Canales populares

Coches de competición para recordar: Honda



Honda es una marca única en el sentido de que cuenta con una larga tradición tanto en los coches como en las motos, aunque a decir verdad siempre ha tenido algo más de fama en dos ruedas que en cuatro. A pesar de ello, la presencia de la marca japonesa en las competiciones automovilísticas ha sido siempre de primer nivel y cuando compiten en una categoría, lo hacen con el objetivo de ganar. Es esta forma de pensar la que les lleva a elegir modelos de calle exitosos y transformarlos en máquinas de carreras purasangre.


Honda RA272 – Fórmula 1




Fué en esa época, paralelamente a los proyectos nacionales, que Honda se planteó entrar en la Fórmula 1. Lo hizo en 1964 -curiosamente con un piloto estadounidense- y tras trabajar con sus modelos de pruebas y con el relativamente primitivo RA271 en su primer año en la categoría, los japoneses se pusieron manos a la obra con lo que tenía que ser un coche para destacar en el mundial de Fórmula 1. Así acabó naciendo el Honda RA272, sin duda el monoplaza más memorable de la marca japonesa.

El Honda RA272 destacó en su momento por sus avances tecnológicos. El motor era un espectacular -aunque pesado- V12 de 1500 centímetros cúbicos que conseguía subir hasta las 14.000rpm, algo que era muy poco común para la época. Teniendo en cuenta que Honda había empezado a construir coches hacía menos de un lustro, el avance conseguido era algo increible. Como también lo era su aceleración, que a menudo hacía que lideraran la carrera en la primera vuelta.

Desafortunadamente, el ritmo del coche en pista no estaba a la altura de la excelente entrega de potencia del motor y los resultados no fueron tan buenos. Aún así, en 1965 el RA272 consiguió darle a Honda su primera victoria. Fue con otro piloto estadounidense, Richie Ginther en el Gran Premio de México, la última carrera del modelo, que tuvo que retirarse puesto que el cambio de normativas para 1966 hizo que el monoplaza quedara obsoleto y no tuviera ningún sentido seguir utilizándolo.


Honda S800 – Gran Turismo



Uno de los primeros coches que Honda puso a competir fué el Honda S800, una pequeña máquina con un motor de 873 centímetros cúbicos que en su versión de competición daba más de 100 caballos de potencia con un tope de revoluciones por minuto de 10500. Espectacular, por tratarse de un motor tan pequeño de un coche de los años 60, sin ninguna duda. Esto hacía que el S800 fuera ligero y aunque no fuera muy potente, tampoco era precisamente lento.

Quizás su carrera más conocida sea la de las 12 horas de Suzuka de 1968, donde ganaron la categoría GT-1 contra coches como los Toyota 1600GT, Nissan Skyline 2000GT y otros coches mucho más grandes y potentes de la época. De hecho, el coche pilotado por Kuniomi Nagamatsu y Yoshifumi Kikura terminó en tercera posición general, solo por detrás de dos Toyota 7. Para aquellos que conozcan las prestaciones del Toyota 7, les resultará evidente que una tercera posición en una carrera donde participaran estas bestias es un mérito increible.

El coche, que se fabricó de 1966 a 1970 en su versión de calle, tuvo éxito en las competiciones domésticas pero con los años fué perdiendo importancia a medida que los deportivos japoneses iban volviéndose más potentes y más grandes, lo que implicaba qe los pequeños coches de menos de un litro de cilindrada quedaban obsoletos y sin opciones de buenos resultados. Aún así, la semilla de la competición y el gusto por la victoria estaba plantada en Honda.


Honda Accord – Turismo



El Honda Accord de los años 90 fue famoso por su presencia en un campeonato en concreto, por su buen desempeño en él y por el hecho de formar parte de lo que muchos consideran la época dorada de esa competición.Hablamos evidentemente del BTCC, donde el Honda Accord participó a finales de los años 90 con nombres legendarios como Gabriele Tarquini o Tom Kristensen entre otros pilotos particularmente conocidos en el Reino Unido.

Durante los últimos años de presencia del Accord en la categoría, llegó a compartir pista con el Integra Type-R, otro Honda que aunque no está en la lista, también es recordado tanto a nivel de coche de calle como de coche de competición. El Accord no llegó a ganar ningún campeonato aunque sí luchó por las posiciones delanteras y ganó carreras en el tiempo en el que estuvo en el campeonato de turismos británico.

El Honda Accord destaca por ser un coche “serio” que de golpe se convertía en algo capaz no solo de luchar por ganar carreras en un circuito, sino de hacerlo al estilo BTCC. Con golpes a diestro y siniestro, demostrando su robustez a la vez que su velocidad. Quizás fué un movimiento inteligente por parte de Honda para promocionar sus vehículos, aunque también es posible que fuera una casualidad. Lo que sí sabemos es que el Accord formó parte de una época gloriosa de las carreras de turismos.


Honda Civic – Turismo



Precisamente el Honda Civic ganó tres años seguidos el BTCC y también es el coche con el que Honda participa en el WTCC. Pero mucho antes de esto, desde su introducción en 1973, el Civic ha sido utilizado en un sinfín de competiciones tanto a nivel japonés como europeo o norteamericano. Cualquier cosa le valía al hambriento Civic, que llegó a competir en los 1000km de Bathurst. Un modelo versátil que podía ponerse a punto para cualquier carrera de turismos.

Con los años, los Civic siguieron siendo populares sobretodo en Japón y en Estados Unidos, aunque participaban también en el ETCC hasta que se convirtió en campeonato del mundo –WTCC- en 2005. Durante un tiempo no vimos a los Civic en las pistas internacionales. Después de ver el éxito del nuevo Civic en el BTCC, la marca decidió que tenía que intentar hacer lo mismo en el WTCC, donde el coche debutó en 2012, siendo la única marca en plantar cara a los dominios de Chevrolet y Citroën.

El Civic más reciente participa en el WTCC desde 2013 a tiempo completo, aunque ya disputó carreras en 2012 para familiarizarse con el “entorno”. Han ganado carreras y han conseguido estar en la zona alta de la clasificación aunque por ahora, aún se les escapa el título. Con el dominio de Citroën en la actualidad, parece difícil imaginarse a alguien batiendo a los franceses. Pero en Honda no tienen como costumbre rendirse y seguro que seguirán presionando.


Honda NSX – Gran Turismo



Si se dicen en voz alta las palabras “Honda” y “superdeportivo”, la siguiente en la serie es, indudablemente, “NSX”. El coche desarrollado por la marca japonesa en conjunción con Ayrton Senna es un clásico casi atemporal y con sus buenos momentos en la competición. Aunque la más conocida por el NSX es la del Súper GT, donde compitieron contra los archirivales Toyota Supra y Nissan Skyline, el Honda NSX también tuvo importancia en Europa.

Hablamos de Le Mans y es que el Honda NSX participó en la legendaria carrera de 24 horas en tres ocasiones; 1994, 1995 y 1996. Sucedió con el apoyo de Kremer mientras que el Team Kunimitsu, un clásico de equipo Honda, ocupaba la posición de coche privado. El mejor resultado llegó en 1995, cuando un NSX ganó la categoría GT2 y terminó en octava posición de la general. En 1996 solo un coche participó aunque terminó y lo hizo en tercera posición de la categoría GT2.

A partir de entonces, sus andaduras se centraron en el Súper GT, donde ganaron en la categoría GT500 en el año 2000 y 2007 y en la categoría GT300 en 2004. El coche fue recibiendo mejoras a lo largo de los años, incluso después de que el NSX original dejara de fabricarse. Se había convertido en un icono de Honda y en un verdadero coche de carreras. De los que no tiene presencia en la calle. Tan histórico era que el nombre tuvo que rescatarse para la nueva era del Super GT que empezó en 2014, gracias al renacimiento del modelo de calle.

Por cosas como estas, Honda es una gran marca que representa el espíritu japonés del sacrificio, del trabajo duro y de hacer las cosas con pasión para obtener los mejores resultados. Así es Honda y así enfocan ellos la competición. Hasta el momento no les ha ido mal -aunque están pasando por una etapa algo dura hoy en día-, así que a partir de ahora toca seguir disfrutando con la presencia de la “marca de la H” en las varias competiciones en las que hoy en día siguen buscando el triunfo.

0No hay comentarios