Check the new version here

Popular channels

El salto de 12 a 48 voltios la clave




El salto de 12 a 48 voltios: la clave para seguir recortando consumos




La progresiva electrificación es una constante en cada nuevo automóvil que llega al mercado. Todos los fabricantes persiguen reducir al máximo el consumo de carburante limitando el gasto energético de los consumidores auxiliares. Por este motivo cada vez es mayor la necesidad de instalaciones eléctricas más capaces y potentes, un requisito que exigirá la implantación de redes de 48 voltios en nuestros coches.



Firmas como Audi están convencidas de que el camino a seguir es éste. Manteniendo las instalaciones de 12 voltios para sistemas como iluminación, entretenimiento, sistemas se seguridad, etc. Audi pretende añadir una instalación paralela e independiente de 48 voltios, cuya finalidad no es otra que la de alimentar nuevos elementos del propulsor como el turbo eléctrico, permitiendo además que el alternador realice funciones de generación energética, motor de arranque y asistencia mecánica al propulsor de combustión interna.

Gracias a la implantación de esta nueva instalación, la energía que se puede almacenar es mayor, limitando de igual modo las pérdidas por conversión AC/DC y reduciendo la sección del cableado al requerir una menor intensidad para similares cifras de potencia. Hasta cierto punto, la llegada de los 48 voltios como instalación de complemento, no es más que el primer paso hacia la sustitución plena de los 12 voltios.




Cada nuevo desarrollo técnico realizado sobre los motores de combustión interna, están basados en la electrificación de algún elemento. Los sistemas de sobrealimentación eléctrica son ahora la gran novedad, pero también son reembarcables los nuevos sistemas de encendido por láser o el control de válvulas de forma electrohidráulica o electroneumática. La electrificación es la pieza clave para alcanzar porcentajes de rendimiento térmico muy cercanos a los look límites teóricos.

Pero este cambio no será rápido, fácil o barato. No hay que olvidar que uno de los grandes inconvenientes que está demostrando la electrificación basada en baterías, es el hecho de que los costes son bastante altos. En un momento donde es común encontrar dos baterías de 12 voltios en coches no necesariamente premium, alojar una tercera batería de 48 voltios junto a sus nuevos elementos, se antoja como excesivo, pues tarde o temprano todas esas baterías tendrán que ser sustituidas.
0
0
0
0No comments yet