Check the new version here

Popular channels

sweet orange 6

hola taringa les dejo el 6to capitulo de mi fanfic

Capítulo 6: “Mi mente está revuelta”
Luego de escapar de la casa de Twilight, me dirigí al bosque. Era la mejor opción para despejar mi mente.
Al llegar a los lindes del bosque, me recosté sobre un árbol y me dormí. Al despertar, era ya muy de noche, vi a lo lejos una pegaso de color crema o amarillo. No supe describirlo pues estaba muy lejos, y seguía adormecido.
Luego me levanto desplegando mis alas y regreso a la casa de mi madre. Al abrir la puerta me dice:
- Te estuve esperando. Me tenías preocupada, hijo-
- Lo siento madre ¿No tienes de cenar?- pregunté.
- Ya sabes que la cena es a las 7:00pm y ya son las 10:00pm- me miró furiosa.
- Tranquila madre. Ve a descansar, que yo caliento la comida.
- Esté bien hijo, sólo no quemes la comida como la última vez que quisiste hacerlo *dijo soltando una risa*
Nos reímos juntos hasta que se fue. Comí a la luz de una vela, pensando en lo que pasó hoy: ‘Una pony rosa me besó ¿Será que le gusto? Tuve el valor de hablarle a Rainbow, pero todo salió mal debido a lo que mi Cutie Mark me hizo hacer. Mi vida está algo alocada’
Me fui a dormir y soñé lo de siempre: Rainbow recostada en un árbol y yo subido a una nube, tratando de tomar su casco y besarla; pero antes de lograr mi meta, siempre me despierto y me digo a mi mismo ‘Algún día Orange ¡ALGÚN DIA! ‘
Era una mañana muy soleada, me agrada el clima cuando es así. Bajo las escaleras hasta la cocina y mi madre me sorprendió con el desayuno que me preparó.
- Mamá, no era necesario- le dije.
- ¡Oh! ¡Claro que sí! Eres mi hijo y quiero que tengas lo mejor- sonrió. En ese momento mi madre se toma del pecho exclamando- Ugh... Hijo, pásame ese frasco.
Voy lo más rápido que mis alas lo permiten a por el frasco. Estaba preocupado ¿Qué le pasaba a mi madre?
- Gracias hijo- me dijo una vez le entregué el frasco que buscaba.
- Mamá ¿Qué te sucede?- pregunté con temor.
- No te preocupes hijo, no es nada por lo que alarmarse. Sólo tengo que beber un poco del contenido de este frasco cada 4 días. Es un problemilla en el corazón, no te preocupes.
- ¿No hay alguna cura?- inquirí.
- Es posible que sí la haya ¿No conoces a alguien que sepa de problemas al corazón de un pegaso?- me preguntó.
- No...- respondí decepcionado. Luego lo pensé un momento- Pero si a alguien que puede que tenga un amigo así.
- Oh gracias hijo. Te esperaré.
Salgo de casa directo a la biblioteca de Twilight. Ni siquiera doy tiempo de que alguien me abra la puerta.
- ¡Twilight!- proferí.
- ¡Orange! Qué gusto verte.
- Sí a mí también, pero vine a preguntarte algo ¿Conoces a alguien que sepa sobre medicina para el corazón de un pegaso?
- Déjame pensar- me dijo- Sí. Seguro Zecora sabrá qué hacer. Vamos, te la presentaré.
- Okey ¡Rápido! Lo necesito para mi madre.
- ¡Oh!... Bueno, qué bien que tengas alas. Vamos...¡¡Spike!!- exclamó ella.
- ¿Sí?- preguntó el pequeño dragón apareciendo.
- No salgas, ya regreso- dijo Twilight.
- ¿Puedo ir?- dijo Spike.
- Hmmm… Okey, sube.
- ¡Apresúrense!- grité desesperado- ¡No es momento de charla! ¡Mi madre corre peligro!
- De acuerdo, de acuerdo ¡Spike! ¡Sujétate fuerte! ¡Vamos!

Volamos hasta lo profundo del bosque Everfree y llegamos a la casa de una cebra cuyo nombre era Zecora.

puntuen y comenten (gracias a mi editor).
0
0
0
0
0No comments yet