Canales populares

Un pueblo olvidado, Villa Epecuén.

Gente!, ¿cómo les va?.

Para cambiar un poco, subo unas fotos que tomé en mi viaje por Buenos Aires, más precisamente a la ex Villa Epecuén.

Dejo música de fondo para acompañar las imágenes:

link: http://www.octanteweb.com/blog/wp-content/uploads/sonido.swf

-----------------------------------------------

Villa Epecuén era el nombre que recibía una villa turística que se ubicaba en el partido de Adolfo Alsina, Provincia de Buenos Aires, Argentina.





La creación de la villa turística data de la década de 1920. Gran número de visitantes llegaban desde Buenos Aires a través de las líneas del ferrocarriles. El Ferrocarril Sarmiento servía la estación Villa Epecuén, mientras que el Ferrocarril Midland y el Ferrocarril del Sud llevaba pasajeros hasta la estación Carhué.

Así se desarrolló el turismo en Epecuén, llegando a contar con 5.000 plazas declaradas y 2.000 sin declarar. Eran 280 establecimientos, entre hospedajes, pensiones, hoteles y comercios que llegaron a recibir en las décadas de 1950 a 1970 a 25.000 turistas de noviembre a marzo. La Villa llegó a poseer 1.500 habitantes estables.







El 10 de noviembre de 1985 el enorme caudal de agua rompió el terraplén de piedra y tierra, e inundó gran parte de la localidad. La villa desapareció. Para 1986, el pueblo poseía 4 m de agua en sus calles, llegando en 1993 a más de 10 m. La posta fue tomada por la población de Carhué, a pesar de que al momento de perderse la Villa Epecuén no quedaban en Carhué hoteles ni lugares donde hospedarse.









También el cementerio quedó bajo el agua. Los ataúdes que estaban en nichos flotaron a la deriva y después los llevaron a un nuevo cementerio en Carhué. Los que estaban bajo tierra quedaron cubiertos por la inundación.







El año pasado, cerca de donde estaban la escuela primaria y la terminal de ómnibus, recordaron aquella inundación. Sobre tierra firme, los vecinos colocaron un monumento de simbología incomprensible. En una placa está esta frase: "La llama de la esperanza no se apagará jamás". El agua de la laguna, que crece sin parar, ya le muerde la base.





















-------------

Es es todo, saludos!.
0
0
0
0No hay comentarios