Check the new version here

Popular channels

El salto tecnológico de Mercedes ha dejado demasiado atrás




El salto tecnológico de Mercedes ha dejado demasiado atrás a sus rivales




Cuando el nuevo Mercedes Clase S fue presentado en sociedad, toda la atención se centró en las palabras del CEO de Daimler, Dieter Zetsche, quien no dudaba en señalar que la tecnología del nuevo Clase S había superado la madurez del marco legal y a los programas de desarrollo de sus rivales. Dicho de otro modo, el nuevo Mercedes Clase S nacía con una capacidad inferior al verdadero potencial de su tecnología, y es que leyes y fabricantes se habían quedado un paso por detrás del nuevo buque insignia de Mercedes.

Mercedes Clase S: adelantado a su tiempo



Presentado el nuevo Mercedes Clase S, se dio a conocer el programa Intelligent Drive desarrollado de forma paralela por Daimler, donde la conducción autónoma se convertía en realidad con mínimas modificaciones con respecto al equipamiento disponible en la berlina alemana. Con este panorama, fabricantes y expertos del sector no dudann en señalar que Mercedes-Benz ha conseguido dar un paso adelante que dejaba al resto de la industria bastante retrasada.

Poniendo algo de perspectiva, la oferta tecnológica del Mercedes Clase S en 2014, comenzará a obtener replica por parte de otros fabricantes a partir de 2016. Audi, BMW, Lexus, Hyundai e Infiniti se postulan como las primeras firmas en alcanzar a Mercedes-Benz, pero la realidad es que el movimiento de Mercedes se ha adelantado mucho más de lo que reflejaban todas las previsiones.




Pero el gran secreto de Mercedes, que no es el arsenal tecnológico presentado en sí mismo, es el grado de integración alcanzado para el correcto funcionamiento de los diferentes sistemas de asistencia a la conducción. Este aspecto, el verdadero caballo de batalla a la hora de integrar funciones automáticas, es el que está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para los fabricantes, haciendo que todos planteen la integración de funciones automáticas a través de una implantación por fases.

El nuevo Mercedes Clase S ya instala la función Traffic Jam Assist, sistema que permite que el vehículo conduzca por sí solo en situaciones de atasco a velocidades de hasta 60 Km/h. Esta tecnología consigue que vehículo tome el control sobre todos los elementos: dirección, motor, transmisión… para lidiar con momentos de congestión, aliviando a conductor de sufrir de estos escenarios.




Aún así Mercedes no las tiene todas consigo, y es que el escepticismo de los clientes a la adopción de funciones autónomas es elevado. Ser pionera en un escenario tan polémico y complejo como la conducción autónoma no es fácil, pero el tiempo de ventaja conseguido por la firma de la estrella con respecto a sus rivales, bien podría servirle para remarcar su posición de liderazgo en cuanto a tecnología.
0No comments yet