About Taringa!

Popular channels

Hiriko, el proyecto del coche eléctrico vasco en peligro



Según indican algunos medios, el proyecto Hiriko podría estar en peligro por falta de financiación y los promotores se están encontrando en grandes problemas a la hora de lograr inversores que permitan al concepto convertirse en una realidad comercial.

De momento carecemos de información más detallada, y nos hemos puesto en contacto con los responsables de Hiriko para conocer con más detalle la verdadera situación de un ilusionante proyecto que pretendía instalar un verdadero vivero de empresas relacionadas con el mundo de la tecnología, que nacerían bajo el paraguas de Hiriko para paulatinamente expandir su actividad en otras aplicaciones, sobre todo relacionadas con la movilidad eléctrica, una fuente de mano de obra cualificada fundamental en estos momentos para nuestro país.



Hay que reconocer que ya desde un principio el concepto Hiriko ha sonado raro para la mayor parte de vosotros, que lo habéis tachado de un agujero para ayudas públicas, algo que puede ser verdad pero también lo es que ha sido uno de los pocos intentos por poner en marcha una empresa de este tipo en nuestro país justo en un momento donde la moda impone marcharse a otros lugares más económicos.

Tal vez este tiempo de reflexión puede servir para dar una vuelta a Hiriko y convertirlo en un modelo más comercial y flexible, que pueda servir tanto para los programas de car sharing, como para flotas públicas y privadas, y todo mediante un sistema más sencillo y efectivo, sin motores en las ruedas y sobre todo, sin el absurdo sistema de plegado que complica enormemente el diseño y encarece el producto final.

Quién sabe, a lo mejor cualquier día nos sorprenden con un Hiriko 2.0


¿Que pasará ahora con Hiriko?




Hace ya tres años que el proyecto Hiriko vio la luz en medio de una gran expectación motivada por las grandes expectativas de un diseño realizado por empresas vascas y que había partido de un diseño obra del famoso y prestigioso instituto tecnológico de Massachussets, una idea de vehículo eléctrico urbano capaz de reducir su tamaño para ahorrar un espacio precioso en las grandes urbes.

Pero tres años después y más de 17 millones de euros de dinero público invertido, las grandes expectativas se han vuelto en recelo por la marcha de un proyecto que ha comprobado que no siempre una buena idea se puede plasmar en la realidad, y este parece que ha sido el problema de Hiriko, que en los últimos meses ha tenido que afrontar un importante programa de reestructuración para salvar un proyecto a la deriva.




Hace poco mas de 12 meses Hiriko se ha presentado en Bruselas de la mano del mismísimo presidente de la comisión Europea, el señor Durao Barroso, que curiosamente se ha subido al que hasta ahora es el único prototipo en funcionamiento y que para más sorna, ese día se negó a arrancar.

Y es que este es uno de los indicativos de que tal vez Hiriko no vaya por el camino esperado ya que los acuerdos con los ayuntamientos de grandes ciudades como Malmö (Suecia), San Francisco, Barcelona, Berlín o Florianápolis (Brasil) suponían la fabricación de 700 unidades durante el 2012, unas unidades que finalmente no han sido ensambladas y que de momento parece que no tienen fecha para hacerlo.

Según fuentes internas de Hiriko, el coche necesita una fuerte inversión económica para convertirse en una realidad, y se estima que esta cifra podría rondar entre los 15 y los 18 millones de euros adicionales, una cifra muy complicada de afrontar en estos momentos de dura contracción económica.

El resultado es que en estos momentos Hiriko se encuentra en plena fase de reestructuración del proyecto, un giro total que ha supuesto el desmantelamiento de la idea original y su conversión en un vehículo mucho más racional, algo para lo que hace falta mucho dinero, y que se está intentando lograr vendiendo la tecnología a empresas foráneas.

Sin duda Hiriko contaba con muchas y buenas ideas, como el sistema de motores en rueda que permitían que estas pivotasen, lo que facilita hasta el extremo las maniobras en cortos espacios, además de un moderno sistema de dirección por cable, pero ante una realidad donde los grandes fabricantes están lanzando modelos eléctricos mucho más realistas, Hiriko ha sido incapaz de conformar una alternativa realista que le permita competir mínimamente en ese aspecto.

Por lo menos lo que si esperamos es que la inversión realizada por las administraciones públicas y empresas privadas haya creado el germen de un modelo industrial dedicado al diseño y fabricación de componentes para vehículos eléctricos, un consuelo que supone la apuesta por un modelo de futuro que sin duda bien gestionado será una fuente de creación de empleo más allá del ladrillo y el turismo.
0No comments yet
      GIF