Check the new version here

Popular channels

Adelantamiento en ruta de día y de noche.




link: https://www.youtube.com/watch?v=UF_2yWzBZP4

El adelantamiento en rutas


La maniobra de adelantamiento en rutas con doble sentido de circulación y sin separación central es una de las más difíciles y peligrosas.



Por esta razón, es que antes de iniciarla, te conviene pensar si realmente vale la pena llevarla a cabo.

En los casos de viajes de larga o media distancia, tenés que preguntarte ¿cuánto tiempo ganarías si adelantas?...y en este caso reflexionar si vale la pena ese tiempo como recompensa, en contraposición al elevado riesgo que conlleva esta maniobra.

Uno de los principales factores que explican este riesgo, es la dificultad que tiene nuestro sistema visual para estimar las distancias, en este caso los cálculos son propios en cada conductor y dependemos de la experiencia para adquirir ese conocimiento.

Por lo tanto son de relativa utilidad las fórmulas que expresan las distancias escritas en un folleto, ya que si bien podrían ser exactas, nuestros cálculos son de valoración subjetiva o sea que cada conductor aprecia la realidad de manera distinta.



En este punto, tenés que advertir que para quien nunca salió a la ruta, aumentarán significativamente sus dificultades para el cálculo de las distancias y esto puede llevarlo a cometer errores en un eventual sobrepaso, con graves consecuencias.

Por esta razón, es que se recomienda que las primeras salidas a la ruta se realicen acompañados por alguien con suficiente experiencia, que te ayude a comprender las lecturas de trayectorias y las distancias de seguridad.

Veamos en 10 pasos la secuencia recomendada para adelantar con seguridad.

1° Cuando observas que te aproximas a un vehículo y percibís que circula más lentamente, es el momento en que tenés que considerar si vas a sobrepasarlo.

2° Igualas la velocidad con el vehículo que te antecede y esto te dará tiempo para evaluar la posible maniobra.

3° Ubicate a una distancia segura de seguimiento. Esta distancia es aquella a partir de la cual podés ver lo suficiente por delante en el carril contrario, pero sin necesidad de invadirlo o tener que zigzaguear. Ok?

4° Colocá el cambio que ubica tu motor en su régimen de máximo par o torque, que es donde dispone la máxima capacidad de aceleración.

5° Verificá que no exista señalización que lo prohíba y que la ruta no presente características que dificulten la maniobra –tales como curva, pendiente, paso a nivel, intersección, etcétera.

6° Asegurate de contar con buena visibilidad de manera que puedas apreciar bien el camino y otros vehículos que eventualmente influirán en la maniobra.

7° Observá si otro vehículo circula por delante del que queremos adelantar y si disponemos del espacio para volver a entrar al carril, luego del sobrepaso.

8° Conectá el indicador de viraje, advirtiendo a los demás de tu intención de cambiar de carril para sobrepasar.

9° Si se reúnen todas las condiciones de seguridad necesarias y decidís llevar a cabo el adelantamiento: mirá por el espejo de puerta para asegurarte que nadie te intenta adelantar y acelerá para ganar velocidad pero mostrando el auto en el carril contrario e intentando de este modo de demorar el menor tiempo posible al adelantar.

10° Una vez que superas completamente la línea de la trompa del vehículo que adelantaste cambias el sentido del indicador de viraje y retornarás a tu carril en la forma más sesgada posible.

Por favor, acordate siempre: ante la mínima duda no adelantes, porque el sobrepaso en rutas no admite errores.


No te pegues a un camion


link: https://www.youtube.com/watch?v=NBlksrwl-dg



Si es de noche...

La falta de contrastes durante la noche genera un grado adicional de complejidad al manejo, ya que las dificultades que enfrenta un conductor durante el día son maximizadas por las limitaciones propias de nuestros sentidos para conducir en la nocturnidad.

En estas condiciones y considerando maniobras posibles, la del adelantamiento en rutas de dos sentidos sin separación central, constituye la de mayor riesgo.

Un condicionante surge de comprender lo que nos ocurriría ante un impacto frontal. Por ahora nos limitaremos a recordar que en estos casos se suman las energías de los vehículos, con todo lo que ello implica (energía cinética, objetos sueltos y deformación de vehículos). Por esta razón consideraremos que cada maniobra de adelantamiento, aún en las mejores condiciones posibles, implica un alto riesgo.

En su momento explicamos mediante algunos simples cálculos matemáticos las velocidades relativas de vehículos en movimiento. Estas estimaciones siempre estarán supeditadas a la capacidad y experiencia propias de cada conductor para evaluar las distancias implicadas. También hemos visto que estimar una distancia cuando se está en movimiento resulta más complicado que hacerlo en una posición fija y que ese nivel de dificultad aumenta con el incremento de la velocidad. Pues bien, todo esto se complica aún más en condiciones de visibilidad limitada por la oscuridad y falta de contrastes.

Pero no es la distancia el único factor complejo a tener en cuenta durante la noche. Los cálculos de velocidades de otros vehículos también se dificultan y aquellas referencias cómodas con que normalmente contamos durante la luz del día, no estarán disponibles por la noche.

Recordemos siempre la máxima, “tan importante como ver es ser visto” por los otros y es por eso que debemos mantener nuestro sistema de luces en óptimas condiciones, sin alterar el color original ni la posición de las luces.

Tengamos en cuenta que en un vehículo equipado de fábrica, la separación entre sus faros y los colores de los mismos ayudan a calcular las distancias y el sentido de desplazamiento, datos que resultan vitales para un buen cálculo en la maniobra de adelantamiento.

En la apreciación de la velocidad los cálculos también son subjetivos o propios pero mucho más complejos. No alcanza un simple vistazo para ponderar, sino que requiere de acabada experiencia para observar la evolución de la posición en función del transcurso del tiempo.



Algunas recomendaciones útiles para el adelantamiento nocturno:

- Estar descansados y en buena condición psicofísica.

- No haber bebido alcohol o ingerido drogas que puedan afectar nuestro desempeño al volante.

- Respetemos siempre las normas (límites de velocidad, carteles indicadores, líneas en el asfalto, etc.), no arriesguemos con un adelantamiento si no estamos seguros que la zona es apta.

- Al acercamos al automóvil que nos antecede utilizaremos “luces cortas”, evitando deslumbrar por los espejos retrovisores.

- Evalúe cuidadosamente y antes de adelantar las condiciones del camino y el entorno (bruma, sector recto plano, curvas, lomas, puentes angostos o cualquier condición que dificulte ver lo que ocurre más adelante, a una distancia adecuada).

- Sólo después de estar completamente seguros que se dan todas las condiciones necesarias, con tiempo y espacio suficientes para sobrepasar el vehículo que va por delante, iniciaremos el sobrepaso desde una adecuada distancia de seguimiento.

- Es conveniente advertir a quien vamos a sobrepasar con un cambio de luces (guiño).

- Anunciemos con el intermitente antes y después de adelantar para indicar nuestro retorno al carril derecho.

- No utilizaremos las luces de largo alcance hasta tanto hayamos superado la línea del frente del otro vehículo, atendiendo que con ello no afectemos la visión a otro conductor en nuestro frente que circula en sentido contrario.

- Ante el menor síntoma de fatiga detenernos y descansar.

Un conductor inteligente extrema las precauciones cuando maneja y sabe que las condiciones adversas (la visibilidad reducida es una de ellas) siempre juegan en contra, de este modo evita correr riesgos innecesarios.




SUSCRIBITE! A nuestro canal en Youtube:
https://www.youtube.com/channel/UCkeR5tZkRFUZ2BLT_jtvuwg

Y Dale Me Gusta a nuestro Facebook:
https://www.facebook.com/pages/El-Conductor-Inteligente/1430403963866131
0
0
0
0No comments yet