Check the new version here

Popular channels

Peter Schutz: el hombre que en los ochenta salvó al Porsche





Peter Schutz: el hombre que en los ochenta salvó al Porsche 911





Peter Schutz: el hombre que en los ochenta salvó al Porsche 911
David Villarreal (@davidvillarreal) el 23 de agosto de 2013
16 comentarios

Peter Schutz

Lo creas o no, el futuro del Porsche 911 ha pendido de un hilo en diferentes momentos de sus cincuenta años de historia. Hoy en día Porsche no tendría ningún sentido sin su coupé de referencia, el deportivo que mejor plasma el espíritu clásico y el respeto a las tradiciones, salvando todos los inconvenientes posibles con la tecnología que estrena generación tras generación. Aunque a estas alturas ya parezca un cliché, esa es la razón por la cual siempre decimos que cada nuevo Porsche 911 es mejor que el anterior.

A día de hoy el Porsche 911 goza de buena salud comercial. Incluso si ese no fuera el caso, Porsche ya se ha preocupado de completar su gama con modelos de volumen, los Cayenne, los Panamera, los diésel, que aporten la rentabilidad económica que preserve el futuro del 911. Pero en los años ochenta la suerte ya estaba echada, el Porsche 928 había sido concebido para dar carpetazo al nueve once, con un concepto totalmente nuevo más cercano al gran turismo y dispuesto a solventar los achaques de la edad de los Porsche 911 de los años 70.




Fue entonces cuando llegó Peter Schutz, alemán de nacimiento y estadounidense de adopción. A petición del propio Ferry Porsche, Schutz se presentó como candidato para presidir Porsche. Tras salir elegido y llegar a Stuttgart se encontraría, tal y como reconoció años después, con una compañía que había perdido la motivación. Los nuevos 928 y 924 no despegaban, el Porsche 911 mantenía el tipo pero sus ventas seguían cayendo. Pero eso no era lo peor, la decisión de acabar con el Porsche 911 ya se había tomado y el desarrollo de futuras evoluciones se había detenido.

En su tercera semana de trabajo Peter Schutz se reunió en el centro de desarrollo de Weisach con el gran Helmuth Bott, responsable de muchos desarrollos del 911 y artífice del espectacular Porsche 959. Peter se encontró con una pizarra en la que figuraban el plan de evoluciones de tres modelos: 928, 944 y 911. Mientras los dos primeros ya tenían un programa planificado, todas las evoluciones para el 911 se habían detenido. Fue entonces cuando Schutz tomó un rotulador y alargó la línea de vida del Porsche 911 escenificando la decisión, la suerte del Porsche 911 aún no estaba echada.

Entonces preguntó a Bott: “Professor Bott, ¿entiendes lo que quiero decir?”. Y Bott no tuvo más remedio que asentir y reconocer que este germano-estadounidense estaba dispuesto a cambiar el rumbo que inició su predecesor en el cargo Ernst Fuhrmann.


En solo tres semanas, Peter Schutz había llegado a Porsche y había movilizado a todos para considerar de nuevo la decisión de abandonar la evolución del 911 y mantener el desarrollo del deportivo que mejor preservaba el espíritu de Porsche.



Peter Schutz tenía grandes planes para preservar el futuro del Porsche 911. En memoria del antiguo Porsche 356 no dudó en retomar la idea de un descapotable de raza que fuera más allá de la alternativa del Targa. Así regresarían, para quedarse, los Cabriolet de Porsche e incluso los primeros 911 Speedster con el techo rebajado y construidos en honor a su homónimo del antiguo 356.

Porsche había tomado un nuevo rumbo, pero un rumbo que no prescindiría de su icono más clásico, el 911. Basta decir que en la era Schutz, Porsche remontó sus ventas, acabó con la crisis que había puesto en una situación comprometida a la marca cuando llegó y expandió la marca en Estados Unidos, un mercado que a día de hoy sigue siendo uno de los más importantes para los de Stuttgart.


En apenas siete años de dirección de Peter Schutz, las ventas del Porsche 911 llegaron prácticamente a duplicarse y volver a repetir los mejores datos de comienzos de los años 70.

Galería Felicidades Porsche 50 años de 911. Medio siglo al son de un bóxer










































Aún hay más. Desde que llegó a Porsche, el bueno de Schutz no dejó de proponer ideas que a priori podían parecer descabelladas. Quiero un descapotable, quiero un Grupo B, quiero tracción total… Schutz reconoce que ante propuestas tan arriesgadas los ingenieros alemanes siempre le respondían que lo que estaba pidiendo no era técnicamente posible, ante lo cual, ya se habían puesto manos a la obra para tratar de que sí fuera técnicamente posible. De ideas tan descabelladas como estas nacería el Porsche 959, pero eso es un tema que ya trataremos en otro artículo…

Peter Schutz también sería responsable de la llegada de los 911 de tracción total y, por supuesto, del espectacular Porsche 959.

Antes de marcharme no quería desaprovechar la oportunidad de recomendaros la lectura de la entrevista a Peter Schutz de la revista 9 Magazine, una publicación estadounidense para entusiastas del Porsche 911. La historia también la trataron hace años en Road and Track. Desde el punto de vista más empresarial y económico, también es muy recomendable la entrevista que le realizó Forbes en 2012 (en este enlace se puede leer un breve extracto).

Como bonus, un par de vídeos de la nueva dedicación de Peter Schutz, los discursos de motivación.



link: http://www.youtube.com/watch?v=yvtqgrJEtOo&feature=player_embedded


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=3lr8fwbt4RM



https://dl.dropbox.com/u/13001771/Dem0ni0.swf?usuario=SoyDarkDamBanneD&Rango=Rango%20%3A%20Platinum&Seguidores=928&puntos=16.091&posts=1.270&comentarios=3.812&avatar=http://a17.t26.net/avatares/1/8/5/2/120_18528965.jpg?993717
0
0
0
0No comments yet