Check the new version here

Popular channels

Los prototipos deportivos de Peugeot




Peugeot Quasar (1984)




Creado por el Centro de Estilo de Peugeot en La Garenne, este cupé biplaza fue el primer concept como tal de la marca y se inspiró en el diseño de las naves espaciales de ciencia ficción. Su carrocería era de fibra de carbono y Kevlar para conseguir un peso muy reducido (nunca revelado). Una cúpula de cristal tintado envuelve el habitáculo y las puertas se abren girando en ángulo recto hacia adelante, hasta que quedaban perpendiculares al suelo.

Montaba un motor de 1.599 cc de cuatro cilindros, cada uno con cuatro válvulas, que rendía entrega 597 CV a 4.500 rpm. El par motor era de unos 490 Nm.






Peugeot Proxima (1986)




El Proxima utilizó las tecnologías más avanzadas de la época, con el objetivo de que se fuesen implementando en futuros modelos de producción de la marca en el futuro. Su carrocería es de resinas y fibra de carbono para la parte externa, mientras que el habitáculo es de policarbonato.

Para propulsarlo, Peugeot optó por un motor V6 de 24 válvulas con 2.849 cc de cubicaje. Era biturbo, en el que cada compresor estaba asociado a un intercambiador aire-agua. Rendía unos espectaculares 600 CV (442 kW) a 8.000 rpm, con un par motor de 608 Nm a 6.000 rpm.






Peugeot Oxia (1988)




El Oxia fue presentado en el Salón de París de 1988 y estaba concebido como un Gran Turismo de alta gama, de ahí esa imagen de deportivo elegante alejado de las líneas radicales.

Montaba un propulsor de V6 de 2.849 cc, sobrealimentado por dos compresores y colocado en posición transversal-central, detrás de la cabina. Con 24 válvulas, es capaz de entregar 680 CV (500 kW) a 8200 rpm y tiene un par motor de 726 Nm.






Peugeot Asphalte Concept 1996




El Asphalte era un prototipo que no hacía hace ninguna concesión a lo práctico… solo a la diversión.Con una carrocería tipo roadster, medía 3.441 mm de largo, 1.780 de ancho y 1.030 de alto, para un peso pluma de 580 kilogramos. El habitáculo era modular y podían ser biplaza o esconder el asiento del conductor para que el piloto se sintiese como en un monoplaza. También podía ajustar volante y pedales a voluntad, para sentirse mucho más “piloto”.

El Peugeot Asphalte montaba un montor atmosférica de 4 cilindros en línea que cubicaba 1587 cc., en la parte delantera del coche y en orientación transversal. Acoplado a una caja de cambios automática de tres velocidades, rendía 89 CV (65 kW) a 5600 rpm, con un par máximo de 131 Nm a 3000 rpm. Así, aceleraba de 0 a 100 km/h en 9,50 segundos.






Peugeot 607 Feline Concept (2000)




Este felino se vio por primera vez en el Salón de Ginebra 2000. Mide 4,07 m de largo, 1,88 m de ancho y 1,19 m de altura. La distancia entre ejes de 2,58 m permite voladizos extremadamente cortos que refuerzan la forma dinámica del coche. Normalmente, el nombre de los prototipos llegan antes que el modelo de producción, pero este fue diseñado tras la introducción del 607. La idea era crear un roadster de lujo, tomando elemento de diseño del sedán 607, como el frontal y las luces traseras

Este 607 está equipado con un motor V6 de tres litros de gasolina V6 que rendía 210 CV. La cubierta es de fibra de carbono y se accedía al vehículo por unas puertas que se dealizaban casi por completo en las aletas delanteras. El parabrisas también se mueve 50 cm en su amplio marco entre el habitáculo y el capó trasero, mientras que la burbuja se movía 12,5 cem hacia atrás.






Peugeot RC Concept (2002)




Puede que la idea del actual Peugeot RCZ empezase a fraguarse a principios del siglo XXI… Con este RC Concept, el primer paso hacia un Peugeot biplaza deportivo.

El énfasis durante el diseño se puso en la construcción ligera. Se hizo evidente por el chasis monocasco de fibra de carbono y los frenos de disco cerámicos. Era necesaria , ya quelo movía un pequeño motor de cuatro cilindros en línea, que rendía 170 CV y cubicaba dos litros. Iba colocado obre el eje trasero en posición transversal. Esto evitaba la necesidad de la transmisión… pero daba muchos porblemas en cuanto a distribución de pesos.






Peugeot 907 Concept (2004)




El 907 Concept es uno de esos prototipos hermosos que gustan en cualquier época, totalmente atemporal, con líneas que unen pasado y futuro, como puedes comprobar en la galería de fotos del Peugeot 907 Concept.

Esta combinación de tecnología y tradición tenía una carrocería de fibra de carbono y montaba un motor V12 con más de 500 CV de potencia.






Peugeot 908 RC Concept (2006)




El Peugeot 908 RC era un prototipo de sedán tipo deportivo, con faros muy afilados, tomas de aire enormes y un alerón similar a los de los vehículos de competición. Su parabrisas se prolongaba hasta la mitad del techo, un detalle que hoy en día es muy común. (Más fotos del 908 RC Concept)

Sus proporciones son algo extrañas ya que posee un enorme motor ubicado en posición central. De ahí que tenga un capó corto, un habitáculo largo y una sección posterior muy larga. ¿Qué propulsor? Un motor V12 HDi de 5.500 cm3 de cilindrada, que brinda 700 CV de potencia, lo que permite al 908 RC sobrepasar los 300 km/h.






Peugeot 308 RCZ Concept (2007)




Por fin, en el 2007 llegó la antesala al actual RCZ. Fue una de las sorpresas para el Salón de Frankfurt.

Este cupé pesaba 1.200 kg, medía 4,27 metros de largo y 1,84 de ancho. Su primer motor fue el 1.6 Turbo del 207 RC potenciado hasta los 218 CV de potencia. Por fin, parecía que Peugeot iba a tener el rival del Audi TT que tanto tiempo llevaba deseando.






Peugeot RC Concept Hybrid (2008)




La idea de tener una berlina deportiva continuó en la mente de Peugeot, en un intento de revivir al Peugeot 504, con sus cuatro puertas y su línea de coupé, justo cuando llegaba al mercado el Volkswagen Passat CC.

Pero la mayor novedad de este prototipo estaba en su propulsión, un sistema híbrido que prometía 313 CV de potencia y que apenas emitía 109 gramos por kilómetro de media.






Peugeot EX1 Concept (2010)




Presentado en el Salón de Ginebra de 2010. Su chasis está compuesto por un monocasco en fibra de carbono, con la tecnología de los vehículos de competición de Peugeot.

Como buen prototipo de esta época, monta dos motores eléctricos, uno por eje, que suman una potencia total de 340 CV y un par máximo de 240 Nm, alimentados por unas baterías de iones de litio de elevada potencia. Esta arquitectura permite optimizar la distribución de pesos, así como dotarlo de tracción total permanente.






Peugeot SR1 Concept (2010)




Presentado en el Salón de Ginebra de 2010. Su chasis está compuesto por un monocasco en fibra de carbono, con la tecnología de los vehículos de competición de Peugeot.

Como buen prototipo de esta época, monta dos motores eléctricos, uno por eje, que suman una potencia total de 340 CV y un par máximo de 240 Nm, alimentados por unas baterías de iones de litio de elevada potencia. Esta arquitectura permite optimizar la distribución de pesos, así como dotarlo de tracción total permanente.










+35
51
0
9
51Comments