Fue una cena deliciosa y luego ¡Bang!¡Bang!¡Estás liquidado!

-------------------------------------------------------------------------------------------------

¿CUANTO TE PAGAN POR IZAR LA BANDERA?
Carlos Solari



Somos el miedo de los gobiernos que mienten en nombre de la verdad. El
miedo del poder militar, económico y jurídico que impide la
comunicación humana de pueblo a pueblo.

Somos el miedo de la soberanía de los piratas del mundo que mutilan el
estado de ánimo e impiden la emociones reveladoras.


Somos el miedo del poder de los déspotas que reside en mecanismos
impersonales. El miedo de las estructuras burocráticas que desalientan
las conductas exploratorias. El miedo de las grandes fortunas que se
robaron de los derechos naturales. El miedo de los centros de poder
que amenazan con la destrucción total . El de esos varones sensatos y
"prácticos" que desean dejar su huella en la historia y creen
solamente en lo que pueden forzar y controlar.

Somos el miedo de quienes nos adiestran a ser corteses cuando alguna
institución nos pisotea. El miedo de quienes temen a los cambios pues
su status depende de la rutina y del tiempo de otras personas. El
miedo de las tecnologías caprichosas que nos obligan a valorarlas
adoptando siempre sus supuestos básicos.

Somos el viejísimo miedo agazapado en todos los rincones del Imperio y
estamos encantados ¡encantados!

----------------------------------------------------------------------




Bajo las palmeras

Bajo las palmeras, sueño amor.
Corre hacia la orilla, cruza el sol

Ballenas ríen, escupen miel.
¿Dónde es adentro?
Dime cuál es tu piel.

Sube pronto la escalera colosal.

Blues del gallo malo

¿Sabés lo que hace el gallo malo por las noches
Con vos y tus chauchones?

Los mete en unos jaulones donde no da el sol.

Cabaret



Cua cua amén

Me acabo de enterar de un fiero crimen
De un rico embarque de sangre de Satán.

Cua cua amén.
Cua cua cua amén.
Mi conciencia estaba lista
Cuando la carne explotó.

Nunca en la vida fui golpeado tan duro.
Puntos de acetileno cegador.

Cua cua amén.
Cua cua cua amén.
Órdenes y gritos sordos.
Miedo y llanto punteado.

Cua cua amén.
Cua cua cua amén.
Los deben estar venciendo.
Dios siempre tan imparcial.

De aquellos polvos futuros lodos

El perro Bobby es un servicio de amor a todo rock.
Canta como un león pero es el más salmón de la ciudad.
Bailen lo que bailen los demás.
Bailen lo que bailen los demás.

Chunga combinación de polvos que darán lodos después.
Mágico inter-terror, más arma blanca en cruda pasión.
Ladren lo que ladren los demás.
Ladren lo que ladren los demás.

Una papela por el walkman que chorizo tu hermanito.
El perro cruzó los pies, su sonrisa ofertó y la vendió.
Callen lo que callen los demás.
Callen lo que callen los demás.

El bazar de Wakeman & Fripp

¡Wakeman & Fripp!
Algo muy escandaloso, algo escandaloso.
Algo escandaloso sucedió en el bazar.
Algo muy escandaloso pero muy escandaloso.
Algo escandaloso sucedió en el bazar.
Algo muy escandaloso sucedió en el bazar de Wakeman & Fripp.

El gordo tramposo

Quiero impresionar a ese gordo tramposo.
Quiero impresionar a ese gordo tramposo.
Pues se me ha ablandado el corazón,
Mi obra maestra, mi perfección grosera.

De todas sus ofertas me cago de risa:
Pasaporte suizo coqueto y sin prisa,
Tibias enfermeras como atracción,
Luces morales por un millón verde.

El hidromedusa

La jauría acepta los vicios del sapo ebrio, ebrio de baba.
La jauría acepta los vicios del sapo ebrio, ebrio de baba.
El arco del alba es el norte de tu vientre rutilante.
¡El hidromedusa!

El hidromedusa 2

La jauría acepta los vicios del sapo ebrio de baba.
La jauría acepta los vicios del sapo ebrio de baba.

La sangre asciende hasta los labios.
La sangre asciende hasta los labios.
De las cabras embalsamadas.
De las cabras embalsamadas.

El arco del alba es el norte de tu vientre rutilante.

El hombre eléctrico

Soy un perdido eléctrico
Del universo eléctrico,
Un multitudinario
Perdido y sin identidad.

Cuido mi tubo-túnel
Con DDT galáctico.
Y aunque parezca un crimen
El monstruo no me muerde más.

Yo soy, yo soy, yo soy nadie, yo soy.
Yo soy, yo soy, yo soy nadie, yo soy.

Y así termina el juego.
Boda de los aliados.
Abuelitos perversos
Timbeándose la eternidad.

Cuido mi tubo-túnel
Con DDT galáctico.
Y aunque parezca un crimen
El monstruo no me pisa más.

El petiso orejudo



El regreso de Mao

Se adelantó el regreso de Mao.
El hijo de Mao, el Mao blanco.
Pues la comida china le da gases
Y todo va muy bien hasta que unas placas
Producto de la acción del producto le matan.

Con la granada, ay, entre las tetas.
Mi amor se arrastra y se espina allá arriba.

Pobre nena rasgada de cutis blanco.
Otra vez se pescó el resfrío boliviano.
Confunde las palabras soldado y bandido
Flotando en un sampán con mujeres iguales
A hombres iguales a un blanco herido.

Calores dragones, dragones fríos,
Quemando cohetes, fuegos de artificio.
China significa "reino del medio".
Sendero luminoso, "laca cristalina"
Que adelantó el regreso de Mao.

El Supersport

Cuando me compre un Supersport
No me pasarán.
No habrá carril.

Espiroqueta

No, no, no puede ser
Que sólo sea yo una espiroqueta, no, no, no.

No, no, no puede ser
Que sólo seas tú una espiroqueta, no, no, no.

Estopa, dulce estopa

Estopa, dulce estopa de tu vientre legal.
Se acerca a mi sonrisa confirmándola.

¡Twist! ¡twist! ¡twist! ¡twist!
Vamos todos a bailar.

Fin de los años 50



Honolulu

Linda, te extraño mucho.
Vieras que solo estoy.
Estoy aquí atrapado en Honolulu.

Nativa tropieza un trago,
Caliente quema su sol.
Y yo estoy aquí atrapado en Honolulu.

Linda, se me hizo larga
La calle internacional.
Nena, te hago estas líneas desde Honolulu.

Imperialismo espacial

En cuanto a ti, hombre blanco,
Bufón criminal, intoxicado animal.
Saca ese pesado culo de metal de acá.

Y muérete temprano.
Y vuélvete a Urano, ya.

Y arranca de una vez, virus criminal,
Intoxicado animal sexual.
Bandas de terrestres, nativos de acá
Acechan tus agallas para devorar.

Imperialismo espacial
En el intento solar.

Kazachok

Tu boca ríe
Y promete curar mi corazón.
Pero tus ojos me matan,
Relucen a rayos
Y tu boca breve aborrece.
He perdido tu joya con un lunar
Y el sólo pensarte me hechiza.

Tu boca bebe
Con otra sombra que no quiero iluminar.
Pero tu clave secreta
Me monta en un rayo
Y mi boca ríe y promete
Amar a toda pimienta, alzando tu pulso,
Subiendo tu clima y corriendo.

Tu boca ríe
Y promete curar mi corazón.
Pero tus ojos me matan,
Relucen a rayos
Y tu boca breve aborrece.
He perdido tu joya con un lunar
Y el sólo pensarte me anima.

Las piernas de Dolores

Qué lindas son las piernas de Dolores.
Qué lindas son.

Mejor no hablar de ciertas cosas

Una mujer, una mujer atrás,
Una mujer atrás de un vidrio empañado.

Pero no. Mejor no hablar de ciertas cosas.
No. Mejor no hablar de ciertas cosas.

Un tornado, un tornado,
Un tornado arrasó a mi ciudad y a mi jardín primitivo.
Un tornado arrasó a tu ciudad y a tu jardín primitivo.

Yo tuve la mejor flor, la mejor de la planta más dulce.
Yo tuve la mejor flor, la mejor de la planta más dulce.

Saltando, saltando,
Saltando en mi cara a la mexicana un fugitivo se entrega.
Saltando en mi cara a la mexicana un fugitivo se entrega.

La mujer, el vidrio, el tornado, el jardín primitivo,
yo, la flor, saltando, fugitivo, no, no, no...


Mi genio amor

Si empiezo a desconfiar de mi suerte estoy perdido
Pues tengo ideas cada vez menos atrevidas.
Pero cerca, aquí cerca el lobo aúlla
Despertando al mal hombre, al mago bueno.
Con un corazón que no puede cumplir más promesas ya.

Los genios son buenos servidores y malos amos.
Si les has visto primorosos, caíste en el lazo.
Tu bolsillo es más profundo que su gracia
Y calcular tu oración puede llevarme la vida.
Y a tu corazón que no puede cumplir más promesas ya.

Yo te saqué de allí y me encadené.
Te obedecí hasta donde pude, mi genio amor.
Me pude apartar de tu corazón en otro crimen más
Y me alejé de tu seducción y tu dulce voz.

Mi madre alemana

No necesito tu amor
Ni tu compasión.
Si seguimos así
No habrá conclusión.

Te lo dije mil veces,
Ni una sola vez más.
Si no me querés escuchar
Andá a lo de tu mamá.
Quedáte con tu mamá.
Quedáte con tu mamá.
Quedáte con tu mamá alemana.
Quedáte con tu mamá.

Si es un problema de razas
Yo no te puedo ayudar.
Si es un problema de amor
Quizás podemos hablar.

Ya no somos chicos.
Hay mucho que perder.
Mejor que dudes de tu vida
Para mi amor tener.

Mucha fe



Nene nena

Vamos, nene nena, acércate a él.
Quiere que le paguen jubilación
Por todos los años en que aportó
En la pobre caja del rock n' roll.

Y lo fajaron tanto que se arrugó.
Y lo molieron tanto que se pudrió.
Nene nena, nene nena, nene nena, nena.
Nene nena, nene nena, nene nena, nena.

Por treinta dineros viste new wave.
Lo banca la casa "Música Pop"
Y una muy lujosa publicación
Con alternativas de información.

Nene no comprendo tus ambiciones

Nene no comprendo tus ambiciones.
Obras inmortales a los profesores.
Nene no comprendo tus ambiciones.

Vos ponés la fe y yo la destreza.
Así va el negocio jodiendo tus quejas.
Valiente muchacho de América
Bebiendo cocoa con tranquilidad.

Llamen a los que desarman las bombas,
Que destilen tequila de tu cuello roto,
A los que les gusta pasear de Cardin
Y firmar con rojo tu boletín final.

Quiero impresionar a ese gordo tramposo.
Quiero impresionar a ese gordo tramposo.
Pues se me ha ablandado el corazón,
Mi obra maestra, mi perfección grosera.

Noche en Bahía

Noche serena en el mar.
Negros bailando al compás
De ritmos que siempre perdurarán.

La luna se mira en el mar.
Un sueño que nunca termina.
Monona se acerca al regresar.

Viejas creencias de ayer,
Misterios que tiene la vida.
Así es una noche en el mar, en Bahía.

Oh mami

Mami, tomamos gamexane para ver qué nota da.

Papi, tomamos aeronafta para ver que nota da.

Investigamos todo a toda velocidad.

Omar emir



Oración del niño

[instrumental c/monólogo de Enrique Symns]

Para Monona blues



Patricio disco show

¡Patricio disco show!
Algo muy escandaloso, algo escandaloso.
Algo escandaloso sucedió en el bazar.
Algo muy escandaloso pero muy escandaloso.
Algo escandaloso sucedió en el bazar.
Algo muy escandaloso sucedió en el bazar, Patricio disco show.

Perra dinamita

Perra dinamita corre mariposas.
Agente de Cipol la banca entre las sombras.

Perra dinamita corre mariposas.
El lobo las defiende y se hace matar.

Petit Suisse

Siguiendo la línea sincera en el mismo renglón,
Sólo espero encontrar el cielo despejado.
Sólo espero encontrar el cielo despejado.

Y en cuanto pueda coordinar al fin mis sentidos
Estaré del uno al cien, desintoxicado
Estaré del uno al cien, desintoxicado

Petit Suisse, Petit Suisse.
La nena se regimentaba con un Petit Suisse.
Petit Suisse, Petit Suisse.
La nena, lo mismo que un cerdo, con un Petit Suisse.

De pronto en mitad de playa algo sucedió.
Algo me removió la artrosis y mi tranquilidad:
Petit Suisse dijo que era un travesti colosal.

Por fin, por fin

Ya se asoma la roca bestial.
Llegó de Marte para hacerte temblar.
Eres parte del rock n' roll.
Vamos Patricio, vamos ya.

Por fin, por fin.

Pura suerte

Que un sueño acabo ya te dijeron
Pero no que todos los sueñitos, no.
Arrugar no es ir al saladero
Pero, ay, mi viejo, ay, que rabia da.
Yo no puedo librarme a lo que te debo como ilusión.

Si pudiera como si fuera un chico
Emborrachar el ritmo de un maldito rock.
Pero hay un par de ojos inclaudicables
Que valió la pena alquilar para ver.
Imaginá los planes que en mi mente están, tan sin dolor.

Esto ya, esto ya no es rock mi amor: es pura suerte.

Qué mal celo

Qué mal celo.
Frenética nena blanca.
Estremecida, bailando al compás
De sus caderas y su velocidad.
Su animalito secreto estalló.
Se quedó muy caliente de tanto agonizar.

Qué mal celo.
Frenética nena blanca.
Ni el diablo puede mejorar su amor.
La tipa sabe que huele bien.
Su animalito secreto estalló.
Se quedó muy caliente de tanto agonizar.

Rock 18

Eso que ves en vena:
Eso es el rock n' roll.
Lo que te agita nena:
Eso es el rock n' roll.
Eso que te sacude:
Eso es el rock n' roll.

Rock de las abejas

Negro, estás mucho más lindo
Después de la clandestinidad.
Los ojitos tristes te sientan
Y un buen par de tarros te vas a comprar.

Cuando te den tu astillita
Vas a putear y putear.
Con tanto tiempo inactivo
El ñati se te enfrió y sos un punto más.

Desde que fumás malvaloca
Ni te acordás que fuiste un chabón
Al que mandó una pupila
Acomodada en un celular.

Iba toreando la pobre,
Dele carajo y putear.
Te mandó a cafúa gritando:
El súper gordo, súper de navidad.

Rodando

Rodando, montado a un tren especial.
Rodando, en alquiler.
Rodando, mi amor elige el lugar.
Rodando, para estallar.

Siempre estoy marchándome.
Esto no me va a embrujar.

Rodando, por una u otra razón.
Rodando, sin orbitar.
Rodando, a salvo de tu favor.
Rodando, sin orientar.

Roxana porchelana

Ay, Roxana porchelana
En el panel de video.
La ratoncita divina
Del doctor Jeckyll.

Siempre jugando con fuego
Incendió Palermo Chico.
Horrorizada en bikini
En una gran congestión.

Dicen que el crimen no paga
Ese empalagoso show,
Esos retrasos gratuitos.
El crimen no paga el hipnótico panel.

Roxi quedó radioactiva
En un riesgoso interview.
Mientras buscaba inocente
El monstruo la chuponeó.

Mira quietita y cremosa
Su faraónico ser.
No baila ya pobrecita
El limbo "Sobrevivir".

Solita, dejála solita

Solita.
Dejála solita.

Dejála, dejála, dejála.

Tomálo de mi espera

Toma el ave dormida
En mi lecho y verás
Gotas de blanca armonía.
Amanece y se va.

Tomálo de mi espera.
Tomálo de mi espera.
Tomálo de mi espera y verás
Que el ave que queda vuela.

Vencedora huyendo de cielos
Que vino a encontrar.
Nácar posando en mi lecho
En un sueño más.

Tristezas de un vendedor callejero



Un tal Brigitte Bardot

Viejo Caryl Chessman, viejo Caryl Chessman,
Respira otra vez.
Ya llegó la hora, lubrica tus branquias,
Respira otra vez.
Viejo Caryl Chessman, gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot.

Si matamos el pájaro de dos tiros.
Si matamos el pájaro de dos tiros.
No es demasiado tarde si son dos tiros.
Si matamos el pájaro de dos tiros.
No es demasiado tarde gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot.

Mano para hombres, mano para hombres,
Ayer se le dio.
Mano para hombres, muy dura y pesada,
Ayer se le dio.
Mano para hombres, gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot

Caryl Chessman, gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot.
Si matamos el pájaro de dos tiros.
Si matamos el pájaro de dos tiros.
No es demasiado tarde si son dos tiros.
Si matamos el pájaro de dos tiros.
No es demasiado tarde gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot.

Mano para hombres, mano para hombres,
Ayer se le dio.
Mano para hombres, muy dura y pesada,
Ayer se le dio.
Mano para hombres, gritaba enfurecido
Un tal Brigitte Bardot


---------------------------------------------

Fuente: www.mundoredondo1.com.ar