Check the new version here

Popular channels

¿Por qué México es favorito para crear autos de lujo?


Si bien algunas marcas como GM y Ford producen desde hace algunos años vehículos de lujo en el país (GM fabrica la Cadillac SRX en su planta de Ramos Arizpe, mientras que Ford manufactura el Ford Fusion y el Lincoln MKZ, tanto en su versión a gasolina como híbrida, en su complejo de Hermosillo), la decisión de Audi, BMW, la Alianza Renault-Nissan (Infiniti) y Daimler AG (Mercedes-Benz) de fabricar vehículos premium en México confirman el alto nivel de manufactura que se ha alcanzado, lo atractivo que resulta nuestro país como plataforma de exportación (2.4 millones de autos enviados al extranjero el año pasado) y el potencial del mercado local, sobre todo en este segmento, que en 2012 casi duplicó sus ventas, al pasar de 36,410 automóviles a 62,078 unidades. Nada mal para un país donde el 60% de los autos nuevos que se comercializan son subcompactos y compactos.

Con el arribo de Audi, que pertenece al Grupo Volkswagen, BMW, Infiniti y Mercedes-Benz, México, que ya es considerado un peso completo en la manufactura de vehículos, al ocupar el octavo lugar a nivel mundial y el cuarto como exportador, entra al selecto grupo de países productores de vehículos de alta gama, como EU, Japón, Alemania, Italia, Inglaterra, Reino Unido, China, España, India, Rusia, Brasil, entre otros.

Las cuatro firmas automotrices invertirán en total 3,360 millones de dólares (mdd) y generarán más de 11,000 empleos directos en el país.

Audi, la primera de las cuatro firmas automotrices en anunciar la construcción de una nueva planta en el país (noviembre de 2012), invertirá 1,300 mdd en dicho proyecto. La planta se ubicará en San José Chiapa, en Puebla, donde fabricará el sucesor del actual modelo SUV Audi Q5, con una producción planeada de 150,000 unidades. El inicio de la producción está previsto para 2016 y se crearán 3,800 empleos directos.

Mientras que el complejo que planea construir la también alemana BMW en la ciudad de San Luis Potosí (se anunció oficialmente el pasado 3 de julio), tendrá un costo de1,000 mdd, producirá 150,000 unidades, generará 1,500 empleos directos y arrancará operaciones en 2019.

Finalmente, la Alianza Renault-Nissan y Daimler AG destinarán 1,360 mdd para la construcción de una nueva planta en Aguascalientes, en un terreno vecino al complejo de manufactura de Nissan, que tendrá una capacidad anual de 300,000 vehículos. En este proyecto se invertirán 1,360 mdd (50% Renault-Nissan y 50% Daimler AG), el cual generará 5,700 empleos directos. El inicio de producción está previsto para 2017 con modelos Infiniti, la marca de lujo de la japonesa Nissan. La manufactura de vehículos de la marca Mercedes-Benz arrancará un año después, en 2018.

¿Cuáles fueron las razones para elegir a México?
Una red de 10 Tratados de Libre Comercio con 45 países (TLCs), 30 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) y nueve acuerdos de alcance limitado (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial) en el mercado de la Asociación Latinoamérica de Integración (ALADI).

Además, nuestro país participa activamente en organismos y foros multilaterales y regionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), el mecanismo de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la ALADI.

Gracias a esto, el país está posicionado como una puerta de acceso a un mercado potencial de más de 1,000 millones de consumidores y 60% del PIB mundial, aunque el mercado más atractivo sigue siendo EU, el segundo mayor consumidor de vehículos del mundo. El año pasado se vendieron más de 15 millones de unidades en la unión americana.

También pesaron el ambiente de negocios, la certidumbre jurídica, la disponibilidad de trabajadores calificados, una sólida red de proveedores (más de 600 empresas de primero, segundo y tercer nivel), costos altamente competitivos e infraestructura de buen nivel.

Y claro, el buen nivel de ventas que han alcanzado dichas marcas en el país. En los últimos seis años, Audi ha duplicado sus ventas, al pasar de 5,238 unidades en 2008 a 11,712 vehículos el año pasado. En el mismo caso se encuentra BMW, cuyas ventas en 2008 alcanzaron las 6,900 unidades y en 2013 totalizaron 9,635 vehículos, es decir, 2735 unidades másEn el mismo periodo, Mercedes Benz aumentó en 2,735 unidades sus ventas en el país, al pasar de 5,528 vehículos en 2008 a 8,871 el año pasado (sin contar camiones ligeros); mientras que Inifniti cuatriplico sus ventas en el país en tan solo tres años. En 2011, año de su llegada al mercado mexicano, la firma de autos de lujo de Nissan comercializó apenas 231 unidades, pero el año pasado vendió 989 vehículos.

¿Qué sigue para el sector en México?
La posible llegada de otras marcas premium como las japonesas Acura, propiedad de Honda, y Lexus, de Toyota, que ya se comercializan en el país; Alfa Romeo, de la italiana Fiat, que podría utilizar alguna de las plantas de Chrysler en el país para producir vehículos de su marca de lujo (ya fabrica el Fiat 500); y Jaguar, propiedad la firma india Tata Motors.

La cereza del pastel sería la llegada de las marcas de autos deportivos de super lujo, como Ferrari, de Fiat; Lamborghini, propiedad de Grupo Volkswagen. Suena descabellado, pero no imposible. El primer paso ya se dio y el futuro luce prometedor.

México ya es considerado como el motor del crecimiento de América Latina y para muestra un botón. Durante el anuncio de inversión de Audi en México, Rupert Stadler, presidente del Consejo de Administración de Audi AG, dijo que “para nosotros, México como sede industrial ofrece condiciones ideales para impulsar nuestro crecimiento global”.
0
0
0
0No comments yet