About Taringa!

Popular channels

Te cuento partes de la vida en breves relatos #3

Hola a todos, como dice el tículo iré contando cosas que le fueron sucediendo en la vida a un personaje inventado por mí (obviamente que en modo de breves relatos, la idea es que en algún punto llegue a ser como leer una bitácora, pero desordenada, y claro "entretenido" ).

Lo hago porque me gusta escribir y me pareció una buena idea.
Si no te interesan/gustan los relatos y pensas comentar algo totalmente fuera de lugar ahorratelo, a mi tampoco me interesa.

Y si en cambio, te parece copado como están escritos podés alentarme o aconsejarme, la idea es subir uno todos los días.

Saludos!


#3

Apróx 14 años

Abrí los ojos, y me dí cuenta que estaba rodeado de mujeres grandes y hombres ancianos. Y como si esto fuera poco venían de hacer las compras, pues llevaban carros y bolsas con mercadería. Lo primero que ví fueron las nubes, y el gris del cielo en ese día nublado. Luego los ancianos y ancianas que me miraban de arriba con cara de... bueno, de ancianos y ancianas.
No lo pensé, y de manera instintiva apoyé las manos en el piso y me empujé para levantarme. Me sacudí la remera y avisé a los que allí estaban que me encontraba bien. Luego de que se comiencen a disipar las personas que me rodeaban veo mi bicicleta tirada en el asfalto de la calle.
- Señor!, ¿qué me sucedió?.- Le pregunto a un anciano antes de que se aleje demasiado de mí.
- Nada hijo, solo te diste un golpe con la bicicleta.- Contesta el anciano con una sonrisa en la cara.
- ¿Pero cómo puede ser?!, no recuerdo nada. Lo último que recuerdo es estar cruzado la cuadra anterior, y luego ya despierto en el piso aquí, 20 metros adelante.- Mi cara de incredulidad mientras enunciaba esas palabras era magnífica. Pero el anciano no tardó en responderme, y mientras daba media vuelta para comenzar a alejarse de mí, me dijo:
- Hijo, no siempre querrás saber todas las respuestas, algunas no son realmente necesarias, pero si aún así las quieres buscalas y las terminarás encontrando.- Y se alejó.
No le dí importancia, pues a muchos ancianos les gusta dar ese tipos de consejos, aún así seguía con la duda. Tomé mi bicicleta y cuando hice la mirada hacia abajo me dí cuenta que tenía unos grandes raspones en mis rodillas y pantorillas, al inspeccionarme mas detalladamente también los encontré en codos, manos y la cintura. Ahora comenzaba a sentir mas el dolor, pero aún así monté mi bici y me acerqué hasta la esquina donde recordé haber circulado por última vez antes de despertarme en el piso. Allí había una estación de servicio y 3 de los empleados estaban reunidos hablando en la misma esquina, casi pisando el cordón de la vereda. Dejé mi bici en el piso, me acerqué a uno de ellos y, ya agitado por el dolor que me aquejaba mucho mas que antes, le pregunté:
- Hola, ¿usted por casualidad me vio pasar en bicicleta?, o ¿vió si me sucedió algo?.-
A lo que el empleado de la estación me responde:
- Sí claro!, ¿acaso no eras vos el de la bicicleta?, ¿O perdiste la memoria?.- Se hecha a reir con el resto y tras unos segundos continúa:
- Venías muy rápido bajando por esta calle, antes de terminar de cruzar un anciano te intercepta y te empuja muy fuerte, y gracias a dios, porque de no haber sido por eso te aseguro que no estarías hablando conmigo.-
La noticia era un balde de agua fría, pero la procesé y al instante le pregunté:
- No entiendo de qué me salvó, no recuerdo nada.- El empleado un poco dudoso de si le estaba haciendo una broma me responde
- No entiendo como no lo recuerdes, pero él te salvó de que un camión, que también venía rápido de mano contraria, te atropellara.-
Allí terminó mi conversación con el empleado, me dí media vuelta, monté mi bicicleta y por todo el día no dejé de preguntarme cómo pudo haber sucedido tal hecho.




Visiten mis otros post para ver las partes #1 y #2. Saludos!
0No comments yet
      GIF