Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Bienvenidos, la verdad que el titulo es una mentira más grande que un lujoso departamento de puerto madero, solo queria conocer su opinión respecto a un relato fantástico que escribi hace un par de días. Espero que les guste, Saludos


Vicisitudes de un errante
Luego de un largo tiempo de estar encerrado en el interior de una entidad única en su gracia y defecto, pero no diferente en especie. Se encuentra a sí mismo en un brillante desierto asolado.
Dilucida a lo largo y ancho del vasto terreno, un espejo.En él, los vestigios de una figura que alguna  vez, supo ser famosa. Por algún tiempo la examina y reflexiona, el retrato le es muy familiar pero por algunarazón no puede recordar. Finalmente se marcha.
Más adelante se encuentra con una paradigmática casa, porlo que se ve está habitada. Esto lo intriga y lo impulsa a acercarse. Defrente, los ventanales, en su interior puede observar rostros conocidos.Aparentemente están tristes, pero luego de un momento, vuelven sobre sí ycomienzan a platicar, a tal punto que ríen y comparten efímeros destellos defelicidad.
Se arma de valor y se aproxima sobre la puerta, extiendesu mano sobre el picaporte, sin embargo no hace más que atravesarlo sinconsuelo alguno. Decide entonces acercarse nuevamente a los pintorescosventanales, buscando la atención de aquellos enigmáticos individuos que seencuentran dentro de la casa. Exclama, golpea sus manos y chasquea los dedos,el fracaso es incipiente. Llegado a este punto, opta por posar sus manos sobreel marco opáceo que recubre esos lúgubres ventanales. Desconcertadamente éstasuna vez más lo atraviesan. Sin más, se adentra en ese lugar desconocido. Caminahacia un grupo de hombres, (En su mayoría vestidos de traje) les habla, leshace ademanes. Por alguna razón le ignoran, haciendo caso omiso de supresencia.
Entonces es cuando decide volver al punto de inicio. Allíse encuentra con un enorme cartel que reza la siguiente inscripción:
“La esencia es lo único que perdura en el tiempo”
Y es a partir de este punto en el cual toma conciencia desu condición, ríe y por primera vez comprende el sentido del todo.


Si ven palabras juntas, es la página poronga ésta que cada vez anda peor.