Popular channels

relato de un mal viaje

Mi primera experiencia con la droga sentimientos de placer y tranquilidad, alucinaciones visuales muy agradables, sentimientos y pensamientos místicos- filosóficos, bajada suave,... en fin una experiencia muy profunda, apabullante e interesante en la que aprendí mucho y de la que me quedaron muchas ganas de repetir. Después de un mes pensaba estar ya preparado para otro viaje: mismo set and setting (mi habitación), yo solo (primer error fatal) y con buena predisposición anímica y mental, o al menos eso pensaba yo. Decidí aumentar un poco la dosis, aunque permaneciendo dentro de las dosis medias, unos 10 g de hongo fresco, frente a los 7 g utilizados anteriormente, es decir una dosis nada exagerada. La primera diferencia con el anterior viaje fue que comenzó a subir muy pronto, tanto que en menos de media hora, empecé ya a tener las primeras alucinaciones, mezclándose con el malestar estomacal típico de la primera hora tras la ingestión. Puse un DVD y disfruté de la película durante hora y media en la que los personajes podían traspasar los límites de la pantalla. Apagué la tele y puse música, y reviví los efectos placenteros del primer viaje, pero de forma más rápida, más brusca y más vertiginosa. Entonces es cuando empezó el “mal viaje”, si es que no fue algo peor. La música empezó a molestarme, y me levanté a apagar el ordenador, al ver la pantalla tomé consciencia de que algo terrible me había ocurrido: había perdido la razón, simplemente estaba loco. Este pensamiento fue haciéndose cada vez más fuerte, hasta hacerse insoportable. No podía estar quieto, ni moverme, no sabía quién era ni donde estaba, la angustia y el sufrimiento eran terribles. Sobre todo pensaba en mi pareja y en mis dos hijos, que sabía que los tenía y que los quería, pero no podía recordar sus nombres, sufría por ellos, los había dejado sin padre, sólo podrían visitarme en el psiquiátrico. Había perdido todo. Recordé que comiendo quizás podía pararse un poco el viaje, comí compulsivamente unas barritas de cereales con chocolate, y sí parece que se terminó. Me senté más tranquilo en la cama, pero ni sospechaba que lo peor estaba por venir. Lo más duro es que habían pasado más de 3 horas y pensé que ya habían pasado completamente los efectos de la psilocibina y que mi estado era casi totalmente normal. Estaba absolutamente convencido. Entonces miré el reloj... y la aguja del segundero iba hacia atrás. ¿o no?, no sé, no podía decirlo. Está bien, veamos que hora es... no podía leer la hora, Por más que me concentrara no sabía si era la 1 o las 11, no sabía si la aguja de las horas estaba a un lado o a otro. Por tanto, si la psilobina ya estaba metabolizada y al serotonina había vuelto a su papel normal como neurotransmisor, tenía la prueba concluyente de que me había quedado trastornado para siempre. Con este pensamiento la paranoia volvió a autoalimentarse y a aumentar en proporción geométrica.



A partir de ahí ya no se puede describir, sé que sentí lo mismo que siente alguien con un brote psicótico agudo o con esquizofrenia, eso lo tengo claro. Quería escapar, volver a mi estado normal, pero sentía que esto era irreversible, había perdido el juicio para siempre. Pánico, miedo, terror, angustia. El sufrimiento que produce el pensar que estás trastornado y que has perdido para siempre la vida que conocías y el contacto con los seres queridos y con la realidad es indescriptible e insoportable. Me movía de forma nerviosa haciendo los típicos movimientos repetitivos e incontrolables que alguna vez has visto en personas con enfermedades mentales serias.






Volvieron las alucinaciones, pero ya no eran agradables, se reían de mí, me decían, idiota, estás loco, eso te pasa por jugar con lo que no debes, ¿es que no te das cuenta de que te vas a quedar así para siempre?. Enfurecido, tiré a la basura mi reserva de trufas, y decidí ir a urgencias y contar lo que me pasaba. Con todo, intenté tranquilizarme, volví a sentarme por enésima vez, cerré las persianas, las abrí, las volvía a cerrar, hasta que por fín empecé a ver una salida. Pero la bajada fue igualmente áspera y terrible. Me tranquilizaba, me decía ya está, son las setas, esto se acaba... y al momento otra crisis de angustia y pánico, en un bucle interminable. Afortunadamente, notaba que en cada nuevo bucle aterrizaba en un nivel más bajo de paranoia, hasta llegar finalmente a un estado de fatiga y dolor de cabeza, pero algo más aliviado.

No sé que pasó ni que se torció, pero estuve bastantes horas al otro lado. En un lado muy oscuro, el lado de la locura, del que no se vuelve. O eso es lo que crees. No me quedan ya más ganas de repetir.




Escribo esto al día siguiente y sigo muy asustado. Creo que lo que me ha pasado no es simplemente un mal viaje, quizás un brote sicótico desencadenado por la intoxicación con psilocibina. No sé, espero que alguien me pueda decir si ha experimentado algo parecido o si sabe algo acerca de esto. Las dudas que me asltan son:

¿Existe un peligro real de desencadenar una enfermedad psiquiátrica irreversible?
¿Ha sido simplemente un mal viaje que no tiene por qué volver a suceder?
¿Ha sido un auténtico brote psicótico?
¿Soy excesivamente sensible a esta droga?


Siempre he considerado leyenda urbana lo del tipo que se queda colgado para siempre con un tripi, pero ahora no sé que pensar.

Con esto pretendo también avisar de que el poder de las setas es tremendo, juegan con la propia esencia del ser humano, su sentido del yo y de la realidad. Cuidadín, por que puedes dejar de ser tú, y si no vuelves...

Decir que nunca he tenido ningún problema psiquiátrico, siempre me he considerado muy equilibrado y jamás pensé que algo parecido puediera ocurrirme.

Tampoco quiero asustar, pienso que con la perspectiva del tiempo lo veré de otra manera, y siempre se aprende de las experiencias intensas, aunque sean tan terribles.
0
8
0
8Comments
      danielillo32

      Lo que pasa es que somos dramaticos me incluyo, es obvio que al consumir sustancias ajenas al sistema nervioso central en particular y en cantidades enormes vengan efectos adversos. Asi como una pastilla de vitamina C te puede sentar bien 40 pastillas te pueden llevar al hospital, aunque obvio nadie usaria 40 pastillas de vitaminas cosa que si pasa con las drogas porque se buscan mayores efectos animicos. Salu2

      0
      Basta-Chicos

      Me paso lo mismo chabon, arranco en Junio de este año, exactamente 1 mes despues del mal viaje mi mente de repente hizo un "click" despues de un simple comentario que hizo mi novia al respecto y me agarro todas las mierdas posibles, desde ataques de panico, trastorno de ansiedad, derealización, depersonalización, paranoia, etc. Me duro ponele hasta hace 2 meses, asi que ponele que 4 meses en total. Tuve la suerte que me duro "poco", considerando que lei casos de gente que tardo años en recuperarse jajaj no desearia que le pase ni a mi peor enemigo, es tremendo el infierno que se puede convertir la mente de uno. Por suerte sali bien, solo un poco nervioso me pongo cuando hablo al respecto o lo recuerdo, pero quitando eso no me quede con mas nada.

      0
      Tomikz

      A mi me pasó exactamente lo mismo hace 7 meses. Todavía no volví a ser el mismo (¿tiene sentido esperarlo?).

      Me gustaría saber cómo se siente tu amigo hoy, después de 4 años.

      0
      elheavy232

      @OasisNoe es horrible segun cuenta un amigo al que le paso yo la probe a la marihuana y el efecto mas horrible que llegue a sentir fue hambre muchisimo hambre

      0
      elheavy232

      gracias se lo voy a decir a un amigo al relato lo hice no por experiencia propia sino por la de el y muchos amigos mas que tuve y que se enloquecieron por culpa de las drogas yo no voy a negar que probe si lo hice pero nunca se me pego, aunque yo lo mas que llegue a probar fue la marihuana nada mas

      0
      JUAN19DA

      Suerte con eso tocayo. 😉

      0
      juancho4867

      de lo malo siempre se aprende.. tené esto siempre en cuenta:.. "todo está en tu cabeza" lo que vos quieras sentir, lo vas a sentir.., como decia mi amigo: la felicidad es una decición...

      0
      juancho4867

      fue un mal viaje... no significa que no vaya a volver a suceder... igual, tendrías que fijarte vos de no tener de por si alguna cosa rara... por ejemplo, yo tengo un amigo que tiene una enfermedad en la cabeza,, no es visible a simple vista, pero cuando fumaba faso en epocas de abundancia, el flaco empieza a flashear may y como que pierde la conciencia por dias.. flashea muy feo, porque el faso acentúa su enfermedad... por ahí fué algo así.. esperá a que todos los residuos se vallan de tu cuerpo y hacete unos estudios... y no tengas miedo... ahh, y no vuelvas a ponerte loco solo.. es lo peor del mundo.. siempre que estub solo flashee mal..

      0