Popular channels

renacen hebras en longchamps





La bota negra del mercenario aplastó
frescas hierbas, pastizales y acequias.
Hirió los cuidados surcos que removió
el filo del buey con el arado.
Rasguñó cereales henchidos
desfigurando la tierra en holocausto de averno.
Agricultura sin derechos repudiaron
el mandato cruel del zapato abotinado.

Sobre las alamedas despertaban los ojos del monte,
las landas caían en terraplenes de cansancio,
ebrias nubes hincaban lanzas de acero contras fronteras
y entre la comunión del promisorio cieno con la tierra
irrumpían gruesas gotas de milagro.
El agua penetró profundas napas bajo la gleba,
alimentó terrones enriquecidos de minerales.

Impulso de trombas pujaban caudales de ríos
que no requerían las balas uniformadas.
Rumoroso estruendo de venas borraron
el horroroso taconeo del borceguí
y en la huellas quedaron cordeles sin bríos.
Pudo más la paciencia del hueso frio
que la tirana artillería del fusil obsoleto.

Yo fui testigo del campo yerto con savia de pulso lento.
Hoy abrazo los granos que soplan pulmones del viento
y por mi frente transitan crepúsculos despiertos,
auroras alineando al Jacinto anejo al durazno fructífero.
Sobre los campos rubios un diáfano sol alumbra transparencias
de centellas y en los prados de Longchamps renacen verdes hebras.




Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
Poemas de ricardo [email protected]
Poemas de ricardo alvarez-blogger
0
0
0
0No comments yet