Check the new version here

Popular channels

Diciendo adiós al Opel Ampera: crónica de un fracaso




Diciendo adiós al Opel Ampera: crónica de un fracaso anunciado




Opel se rinde definitivamente con su particular apuesta por la eficiencia. El Opel Ampera dirá adiós al mercado europeo al caer la primavera de 2015, despidiéndose de igual modo de una apuesta similar para Europa en cualesquiera de las marcas que conforman el grupo de General Motors. Si el Chevrolet Volt nunca gozó de éxito en el viejo continente y el Cadillac ELR lo está pasando francamente mal en EE.UU., el Opel Ampera ha firmado un decepcionante paso por los concesionarios Opel en todos los mercados europeos.

Opel Ampera: ¿Incomprendido o equivocado?



Una caída del 67% en las ventas del Opel Ampera en los primeros 5 meses de 2014, parece haber convencido de forma definitiva a Opel para dar carpetazo a este proyecto. La situación del Opel Ampera ha durado más de lo esperado, y es que desde su lanzamiento a finales de 2011, el Opel Ampera siempre ofreció un planteamiento difícil de encajar en el público general. Su elevado precio de partida, junto con un sistema de propulsión no apto para todos los recorridos, hicieron del Ampera un raro espécimen que además se vio obligado a luchar con una salvaje crisis de ventas.

En todo 2013, el Opel Ampera vendió un total de 3.184 coches, y es que a grandes rasgos, el Opel Ampera no es más que un Chevrolet Volt rediseñado, todo lo demás es idéntico en uno y otro modelo, teniendo como excepción un modo de conducción “retener” añadido al Opel Ampera. Dicho esto, parece lógico pensar que lanzar al mercado dos modelos tan sumamente parecidos, se antojaba como una estrategia destinada al fracaso por el escepticismo del público, y por lo elevado de sus tarifas en todos los mercados, y eso que han disfrutado de jugosas ayudas y descuentos en ciertos países miembros.




Chevrolet se irá de Europa en 2016, y con ese movimiento, Opel pretende retomar su posición de liderazgo al frente de las operaciones de General Motors en Europa. Con la marcha de Chevrolet, el proyecto Volt seguirá adelante en una segunda generación exclusiva para el mercado norteamericano, confirmando que en Europa será imposible ver al nuevo Volt o a su derivado local en forma de Opel Ampera. GM no quiere arriesgar más en Europa, y por ello su estrategia e inversiones pasan por hacer rentable a Opel y Cadillac, dejando en standby cualquier extravagancia tecnológica.
0No comments yet
      GIF
      New