Check the new version here

Popular channels

Ferrari FXX K, del boceto a la realidad




Ferrari FXX K, del boceto a la realidad. Así pudo haber sido, y no fue, el Ferrari FXX K




Podríamos iniciar un ejercicio de revisionismo histórico. Ya sabemos cómo es, y cómo será, el nuevo Ferrari FXX K. Pero, ¿cómo hubiera podido ser el deportivo más espectacular, solo de circuito, de Ferrari? La marca del cavallino rampante nos ha ofrecido un vistazo a los bocetos originales, inéditos hasta hace unos días, de los diseños que se plantearon para este Ferrari FXX K. Bocetos que nos dejan algunas curiosidades la mar de interesantes. Curiosidades que merece la pena analizar con más detalle.

Flavio Manzoni y su equipo diseñaron en el Ferrari Styling Centre un deportivo espectacular, exótico, demasiado agresivo para su utilización fuera de los circuitos, demasiado avanzado para adecuarse a las estrictas homologaciones de la competición. En cualquier caso no quieren que desviemos la atención de lo verdaderamente importante. Según Ferrari, cada trazo, cada línea dibujada sobre la carrocería del FXX K es algo más que atrezo. Todos y cada uno de los elementos que componen su carrocería han sido concebidos para maximizar sus prestaciones, no para captar la atención del espectador.

Que el resultado sea espectacular, bello y apasionante, no es más que la consecuencia de llevar al límite la tecnología de un deportivo, especialmente en lo que concierne a su aerodinámica.




Sorprende, y mucho, la manera en que Ferrari buscó el diseño perfecto para un habitáculo enfocado única y exclusivamente en su piloto.



Cómo se diseñaron, incluso, los controles del volante y el cuadro de mandos, digno de un GT de carreras, incluso de un prototipo de resistencia.



El diseño de su carrocería y la cúpula de la cabina podría haber sido aún más espectacular, digno de un avión de combate, como se aprecia en este boceto.



Ferrari se lo había imaginado incluso sin alerón, o con una suerte de alerón retráctil que pudiera ocultarse por completo, lo cual tampoco hubiera sido nada descabellado. Pero una vez más la funcionalidad venció al diseño, y Ferrari necesitaba un alerón permanente para mejorar el downforce en la pista.



Se habrían planteado la posibilidad, también, de remplazar un alerón al uso por una suerte de aletas de tiburón y tubos de escape llameantes.



O un diseño muy peculiar de alerones dobles.



Para finalmente optar por una solución intermedia, la del alerón partido por el centro, una de las grandes señas de identidad de este deportivo.








+1
0
0
2
0No comments yet
      GIF
      New