Check the new version here

Popular channels

Filtros que protegen la mecánica y la salud de los pasajero

Filtros que protegen la mecánica y la salud de los pasajeros

Son los elementos para el aceite, el combustible, el aire y el habitáculo. Deben cambiarse periódicamente

El funcionamiento del motor depende en gran medida de la calidad y las cualidades que ofrezcan los filtros que lo componen.

Los filtros para aceite, aire, combustible y del habitáculo requieren su cambio en determinado tiempo debido a su uso y características de su fabricación. Así, el filtro de aceite interviene en la lubricación interna del motor y evita el desgaste interno del motor producido durante el movimiento interno de sus partes (restos de metal, hollín o aceite viejo). Si está saturado, el aceite que recircula al motor pasa sucio y podría desgastar rápidamente el interior del sistema con un costo mayor.

Para obtener una mayor duración de este filtro deben controlarse los niveles del fluido y que el circuito circular no tenga pérdidas. Su cambio se hace entre los 5 y 10 mil kilómetros, aproximadamente, y es recomendable hacerlo junto con el del lubricante para evitar el paso de fluido sucio por el motor.

En cuanto al filtro de combustible, retiene las impurezas que entran con el fluido en cada carga o luego de alguna reparación del sistema, entre otros factores. En los sistemas de inyección es recomendable el uso de combustible de calidad superior para evitar daños irreversibles en el filtro; en tanto, los filtros tradicionales, carburador, son fabricados con materiales más económicos y pueden revisarse durante la puesta a punto del motor.

El filtro de aire retiene y elimina la suciedad, hollín, polvo y abrasivos transportados en el aire y van hacia la cámara de combustión de los motores durante el proceso de admisión. Cuando este filtro está saturado puede aumentar el consumo de combustible, reducir la potencia del motor y su vida útil. Es aconsejable cambiarlo cada 10.000 km, o cada 6 meses, aproximadamente. Finalmente, el filtro para el habitáculo evita el paso de los agentes externos (hollín o polvo) al interior del auto. Si no está en condiciones, al usar el aire acondicionado por las toberas puede salir un olor desagradable, su cambio puede realizarse cada año.

Los precios varían si el material es nacional o importado. Así, los filtros de aire cuestan desde 30 pesos los primeros y desde 50 los segundos. Los de aceite desde 12 y 30, respectivamente. Los de combustible, 30 y 25, y los antipolen o de habitáculo arrancan desde $ 50 los nacionales y desde 70 los importados.

Tenga en cuenta, además, que si hay un bajo rendimiento del motor o aumentó en forma considerable el gasto de combustible debe controlar los filtros. Realice los cambios de los filtros indicados en el manual del usuario. No repare ni lave los filtros, siempre utilice unidades nuevas.

Observe las indicaciones del tablero (medidor de temperatura, testigo de aceite y otros), o las manchas de aceite dejadas por el rodado en el piso.

Derechos a Maju y 206online; fuente http://206online.com.ar/foro/viewtopic.php?f=5&t=13448
0
0
0
0
0No comments yet