About Taringa!

Popular channels

Manejando con marihuana

 
 

Si bien la resolución judicial que permite cultivar marihuana de manera legal en México aún es para sólo 4 personas, la estrategia de los promotores es clara: ellos quieren que el consumo sin fines de lucro se legalice.

Los ministros de la SCJN han resaltado constantemente que la sentencia no ampara más que a 4 miembros de la “Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante” y la secretaria de Salud, Rosario San Juan, reitera que no se legalizó la marihuana pues asegura que esta es una sustancia que puede generar adicción y daños a la salud. A pesar de todo, quienes buscan la legalización no piensan dejar el tema allí.



Mientras la opinión institucional se ve dividida, quienes se encuentran en busca de su aprobación planean presentar 32 amparos, uno por entidad, para generar la jurisprudencia necesaria y que se abra puerta a la regulación para diversos usos de la marihuana.
Se estima que el porcentaje de fumadores de marihuana en el país ronda el 2% de la población y, según la firma Parametría, apenas un 4% de los encuestados asegura que fumaría marihuana si consumirla no fuera un delito.
Estamos seguros que, aprueben o no el uso recreativo de la substancia, manejar después de haber consumido grandes cantidades de marihuana no es precisamente la mejor idea; es por eso que, basados en los posibles efectos, te presentamos las consecuencias de conducir con la droga en tu sistema:


Percepción alterada 

¿Visual, auditiva o temporal? Al estar drogados con marihuana los sujetos presentan problemas para enfocarse en más de un objeto a la vez, cambios en los colores, les cuesta entender lo que se les está diciendo y hasta se modifica su apreciación temporal. ¡Imagina manejar y ver morado, naranja y azul como los colores del semáforo! Esto sin contar los posibles daños al no reconocer las señales de tránsito o no ver a los peatones.



Falta de coordinación motriz

Al conducir todos los sistemas, sentidos y percepciones deben estar concentrados en ejecutar los movimientos de forma consecutiva y evitar accidentes. Consumir marihuana afecta la calidad y la rapidez de su ejecución, lo que hace el “virar a la derecha” una tarea más complicada de lo común.




Aletargamiento

El consumo de marihuana provoca una sensación de relajación y bienestar que dificulta la capacidad de racionalizar, retrasa el tiempo de reacción y el tiempo que una persona tarda en decidir. El conducir después de haber ingerido la substancia puede hacer que la persona no maneje con suficiente prudencia como para evitar involucrarse en un accidente de tránsito.




Problemas con la memoria

¿Te ha pasado vas a la cocina y de pronto, cuando ya estás en el lugar, te has olvidado de a que ibas? ¿O que frenes en seco a mitad de las escaleras porque no recuerdas que ibas a hacer? Ahora imagina que esto te sucede mientras estás manejando: El consumo de marihuana genera lagunas de memoria, lo que no es precisamente el mejor estado mientras se conduce.




Somnolencia

Además de alterar tu atención y percepción, el peor efecto es sin duda la somnolencia: el manejar con sueño es un peligro y, probablemente, lo primero que se debe evitar si se busca seguridad al volante. Los accidentes que puede causar el estar tras el volante mientras te estás durmiendo son tan malos como los que puede ocasionar el hacerlo borracho.




Lo curioso es que el químico de la marihuana hace que los usuarios estén completamente conscientes de que están drogados, es por eso que algunos tratan de compensarlo y conducir con más cautela. Sin embargo, la disminución de la psicomotricidad, de la capacidad de atención, así como de la de realizar tareas consecutivas cuando se consume marihuana en dosis altas; afecta la precisión y no puede ser compensada sólo con “intentar manejar mejor”.
















Las 7 carreteras mas bellas de México


 
0No comments yet
      GIF