About Taringa!

Popular channels

Yoel (relato propio)







"Esto" nació hace unos momentos.
¿Qué cuando morirá?
Lo muerto, no puede morir.



¿Nunca te llamó la atención cuando tu cuerpo hace un movimiento... "involuntario"? Un pequeño espasmo muscular, o la reacción de un miembro completo... como cuando el doctor te golpea en la rodilla... Ah, cierto, reflejos le llaman, lo había olvidado... gracias.

¿Que si te escucho?

Por supuesto casi de manera involuntaria, como un "acto reflejo".

Irónico, no?

No?

No, definitivamente no ves la ironía en eso...

Tal vez debería explicarte un poco más...

¿Como que por qué? Porque puedo, ¿por qué va a ser sino? Para mí es suficiente motivación... es la sublimación de mi voluntad...

¿Que las manos no te responden? No las necesitas, yo sí.

Sí, es cierto, comenzó con el dedo índice hace unos días. No era muy molesto, pero si raro.

La mano reposando sobre el mouse, el índice dispuesto a cliquear... un click, aquí, un click allá... y otro por acá... y casi imperceptible el dedo comienza a deslizarse de lado, con un leve temblor. ¿Recordás , no?

Debo admitir que sentí frustración cuando lo miraste divertido... ¿Ah, no era diversión?

Pues a mí me pareció que sí...

El músculo o un tendón estaría apretado, tocaría un nervio... que se yo, no tengo idea de anatomía, pero resultaba divertido que el dedo se moviese solo, no?

Vaya que sí, admítelo...

El costumbrismo... ¿así se dice?... Te callas. ¿No piensas colaborar, no?

No importa, como sea... que una cosa se dé en ocasiones repetidas y sin ningún peligro aparente hace que dejemos de preocuparnos por ella y con el tiempo hasta puede resultar divertida...

Te divertías cuando lastimabas, no lo niegues, no llores. Lo sé y lo sufrí en carne propia. Cada humillación y cada golpe. Cada mentira y cada maldad. Me acostumbré y lo dejé pasar.

Y no solo yo. Pero los otros no están acá para pasarte factura. Yo sí, por mi voluntad. ¿Preguntas "qué" soy? Sí puede ser un "que"... ahora sólo soy voluntad.

Pero pensé que me ibas a reconocer como un "quien", no como un "qué".

¿No?

Deja de llorar que me empañas los ojos, hermano.

Aaah, ahora sí, ¿no es cierto?

No. No me llames así. No te atrevas.

¿Tenés miedo? Eso debe ser nuevo. Te alimentabas del miedo de los demás.

¡No llores, te dije!

¿Qué? Jajajaja. No te voy a matar. ¿Te alivia?

Te explicaré lo que voy a hacer. Te voy a dar una nueva oportunidad. Vas a sentir el amor de madre y padre de nuevo. Ellos se van a acercar a vos y te van a dejar su amor en forma de flores. También te van a mirar y van a sentir por tus pequeños actos que cambiaste (para mejor obvio)

No prometas! Cállate, déjame terminar!

Me mojaste el rostro...

Ellos verán que los tratas bien, que los quieres, que haces cosas que nunca hiciste. Y con el tiempo se olvidarán. Sí, se olvidaran de todo y vivirán como se merecen...

¿Me agradeces? De nada.

Es bueno que terminemos en paz. Porque ya debes irte.

¿A dónde?

A mi tumba. Ya casi tengo pleno control de tu cuerpo... sí, ya lo dijiste antes, empezó con el índice, pero no te diste cuenta. Igual si te sirve de consuelo no podrías haber hecho nada.

Ahora ocuparás mi lugar y yo el tuyo. Pronto ya no podrás leer esto y yo no te voy a escuchar más. Nunca más volveremos a comunicarnos una vez abandones este cuerpo.

¿Que no lo haga?

Yo te pedí lo mismo antes que me empujaras al agua, hermano.

Al menos tu ida será indolora, no como la mía.

Y no te hagas problema, allí no sientes nada y a los gusanos te acostumbras.

Escuché la puerta, madre llegó. Voy a empezar a cambiar tu imagen y a disfrutar de lo que me robaste.

Adiós, para siempre, hermano!

M.V.



0No comments yet