1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Autos y Motos

Historia del Fiat 800 Spider



Hola T!



Vengo a contarles la historia de uno de mis autos favoritos, el "Fiat 800"



El Fiat 800 Spider fue, hasta el día de hoy, el único automóvil convertible de la historia automotriz argentina. Su producción se inició en 1966 y se extendió hasta 1970. Durante ese período se produjeron, según datos del diario Olé, 1201 unidades. Esa baja cantidad (Unos 240 automóviles por año, en promedio) lo convirtió con el paso del tiempo en un verdadero clásico y en un objeto de deseo por parte de mucha gente. A los pocos ejemplares producidos se sumaba la calidad de terminación, las insignias y detalles por doquier.. en esa época, casi todos los autos venían con más ornamentos que los de hoy día. Sin embargo, pocos autos tenían tantos detalles de buen gusto como el Fiat 800.


En Italia, su país de origen este auto se llamó Fiat 850 Vignale y además de los Coupé y Spider se fabricaba una versión llamada "Coupé 2+2" que era una suerte de cruza entre ambos mucho más lograda a nivel estético que la Berlina (Conocida aquí como Coupé). Los "800 italianos" venían con interior tapizado en cuerina, luces indicadoras de puertas abiertas, portaobjetos en el túnel entre asientos delanteros y boquilla para cigarrillos


Los "fans" de los Fiat 800 se dividieron en tres grupos a lo largo de los años: los fanáticos de lo original, que buscaban directa o indirectamente conservar la línea del coche idéntica a cómo salía de fábrica, o usaban tan poco en auto que así se mantenía.. los indiferentes que reemplazaban partes originales por otras si costaba conseguirlas y los personalizadores (Ahora llamados tuners), los que buscaban al auto como papel para plasmar sus ideas, realizando reformas más o menos profundas, y más o menos logradas en función de la creatividad, los materiales y el dinero disponible.

El paso del tiempo acentuó el valor histórico y "espiritual" de los Fiat 800. Quienes tenemos la buena suerte de poseer uno, no pasamos día sin recibir elogios a viva voz, que nos dan alegría, ánimos para seguir manteniendo y restaurando nuestro querido auto, y también para olvidar los dolores de cabeza que todo fierro a veces da. Yo, por ejemplo, tuve el Fiat 800 Coupé hace ya unos cuantos años atrás, primero lo compro mi viejo, los restauro y paso a manos de mi hermano.
Aca les dejo un par de fotos,gracias!!!












0
0
0
0No hay comentarios