Check the new version here

Popular channels

Coches de competición más bellos de la historia: Ralt



RALT fue un fabricante de coches de competición centrado en monoplazas de categorías inferiores como la Fórmula 3, Fórmula 2 y Fórmula 3000, pasando por otras competiciones menos conocidas como la Fórmula Super Vee y la Fórmula Atlantic. Fundada por los hermanos Tauranac, el nombre del equipo venía de "Ron and Austin Lewis Tauranac", siendo Ron el diseñador de los primeros Brabham de Fórmula 1.

Las actividades de RALT empezaron en los años 50, ganando competiciones de montaña en Australia (lugar de procedencia de sus fundadores). Los Ralt pronto ganaron fama como algunos de los mejores monoplazas cliente de la época, construidos con unos estándares de calidad muy elevados gracias a una maquinaria cara y materiales de nivel. Pronto, empezarían a ganar carrera internacionales.


Ralt RT3 - Fórmula 3



El primer acierto global de Ralt a nivel internacional fue el Ralt RT3. Estrenado en 1979, suponía una gran mejora sobre el anterior monoplaza de Fórmula 3 de la marca gracias a la revolución de la llegada del efecto suelo a la categoría, aunque inicialmente los resultados no parecían indicar que fuera a tener un futuro tan brillante. La primera temporada tuvo apenas un puñado de podios en total con producción lenta y unos pocos coches construidos. Por fortuna para Ralt, las cosas mejoraron en 1980.

Stefan Johansson se llevó el campeonato británico gracias a un cambio de March a Ralt a media temporada que le ayudó a llevarse las cuatro carreras del año y el título, cuando pilotaba para el equipo Project Four de un tal Ron Dennis. Frank Jelinski y Wolfgang Klein repitieron historia en el campeonato alemán, con una segunda mitad fuerte que les valió la primera y segunda posición final. Ralt había acertado de pleno con un coche que duraría años en la cresta de la ola.

Dominio absoluto en 1981 de los campeonatos británico y alemán precedieron un dominio más increible con títulos en Gran Bretaña, Alemania, Fracia, Italia y Japón en 1982. Al año siguiente, a estos dominios habría que añadir el del campeonato europeo y el triunfo de Ayrton Senna en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3 (además del campeonato británico). Su último año, 1984, volvió a ver títulos en Gran Bretaña y ahora también en Suecia, aunque en otros campeonatos lucharon sin imponerse. La historia de uno de los modelos de Fórmula 3 más exitosos de todos los tiempos llegaba a su fin.


Ralt RH6 - Fórmula 2



El Ralt RH6 debe la "H" de su nombre al acuerdo de la marca con Honda, que pasó a proporcionar motores específicamente para este modelo que se estrenó en 1980. De entrada no acabó de cuajar y los resultados no llegaron. Lo mejor que se consiguió fue un segundo puesto de cierto británico llamado Nigel Mansell, que fue claramente superior a Geoff Lees. Para el segundo año del modelo, varios cambios mejoraron el rendimiento del motor y la aerodinámica del RH6.

Habría que esperar a nuevas mejoras en la geometría de suspensiones traseras y en el motor Honda, llegando hasta 340 caballos de potencia, para que los primeros resultados empezaron a llegar. No fue en Europa, donde el Ralt RH6 no acababa de funcionar, si no en Japón. Honda ponía toda la carne en el asador y en 1982 el equipo oficial de Ralt compite en la Fórmula 2 japonesa en calidad de equipo invitado y Jonathan Palmer obtiene un podio.

Con los años, Ralt sigue mandando cada año un equipo oficial a la categoría en alguna prueba como invitado y en 1984, Roberto Moreno consigue la pole y un tercer puesto en la carrera en la que compite, siempre como invitado en la última cita del año. También compite, a tiempo completo, un coche del Team Izukawa (dos en algunas carreras), con resultados en los puntos a menudo. En 1985, un último RH6 con motor BMW compitió a tiempo parcial y llegó a puntuar, finalizando su carrera deportiva.


Ralt RT23 - Fórmula 3000



El Ralt RT23 supuso la vuelta de Ralt a la Fórmula 3000 después de varios años fuera de circulación. Bajo el auspicio de March tras la venta de Ralt al gigante de los chasis, Ralt estaba de nuevo en la escena de la antesala de la Fórmula 1 en 1991. Los Ralt RT23 terminaron tanto en la Fórmula 3000 internacional como en la japonesa, aunque con distintos motores en ambos campeonatos; Mugen-Honda en Japón y Cosworth en Europa.

La temporada en Japón fue decepcionante, con solo dos podios para los Ralt RT23; uno de Johnny Herbert y uno como piloto invitado para Michael Schumacher, ambos pilotos del Team LeMans. Herbert puntuó en un par de ocasiones más y llegó a la décima posición final, mientras que Schumacher fue décimotercero. El campeonato internacional fue ligeramente más exitoso.

Los equipos británicos 3001 International y GA Motorsport fueron los únicos en usar los Ralt RT23, siendo el primero de ellos el único en puntuar. Mientras Andrea Montermini fue décimo con dos terceros puestos, Jean-Marc Gounon finalizó el campeonato en sexta posición gracias a una victoria en Pau que fue la última de la historia de Ralt en la Fórmula 3000.


Ralt RT34 - Fórmula 3



Tras años de evolución de los Fórmula 3 de Ralt, la marca seguía siendo competitiva, sobre todo en "su" feudo en el campeonato británico. La llegada del RT34 fue bienvenida por tratarse de la evolución lógica del RT33, con pequeños cambios principalmente. Ante todo, un relativamente importante en el cambio de distribución de pesos y un pequeño avance de la posición del motor.

Esto resultó en un cambio del centro de gravedad hacia adelante. También se aumentó la rigidez del chasis y se realizaron cambios en el frontal para una mejor penetración aerodinámica. Si el RT33 había pecado de ser poco competitivo, el RT34 volvía a la cabeza de la Fórmula 3. Su principal baluarte, de nuevo la Fórmula 3 británica, donde las seis primeras posiciones fueron para pilotos con Ralt RT34.

La lucha se dio entre Mika Häkkinen (campeón) y Mika Salo, los dos tocayos finlandeses. Eric Hélary finalizó el año como campeón en Francia y Jo Zeller ganó el campeonato suizo. El final de temporada aún tendría un momento clave para el RT34, con Mika Häkkinen luchando por la victoria del Gran Premio de Macao. Batallando con Michael Schumacher, el finlandés casi consigue poner el broche de oro a la temporada pero un accidente que ha pasado a la historia sentenció el final del RT34.


Ralt RT36 - Fórmula 3



El Ralt RT36 mantuvo la estética de la marca pero con una modernización importante. Estrenado en la temporada de 1992, el coche ya adoptó la estética clásica de los coches de los 90. Su frontal particular y los cambios de material en el chasis, que pasaba de la mezcla de carbono y aluminio al composite, fueron los principales cambios. También se produjeron otros cambios en la zona aerodinámica.

El sistema de escapes se rebajó y un cambio de ángulo se combinó con las suspensiones montadas a una altura relativamente distinta. En Japón se estrenaron inicialmente unos nuevos pontones laterales que se acabaron adoptando en otros lugares, todo para intentar tener más velocidad punta. La versión B del RT36 era mucho más competitivo pero la pérdida de uno de sus pilotos más competitivos (Marcel Albers, que perdió la vida en Thruxton) y la marcha de Andrew Thorby, diseñador del RT36, a Van Diemen, diezmaron Ralt.

Aún así, el belga Philippe Adams consiguió ser subcampeón en el campeonato británico de Fórmula 3, mientras que en Alemania del segundo al cuarto clasificado usaban el RT36. Anthony Reid se impuso en el campeonato japonés con un RT35 híbrido y Peter Aslund hizo lo propio en Suecia. Ralt se mantenía, quizás no en la cresta de la ola, pero así a un nivel capaz de ganar carreras y luchar por el título.

Los coches de Ralt siguieron compitiendo durante un par de años más, antes de un parón importante y un retorno a las carreras en 1999 y 2000 con un Fórmula 3 con tecnología bastante desfasada. Incapaz de mantener el nivel de Reynard y Dallara, con su último coche de carreras solo consiguiendo éxito moderado en la minúscula primera edición de la Fórmula 3 estadounidense, en el que aún no participaban demasiados rivales. Desde entonces, Ralt ha desaparecido silenciosamente...
0
0
0
3
0No comments yet