Jóvenes crean auto anfibio




Seis estudiantes de la Universidad Técnica del Norte (UTN) que buscan obtener el título en la carrera de Ingeniería en Mantenimiento Automotriz construyeron durante dos años un auto anfibio a partir de un Volkswagen escarabajo.

Paúl Ibujés, Ignacio Muñoz, Manuel Portilla, David Montenegro, Juan Carlos Pavón y Fabián Vallejos decidieron concretar esta idea días antes de culminar sus clases universitarias, en el 2012.

David propuso construir un vehículo que pueda movilizarse en tierra y en agua. “Hasta ahora me parece mentira, que con mis manos puedo conducir en la tierra y en el agua un mismo vehículo sin apagar el motor”, dice Juan Carlos.

Para construir el auto anfibio instalaron un sistema de aire comprimido para poner en funcionamiento la hélice que lo impulsa en el agua.

Mientras coloca gasolina en el tanque del auto anfibio, Fabián asegura que en Ecuador “todos somos capaces de crear grandes inventos. Ya no hay barreras porque el conocimiento ahora es global”.

La “panza” o área inferior del vehículo quedó prácticamente de un solo nivel al ser forrada por completo con fibra de vidrio, al igual que el resto de su nueva estructura, pues la redonda carrocería característica de los escarabajos, también denominados pichirilos, fue retirada.

Para evitar que el agua ingrese al motor, entre otras modificaciones, el tubo de escape fue levantado y, al igual que los camiones, consta de un tubo vertical que a una altura de unos 1,2 metros forma un ángulo recto para dirigir los gases hacia atrás.

Una hermética franja de caucho rodea los grandes y adaptados faros delanteros, además del capó donde se localiza el motor.

David, a quien lo consideran el líder del grupo de egresados, narra que la primera vez que introdujeron el auto al agua lo ataron a varias cuerdas para que no se hundiera.

“El momento en que lo vimos flotar saltábamos y llorábamos de la emoción”, recuerda.

Los seis a la vez se han subido al anfibio y han ingresado, sin apagar el motor, a la laguna de Yahuarcocha.

El próximo proyecto de estos universitarios es obtener el título de ingenieros y trabajar como tales.

Los nombres de cada uno, tres a cada lado, constan en la carrocería de este vehículo anfibio.

Además desean que este automotor, que pertenecerá a la UTN, sea utilizado para la investigación de los estudiantes que les agrada la ingeniería mecánica.