Check the new version here

Popular channels

8 de los mejores deportivos homologados de la historia






Estos son los mejores deportivos homologados de la historia, coches nacidos por y para la competición, pero que llegaron a tener una versión de calle perfecta. Son las versiones homologadas para la calle de auténticos mitos del automóvil, coches sin cuya existencia el mundo del motor sería mucho más gris.


Las siglas GTO son un buen ejemplo: Gran Turismo Omologatto, sí, homologado. De primeras, los que no conocen mucho la historia del automóvil pueden dudar un poco de qué va todo esto, pero nada más lejos de la realidad. Algunas competiciones del motor obligaban a las marcas a competir con coches que se vendían en la calle, coches de calle modificados para competir. Pero al final las marcas lo hacían al revés: creaban un coche de carreras y más tarde producían la serie mínima que exigía la FIA para poder homologar el coche de calle y, de esta manera, cumplir con esa condición para participar en las carreras.


Porsche 911 GT1




El Porsche 911 GT1 se fabricó específicamente para eso, para competir. La versión de calle es exactamente eso, una versión con una suspensión algo más amigable, un interior algo más práctico y pequeños detalles más. ¡Brutal!






Nissan Skyline R33 LM




El más raro de esta lista: solamente existe un ejemplar. La regla de Le Mans para homologar los coches hizo que Nissan tuviese que fabricar un ejemplar homologado para la calle. Una locura de seis cilindros biturbo, con 300 CV, tracción trasera y 1.150 kilos de peso. ¡Eso sí, es un ejemplar que se encuentra en el museo de la marca, cómo no!






Peugeot 205 T16




Con un turbo gigante, motor central y tracción integral: un misil tierra­tierra con especificaciones de rally y unos genes de ganador. Dominó el Grupo B en 1985 y 1986. Dominar sus 430 CV solamente debería estar al alcance de profesionales.






BMW M1




El primer miembro en llevar la M delante del número fue un deportivo homologado. El M1 fue diseñado por Giugiaro y producido para cumplir con la normativa del Grupo 4. Hoy en día es uno de los deportivos alemanes más especiales y padre de una saga deportiva como pocas.






Ford RS200




Fabricado sobre un chasis de competición y con un motor central, el Ford RS200 es la versión del calle de uno de los coches más espectaculares del Grupo B. Con sus 450 CV, su tracción integral y la suspensión muy avanzada para la época, se trata de uno de los mejores Ford jamás fabricados.






Ferrari 250 GTO




Solamente se fabricaron 39 Ferrari 250 GTO con un V12 de 300 CV y una de las carrocerías más bellas jamás creadas por el hombre, obra de Scaglietti. El objetivo era ser lo más ligero y aerodinámico posible y gracias a su motor, dominó las GT Series con puño de hierro. ¡El Santo Grial de Ferrari!






Alfa Romeo 33 Stradale




El Alfa Romeo 33 Stradale nació como un prototipo de competición, pero que finalmente pasó a la producción para la calle­ Su V8 de dos litros y creado en aluminio producía 230 CV: capaz tanto dentro como fuera de los circuitos.






Lancia Stratos




Diseñado por Bertone, motorizado por Ferrari. Tres veces campeón del mundo de Rally y un buen ejemplo de coche homologado absolutamente espectacular. Su motor V6 se conformaba con 190 CV, pero suficiente para mover los 980 kg con alegría.






Plymouth Superbird




A partir de los años 60 la NASCAR fue dominada por la aerodinámica. El único problema es que la base era un ‘Muscle car’ y el resultado es lo que ves en la foto: una bestia afilada, con un alerón XXXXXXL y un V8 de siete litros y 425 CV. ¡Ir a comprar el pan con esto tiene que ser tremendo!






Probablemente, el Ferrari 250 GTO sea el más famoso de la lista que puedes ver en lo alto de este artículo, ya que es uno de los coches más caros del mundo. No obstante, este vehículo es particular: en aquellos tiempos, los coches de competición podían circular también por la calle en muchos casos, ya que las normas no era tan estrictas. Años más tarde las cosas cambiaron y categorías como el Grupo B o las 24h de Le Mans consagraron a algunos de los deportivos de calle más salvajes, bestias y apasionantes. Hijos de la competición, padres de la emoción: ¡estos son los mejores deportivos homologados de la historia!





+52
30
0
6
30Comments