Check the new version here

Popular channels

¿Cómo comprar una moto Cafe Racer? [Mega-Post]

El Cafe Racer es un estilo de motociclismo y motocicleta popularizado en el Reino Unido en la década de los años 1950, principalmente por los Rockers, que personalizaban sus motos con pequeños carenados, modificaciones en chasis y estriberas, tubos de escape, colines y aligeramiento general de la máquina, quitando todo aquello que no fuera necesario y poniendo especial énfasis en la velocidad y agilidad, dejando la comodidad de sus monturas en un segundo plano.

En nuestros días, este fenómeno y costumbre adoptada por amantes de las motocicletas se mantiene con bases muy variadas, siendo apreciadas sobre todo las máquinas con solera y currículum, ya sean de origen británico, como en sus comienzos, o bien de cualquier otra procedencia, siempre que los elementos básicos se presten configurar una auténtica Cafe Racer y la habilidad, imaginación o buen hacer de sus propietarios y constructores lo permitan.

"El café racing es sobre todo una cuestión de gusto. Es una mentalidad atávica, una peculiar mezcla de estilo bajo, alta velocidad, pura tontería y una desdeñosa dedicación a la vida de café y todos sus peligrosos placeres…. " Hunter S. Thompson

Si has decidido que quieres comprar una moto Cafe Racer o custom, este artículo te va a venir de perlas.

Este día es sin lugar a dudas un momento de nervios y mucha emoción. Por fin vas a poder disfrutar de una buena burra, transformarla, personalizarla o simplemente, montarte en ella y darle gas hasta verte [email protected] a repostar

Pero antes de eso, tienes que pensar y calcular todas las opciones. No quiero que después te arrepientas. Lo bueno es poder rodar durante bastante tiempo con tu fiel compañera.

Para ello, analiza bien el proyecto eligiendo con seguridad la moto base y los cambios que deseas. Piensa que si la moto tiene un buen potencial y te sale rentable, en caso de venderla en un futuro, en vez de perder, te mantengas o ganes algo de money.

Tienes 3 opciones que según tu presupuesto, tiempo y conocimientos, te saldrá más rentable una que otra.

¿Cómo comprar una moto Cafe Racer?

Si has decidido que quieres comprar una moto Cafe Racer o custom, este artículo te va a venir de perlas.

Este día es sin lugar a dudas un momento de nervios y mucha emoción. Por fin vas a poder disfrutar de una buena burra, transformarla, personalizarla o simplemente, montarte en ella y darle gas hasta verte [email protected] a repostar

Pero antes de eso, tienes que pensar y calcular todas las opciones. No quiero que después te arrepientas. Lo bueno es poder rodar durante bastante tiempo con tu fiel compañera.

Para ello, analiza bien el proyecto eligiendo con seguridad la moto base y los cambios que deseas. Piensa que si la moto tiene un buen potencial y te sale rentable, en caso de venderla en un futuro, en vez de perder, te mantengas o ganes algo de money.

Tienes 3 opciones que según tu presupuesto, tiempo y conocimientos, te saldrá más rentable una que otra.

1. Comprar una moto de serie y customizarla tú mismo.

Por lo general, para la gran mayoría de mortales, la opción más “atractiva” es esta, ya que de entrada puede ser la más barata.

Pero no te engañes y analiza bien. Solo es la más económica si lo tienes todo muy claro, si eres un manitas y cuentas con herramientas, conocimientos suficientes y mucho tiempo para hacer un trabajo guapo. Puede que tengas un amigo que te ayude, la cuestión es que tú hagas gran parte de la transformación y no tengas que pagar horas de trabajo a un profesional.

En este caso, tendrás que buscar una base que te guste y que se adapte de forma fácil al estilo de moto que hayas elegido. Si tienes una base “complicada” el esfuerzo tendrá que ser mayor para un buen resultado. Y puede que te compense mejor venderla y comprarte otra moto.

Si se trata de una moto de segunda mano, ten en cuenta todos los detalles.

Si hay que restaurar, que tenga un precio de venta lo más bajo posible. Calcula cuánto te costará ponerla a punto y dejarla totalmente a tu gusto.

Si no hay que restaurar, posiblemente tendrá un precio más alto. Si es así, suma al coste de compra las nuevas modificaciones. Puede que sea mejor que la compres ya transformada.

2. Comprar una moto Cafe Racer o custom ya transformada y lista para usar.

Al igual que tú, somos muchos los que compartimos la afición de personalizar y mejorar nuestras motos.

Algunos cuando la terminamos, decidimos venderla para comprar otra y seguir con nuestro hobby. Esta opción puede ser muy interesante, ya que puedes encontrar una joya lista para su uso. Ahorrándote tiempo y preocupaciones.

También hay constructores y empresas que se dedican a transformar y vender sus trabajos. Por supuesto el diseño tiene que gustarte.

Si aun así le vas a dar tu toque personal, tendrá que ser ajustado para no aumentar los gastos. Ya que si no te gusta y vas a cambiar muchas cosas, es mejor que vuelvas a la opción 1.

Lo suyo es que la moto esté perfecta y que simplemente tras su compra puedas disfrutar de ella.

3. Realizar el encargo a un constructor o profesional reconocido.

Si no dispones de mucho tiempo y quieres asegurarte de tener un buen resultado. Puedes delegar todo el proyecto a un profesional, llevando tu moto de serie, o pidiendo que ellos se encarguen de comprarla y hacer todo lo que sea necesario.

]

Gracias a todos por pasar dejen sus comentarios o puntaje
0
0
0
0No comments yet