Ford quiere destronar al Toyota Prius




Ford quiere destronar al Toyota Prius, nuevo híbrido en camino




Ford es en la actualidad la mayor amenaza a la hegemonía de la familia Prius de Toyota. La tecnología híbrida desarrollada por Ford ha permitido al fabricante norteamericano ofrecer alternativas reales en el mercado, alcanzando grandes volúmenes de venta, además de una plataforma de propulsión aplicable a diferentes carrocerías. Aún así, Ford ha decido dar un paso más en esta estrategia, decidiendo desarrollar un nuevo modelo cuya finalidad sea batir al Toyota Prius.

Ford, dispuesta a todo, para destronar a Toyota



La estrategia de Ford en este momento ha sido aprovechar la carrocería de los Ford C-Max y Ford Fusion (Ford Mondeo en Europa), para reducir costes en su apuesta híbrida, haciendo se sus híbridos e híbridos enchufables variantes de sus modelos con mayor demanda. Hasta la fecha, la estrategia le ha funcionado realmente bien a Ford, incluso sin olvidar la polémica generada en tanto a la diferencia de consumos que han experimentado sus clientes.

Para finales de 2018, Ford podría tener listo un nuevo modelo cuyo único objetivo sea destronar al nuevo Toyota Prius que conoceremos en 2015. La cuarta generación del Toyota Prius promete una importante mejora en eficiencia, haciendo uso de numerosas novedades que le permita seguir en el número 1. Ford no está dispuesta a desaprovechar la experiencia y conocimientos adquiridos junto a Toyota en una primera etapa, y construyendo su propia tecnología híbrida en la actual segunda etapa.




La estrategia de Ford para este nuevo modelo defendería la actual visión de los vehículos híbridos de Ford, donde frente a los modelos de Toyota, los híbridos de Ford brindan una mejor hoja de prestaciones con hasta 190 CV, mejores consumos en variantes híbrida e híbrida enchufable y, lo más importante de todo, un menor precio de venta.

Pese a que Ford cuenta con tecnología y argumentos sobrados para plantar cara a Toyota, todavía serán necesarios grandes esfuerzos en la estrategia comercial para alcanzar las cifras de venta del Toyota Prius dentro y fuera de EE.UU.