Canales populares

Fiat 130 Top of the line

"Top of the line" es la forma americana de denominar al auto más caro de una línea de modelos. Trasladándonos a Europa, denominamos de la misma forma al más lujoso de los modelos Fiat

Una de las premisas fundamentales de la industria automovilística moderna es satisfacer las reales necesidades y gustos del público. Dado el nivel altamente competitivo en el que desarrollan su actividad las fábricas de autos, la solución evidente para satisfacer aquella premisa consiste en diversificar la línea de producción.
Pocas fábricas en el mundo ofrecen la variedad, en cuanto a la gama de modelos, que ofrece Fiat. Constantemente agrega nuevos modelos, modifica otros y mantiene en producción continuada una serie innumerable de autos "serios y reposados", deportivos y utilitarios. Y hablemos solamente de los autos; dejemos de lado los camiones, los trenes, los motores marinos, los aviones y las cortadoras de césped con tracción en las cuatro ruedas que Fiat fabrica ininterrumpidamente.


Con la presentación del 130; Fiat suplanta a los modelos 2100 y 2300 berlina; en el 130, más potencia e igual tamaño que sus antecesores
Además de ser la cifra inmediatamente posterior al 129 e inmediatamente anterior al 131, 130 corresponde como denominación al más reciente modelo que Fiat presentó en el Salón de Ginebra -13/23 de marzo-, cuyas características les anticipamos en este conglomerado amorfo de palabras que pretende ser una nota.


El 130 (EN SERIO)


Dentro de la gama Fiat, el 130 es el auto de serie de mayor cilindrada actualmente en producción. Caracterizado por un estilo definido, línea elegante y tamaño adecuado al tránsito urbano, el 130 ofrece condiciones primordialmente evaluadas por el usuario moderno: confort, espacio interior y seguridad. El confort y el espacio interior no se logran en función de un tamaño exterior exagerado; por el contrario, el auto da sensación de importancia y jerarquía, sin ostentación superflua. Docilidad de manejo, motor -alegre", excelente tenida y amplia satisfacción de las necesidades de seguridad, completan el "identi-kit" del 130.



LOS DETALLES

Los detalles... ¡ah, los detalles!...; en definitiva, los pequeños y los grandes detalles son los que, sumados, establecen las diferencias entre los autos. Así que pongamos atención a los detalles ...
Cinco personas se acomodan perfectamente en el interior del Fiat 130. Hubieran podido ser seis, pero el asiento delantero individual se opone a tan noble iniciativa. Y ya que de los "bucket" delanteros estamos hablando, digamos que ambos se regulan tanto en corrimiento longitudinal como en altura; si a esto sumamos la posibilidad de seleccionar distintas posiciones para el volante, tanto en distancia como en inclinación, obtendremos posiciones de manejo igualmente cómodas para un sueco de 2,10 m de altura como para un pigmeo del Africa Ecuatorial Francesa. ¿Estamos?
Detalles de confort: asientos lujosamente tapizados, que aseguran total comodidad al pasajero; agradable luminosidad interior, asegurada por la amplia superficie vidriada y la sutileza de los parantes; accesible disposición del instrumental, cuya lectura permite controlar constantemente la conducta del auto; la insonorización absoluta del habitáculo, y mil cosas más, muy, pero muy lindas.

EXTERIOR

Sin ser espectacular, el diseño del Fiat 130 sale de lo habitual. El tratamiento de la línea es predominantemente recto y anguloso. El grupo óptico anterior se compone de do-bles faros de sodio por lado, y luces de posición embutidas en la defensa. Esta última resulta estética y funcional; su borde de ataque está totalmente ribeteado por una banda de caucho sintético de alta resistencia. El grupo óptico posterior es de generosas dimensiones, tratado en forma de dos rectángulos superpuestos; arriba, luz de posición y stop; abajo, luz de guiño y marcha atrás. Las manijas de las puertas aparecen ,embutidas, por sobre un pliegue lateral que corre a lo largo del flanco.


TÉCNICA


Las características técnicas que les podemos adelantar son las únicas que tenemos; es decir, las que no tenemos, no se las vamos a adelantar.
El motor es -como dijéramos antes- el mayor actualmente en producción dentro de la línea de automóviles Fiat. Se trata de un V-6 que desplaza 2860 cm3, erogando una potencia de 140 HP, a muchas rpm. La distribución de cada fila de cilindros se comanda por un árbol de levas para cada fila; los dos árboles son gobernados por correa dentada, supersilenciosa. ¡Shhh!.
La curva de potencia permite apreciar las dotes de elasticidad y aceleración del motor, arribando a una velocidad máxima cercana a los 180 km/h. La suspensión es independiente en cada rueda; adelante, a barras de torsión, y atrás, a resortes helicoidales. La caja normal que equipa al auto es automática, pudiendo obtenerse, también la manual, Volviendo a la suspensión, digamos que la independencia de trabajo para las cuatro ruedas contribuye a reducir al mínimo la masa no suspendida.
0
0
0
0No hay comentarios