Check the new version here

Popular channels

El auto y sus repuestos

A diferencia de muchos productos industriales que usamos y que requieren poco o ningún mantenimiento (como es el caso de un refrigerador, un equipo de música o un televisor), el auto sí requiere revisiones periódicas con lavado y cambio de aceites, filtros, fajas y pastillas de freno, según el kilometraje recorrido.
Si bien el avance tecnológico viene reduciendo las necesidades de servicio periódico o espaciándolas cada vez más, la industria aún no fabrica vehículos que no requieran mantenimiento o que no estén sometidos a siniestros y robos. Rubros que, sumados al consumo de combustible, constituyen el llamado costo de operación de un vehículo. Hay algunas unidades de bajo costo de adquisición que tienen un alto costo de operación, por lo que sorprenden a sus compradores y a las empresas de seguros.
En mercados más evolucionados que el nuestro, las revistas especializadas consideran en la prueba del modelo también el costo de las principales piezas e insumos que requiere su mantenimiento, rubro que se ha convertido en un tema importante a comparar antes de decidir la compra. Ese factor también ha desatado una competencia entre los fabricantes para demostrar que su vehículo requiere menos mantenimientos tanto en contenido como frecuencia.
Hoy, nuestro mercado, acostumbrado a requerir mantenimientos cada 5 mil km, está viendo aparecer intervalos superiores a 7 mil y hasta 10 mil km, además de reducir los días del año que el cliente se queda sin auto por servicio, reduce considerablemente el costo por kilómetro del vehículo o el costo de operación.
Los primeros en valorar este beneficio son los taxistas, las empresas con flotas de vehículos y los usuarios particulares, que realizan recorridos superiores a los 30 mil km al año. El recorrido promedio en Lima de un auto particular está entre los 15 y 20 mil km, mientras que el de un taxi puede superar los 80 mil. Digamos que en un año este último tiene un recorrido similar al de un auto particular en cuatro años, por lo que rápidamente se enfrentará al costo de operación alto, regular o bajo del vehículo que compró. Gracias a esto se convierte en un calificador del mercado, que además difundirá su opinión a sus pasajeros.
La historia nos muestra marcas que lograron gran éxito comercial y que posteriormente lo vieron afectado por una política de repuestos y servicios de injustificado alto costo. Situación que generalmente fija los márgenes, y el área de posventa, que es la que recibe los reclamos y perderá los clientes. Posteriormente también los perderá el área de ventas.
0
0
0
0No comments yet