About Taringa!

Popular channels

algunos concejitos para comprarte una motito usada

cada vez mas caras las 0km y seguramente una opcion no tan descabellada es comprarte una motito usada, pero ojo mirala bien!!! aca te dejo algunos consejos antes de largar la guita


Por supuesto hay que tener en cuenta que hasta al más experto de los mecánicos le pueden dar gato por liebre y encontrarnos de repente con lo que parecía una buena compra se convierta en un quebradero de cabeza constante. siempre teniendo en cuenta que nadie esta libre de que algo que revisemos en día de la compra este bien y se rompa al poco tiempo, pero en fin, así son las máquinas.



La primera impresión




Lo primero calma, una moto reluciente y sin una mota de polvo tiene mucho ganado, pero esta puede esconder mil y un fallos o desgastes que hagan de nuestra compra una ruina. En esta primera fase trata de dejar a un lado la moto y céntrate en el vendedor. Pregunta, pregunta, pregunta y vuelve a preguntar, que para eso estas dispuesto a gastarte tu dinero en la moto que él quiere vender.
Preguntas obligadas son: Cual es el mantenimiento realizado, donde, cuantos kilómetros tiene, para que la usaba, si tiene todos los papeles en regla, donde la compró, si es el primer dueño, de que año es la moto, cuanto gasolina consume, si consume aceite, pide que te muestre la ficha técnica de la moto para comprobar que todo concuerda, si se ha caído alguna vez, si ha tenido alguna avería, etc… Toda esta batería de preguntas incluso aunque muchas de ellas las sepas ya de antemano sin necesidad de preguntarle, te ayudarán a formarte una idea del tipo de vendedor con el que estas tratando y confirmarán si lo que nos ha respondido se ve reflejado en la inspección que haremos a la moto posteriormente.
Centrémonos en la moto



Una vez recabada la mayor información posible del vendedor, vamos a comprobar si nos cuadran las cosas que cuenta. Por supuesto ni que decir tiene que es necesario ver la moto a plena luz de día, ya que a veces por prisas u otras circunstancias nos enseñan las motos de noche o en garajes con poca luz donde no podremos apreciar muchos detalles.



La primera parte de nuestra inspección será la estética, además de ser la parte fácil ya que sin ningún conocimiento podremos ver si la moto esta bien de pintura o tiene muchos rayones o si hay algún plástico roto. Debemos prestar atención en esta primera revisión estética a ciertos puntos de la moto que nos ayudarán a saber si corresponde el kilometraje que marca con el desgaste que tiene determinadas piezas.





Así debemos fijarnos en los puños de la moto si están muy desgastados o se mueven sobre el manillar, en los extremos de las manetas y de los contrapesos del manillar para detectar si están rayados por una caída, en la cúpula delantera indicarán desgaste o mucho tiempo en la calle.





También hay que fijarse en las partes de la moto que tiene roce con el piloto o su ropa, el depósito a la altura de la cremallera, plásticos laterales donde rozan las botas etc… Hay que prestar atención a las gomas de las estriberas o del pedal del freno donde un desgaste acusado nos indicará que la moto ha sido usada durante muchos kilómetros.




Vamos a arrancar la moto



Dividiremos este paso en dos, con el motor frío y el motor caliente. Para ello debemos asegurarnos, simplemente tocando con precaución un lateral del motor y si este se encuentra frío continuaremos con nuestra inspección. Si está caliente y tocamos una rueda de la moto por el centro notando que está fría, en vez de tibia o caliente, pide al vendedor volver a revisar la moto con el motor completamente frío, ya que un motor en caliente arranca más fácilmente que uno frío y posiblemente hayan tenido la moto arrancada antes de que tu llegaras tratando de enmascarar algún tipo de problema.



Deja al propietario que arranque la moto con el motor frío, simplemente para fijarte si la deja al ralentí o le da bruscos acelerones, ya que es mala costumbre la de acelerar la moto con el motor frío. Mientras tanto fíjate en la salida del escape, al principio es normal que con el motor frío veas salirhumo blanco, no es aceite sino condensación de agua evaporándose en el interior del escape pero te va a servir de referencia para volver a darle otro vistazo cuando el motor este caliente y el humo haya disminuido en su intensidad.



Aprovecha para dar un vistazo de cerca al motor y a la par que vas viendo que no hay restos de aceite “fresco” entre las juntas, afina el oído, el sonido al ralentí debe ser suave y continuo sobre todo si tiene el escape de serie. A mí personalmente en este punto en concreto, me gusta más ver un motor sucio con sus restos de grasa o aceite secos en determinados lugares que uno totalmente limpio que puede haber sido maqueado para eliminar rastros de fugas. Incluso si tienes oportunidad pasa un papel por debajo del motor para ver si mancha con rastros de aceite “fresco”, no te preocupes si sale manchado con grasa seca.






Mientras se calienta el motor



Vamos a seguir fijándonos en partes fundamentales de la moto, como las suspensiones. En la horquilla delantera hay que fijarse si su barras están completamente limpias, de lo contrario si hay restos de grasa esto puede suponer que tenga un reten dañado que nos obligue a sustituirlo. Pero habrá que seguir comprobando que estas no tienen ningún golpe o arañazo o estén dobladas. Para ello amortigua varias veces presionando sobre el manillar con toda tu fuerza, el tacto tendrá que ser suave y no a trompicones sobre todo en su retorno. La misma revisión debes hacer en el amortiguador trasero.



Mira los discos de freno y pastillas de ambas ruedas, sobre todo que los discos no tengan desgaste en su parte más exterior, lo que conocemos normalmente como escalón. Unos discos de serie con la utilización de unas buenas pastillas en uso normal de la moto no comienza a verse el desgaste y por lo tanto el escalón en unos 75.000 kilómetros. Más tarde con la moto rodando podremos comprobar que los discos no estén doblados.



Fíjate en la cadena, corona y piñón si esta a la vista, es importante que la corona y piñón no tenga sus dientes demasiado afilados o rotos, síntoma este de que tendremos que cambiar todo el kit de transmisión completo, también podremos comprobar el estado de la cadena mirando cuanto cede tirando de ella hacia arriba por la parte superior del basculante, luego movemos la moto un metro para hacer la misma prueba en otro punto de la cadena. Si en este otro punto cede más o casi no cede la cadena esta estirada, no tiene la misma tensión en toda su longitud, por lo que también habrá que cambiarla.



Si tienes oportunidad sube la moto en el caballete central y comprueba que la dirección va libre y suave de izquierda a derecha hasta que llegue a sus topes, si va a saltos o con ruidos raros, desconfía. Lo menos malo es que sean los rodamientos de la pipa de dirección pero también pueden ser síntoma de un golpe frontal, y si a este síntoma se le une alguna barra de horquilla algo tocada desconfía todavía más.



Recuerda volver a mirar el escape para ver si el humo que sale ahora es normal, que no huela a aceite. Pon la mano en la salida del escape y con pequeños acelerones comprueba que no te salpica la mano con motitas de aceite. Pero ojo una moto que consuma aceite no tiene nada mal, incluso diría que si el consumo es razonable es bueno ya que es señal de que esta lubricando bien, pero otra cosa distinta es que lo tire por el escape.







0No comments yet
      GIF