Check the new version here

Popular channels

Santiago Calatrava, ¿Genio o estafador?




Santiago Calatrava, ¿Genio o estafador?



El valenciano Santiago Calatrava es uno de los arquitectos más famosos del mundo y quizás, también, uno de los más controvertidos. Actualmente está implicado en un proceso judicial acerca de un centro de convenciones en Castellón que, aunque supuso unos gastos de 2,7 millones de euros sólo por el diseño, nunca se llegó a construir. Pero no es esta la única obra del artista que ha causado inquietud a las administraciones públicas, los contratistas o los usuarios por motivos como los sobrecostes, los retrasos, la falta de funcionalidad o su peculiar estética. Estos son algunos de sus proyectos que más han dado que hablar.

Palacio de las Artes Reina Sofía



Lugar: Valencia
Año: 2005
Polémica: La construcción tuvo un sobrecoste del 260%. En 2011 el trencadís, revestimiento cerámico que cubría la fachada exterior, se desplomó parcialmente debido a problemas de adherencia. Por diversos problemas técnicos derivados de inundaciones, la sala principal, con capacidad para casi 1500 personas, es inutilizable, y la acústica del auditorio (de similar aforo) es muy deficiente.

Puente Jorge Manrique



Lugar: Barrio de Vistabella, Murcia
Año: 1999
Polémica: Es una pasarela peatonal cuyo pavimento original estaba hecho en cristal, lo que causaba frecuentes roturas (el presupuesto de reparaciones era de 20.000 € al año), además de resbalones los días de lluvia. El problema se solucionó parcialmente cubriéndolo con una moqueta que costó otros 60.000 euros.

Obelisco de Caja Madrid




Lugar: Plaza de Castilla, Madrid
Año: 2009
Polémica: Fue un regalo que la entidad financiera quiso hacerle a la ciudad con motivo de su 300º aniversario, aunque el consistorio participó en su financiación. En teoría sus lamas, bañadas en pan de oro, deberían moverse, pero el mecanismo hidráulico dejó de funcionar tres meses después de la inauguración. Sólo el mantenimiento supone un gasto de 300.000 euros anuales.

Auditorio Adán Martín



Lugar: Santa Cruz de Tenerife
Año: 2003
Polémica: Es un espacio icónico de la ciudad, pero la obra costó 72,3 millones de euros, cuatro veces más de lo previsto. Además, desde el principio se observaron abundantes grietas y goteras que han obligado a varias reparaciones. Por si fuera poco, incumplía la legislación sobre seguridad y accesibilidad , siendo imposible entrar con sillas de ruedas.

Aeropuerto de Bilbao



Lugar: Término municipal de Lujua (Loiu), Vizcaya
Año: 2000
Polémica: El diseño original de la terminal dejaba la sala de espera a la intemperie. Siete años después de la inauguración, volvió a ser contratado para hacerla cubierta e instalar los sistemas de climatización. El arreglo supuso un desembolso de más de tres millones de euros. Posteriormente, el viento ha hecho que se desprendan planchas metálicas del tejado, lo que incluso ha obligado a cerrar el tráfico aéreo en varias ocasiones.

Puente atirantado de Jerusalén



Lugar: Jerusalén, Israel
Año: 2008
Polémica: Muchos habitantes de la ciudad santa lo critican por su tamaño exageradamente grande y su falta de armonía con el resto de edificios singulares de la urbe. El coste, cifrado en unos 70 millones de dólares, duplicó las previsiones iniciales. Lo utiliza una línea de tranvía que da servicio a los asentamientos judíos del este, pasando por encima de territorio ocupado a los palestinos.

Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo



Lugar: Oviedo
Año: 2011
Polémica: Muchos consideran que se trata de un proyecto desmesuradamente grande para el tamaño de la parcela disponible, hasta el punto de que sus extremos prácticamente tocan los edificios colindantes. El mecanismo hidráulico que debería desplazar la visera que cubre su techo nunca funcionó por problemas de diseño. El sobrecoste fue brutal: de los 76 millones proyectados se pasó a más de 360.

Puente de la Constitución



Lugar: Venecia, Italia
Año: 2008
Polémica: El presupuesto, inicialmente de menos de 4 millones, acabó triplicándose. El plazo de entrega se retrasó, entre otros motivos, porque el proyecto inicial no contaba con acceso para discapacitados. Ha sido muy criticado por romper la estética de la ciudad.

Escultura 'Bou'



Lugar: Museo Es Baluard, Palma de Mallorca
Año: 2007
Polémica: Costó 750.000 euros y, más allá de su criterio estético, a los tres dias de su inauguración hubo que apuntalarla para evitar su desplome por fallos estructurales. Además, uno de sus tirantes se instaló sobre la terraza del museo, incumpliendo la Ley de Patrimonio.

Ágora



Lugar: Valencia
Año: 2009
Polémica: Se inauguró ese año, si bien la obra no está terminada aún por falta de presupuesto, a pesar de que ya se han gastado 80 millones, el doble de lo previsto. Sus defectos (goteras, falta de urinarios, inexistencia de una entrada para camiones) han impedido durante muchos años el uso de un área que se concibió como espacio polivalente, y que en estos días está acogiendo un torneo de tenis.

Puente Zubizuri



Lugar: Bilbao
Año: 1997
Polémica: Al igual que en Murcia, el suelo estaba formado por placas de cristal, lo que lo convertía en altarmente resbaladizo ante el clima húmedo del norte. Además, uno de los extremos se quedó corto y no llega hasta la alameda de Mazarredo, calle que va directamente al centro de la ciudad. Este hecho obligó al Ayuntamiento a encargar a otro arquitecto una segunda pasarela de conexión. Calatrava denunció al consistorio por los "derechos morales de la integridad de su creación", ya que el arreglo de la obra obligó a cortar una barra metálica de su puente.

Bodegas Ysios



Lugar: Laguardia, Álava
Año: 2001
Polémica: Los propietarios del edificio, Bodegas Domecq, han estado años denunciando problemas de goteras y humedades, debido a que el tejado, de aluminio, es muy endeble y no soporta el viento. Reclamaron al arquitecto por vía judicial dos millones de euros para arreglar los desperfectos.

Puentes sobre el Hoofdvaart



Lugar: Canal de Hoofdvaart, Haarlemmermeer, Países Bajos
Año: 2004
Polémica: Se trata de tres puentes proyectados para salvar uno de los muchos canales que recorren la región. El coste conjunto, que iba a ser de 16 millones de euros, subió hasta 30. Apenas un año después de su inauguración empezaron a oxidarse, lo que ha supuesto un gasto extra de otros 20 millones.

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New