Popular channels

Audi ya experimenta con dos motores TDI




Audi ya experimenta con dos motores TDI prototipo con turbos eléctricos




En Audi se han puesto manos a la obra para que sus motores TDI acojan la sobrealimentación eléctrica lo antes posible. La firma de Ingolstadt está celebrando los 25 años que cumplen las siglas TDI, y por ello pretende lanzar al mercado un importante salto cualitativo en estas mecánicas. Tras darse a conocer el prototipo Audi RS5 TDI Concept, todo apuntaba a que Audi seguiría probando en laboratorio este sistema. Nada más lejos de la realidad, pues ya son dos prototipos los que ha fabricado Audi con diferentes configuraciones para emplear sobrealimentación eléctrica.

El futuro de los TDI está en la sobrealimentación eléctrica



En primer lugar nos encontramos con el Audi RS5 TDI Concept. Su propulsor 3.0 V6 TDI con doble turbocompresor en serie, acoge un tercer compresor de accionamiento eléctrico capaz de paliar el déficit de carga a bajas revoluciones. El sistema, además de compacto, resulta sencillo al instalarse tras el intecooler y haciendo uso de un bypass. El resultado es más que interesantes con una potencia máxima de 385 CV y un par motor máximo de 750 Nm entre 1.250 y 2.000 rpm.



El segundo prototipo desarrollado haciendo uso del mismo sobrealimentador eléctrico, es el Audi A6 TDI Concept. En este caso, el sistema de sobrealimentación hace único uso de un turbocompresor de geometría variable, que es apoyado por el sobrealimentador eléctrico ubicado también tras el intercooler. En este caso la potencia final de propulsor 3.0 TDI es de 326 CV, mientras que el par motor alcanza los 650 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm.

El compresor eléctrico arroja una potencia máxima de 7 kW y está alimentado a través de una instalación de 48 voltios con acumulador y conversor independientes. La presión máxima alcanzada por esta turbina a pleno rendimiento es de 2,4 bares, mientras que su alta velocidad de accionamiento, le permite pasar de 0 a 70.000 rpm en apenas 250 milisegundos. Con estas características, desaparecería por completo el retraso de los turbocompresores o turbo-lag, pudiendo gestionar de forma independiente a la carga del motor la entrada de la sobrealimentación.




Audi tiene muy claro que el futuro de las siglas TDI pasa por acoger cierto grado de hibridación. El avance de los sistemas microhíbridos de 48 voltios, permite a Audi desarrollar tecnologías como el “turbo eléctrico” para su implantación a corto plazo. Desde Audi siguen sin ofrecer fechas o detalles sobre su comercialización, pero dado el interés por explotar sus virtudes en diferentes configuraciones, todo apunta a que su llegada al mercado podría sucederse en algún momento de 2015.

0
0
0
0No comments yet