Check the new version here

Popular channels

¿Qué auto me compro con 100 mil pesos?

¿Qué me compro con 100 mil pesos?
 

El mix de inflación, devaluación e impuestazo al 0 km de “lujo” hizo crecer los precios de todos los autos nuevos, a tal punto que es muy acotada la oferta por un valor de cinco cifras.
 

La inflación es un mal de la economía de todos los días al que nos vamos acostumbrando hasta que, casi sin darnos cuenta, terminamos asimilando precios hasta hace pocos años no imaginados. Con los alimentos o con los productos que adquirimos diariamente en el supermercado o en el “chino” del barrio, ese acostumbramiento es mucho más rápido que con otros cuyos precios observamos sólo de vez en cuando. Ese es el caso de los autos.
 
Quien mire una lista de precios de un concesionario por primera vez en meses, seguramente se sorprenderá mucho al hacerlo. Hoy, con tanta agua que pasó bajo el puente desde entonces, resulta gracioso recordar cómo impactó la noticia de que Nordenwagen, representante oficial de la marca Porsche en la Argentina, dejaría de dar los valores de sus autos en dólares para hacerlo en pesos. No era la primera marca en hacerlo, pero sí llamaba la atención el hecho de que esos vehículos pasaban a tener precios con siete cifras.
 
Luego de unos cuantos meses, hemos llegado al punto que muchos modelos de diferentes terminales, si no llegan, se acercan bastante al millón de pesos. Claro, al cambio oficial de hoy ($ 7,93), son unos 126 mil dólares; literalmente hay que ser millonario para lograr tener un coche de alta gama. ¿Pero qué ocurre en el otro extremo del mercado?
 
Al unísono con el nuevo impuesto a los autos cuyo valor a concesionario sea superior a 170 mil pesos, entró en vigencia la nueva ley que obliga a que todos los autos cero kilómetro que se vendan en el país traigan incorporados doble airbag frontal y ABS en los frenos. Esto ayudó a que se dispararan también los precios de los modelos más accesibles y ya hay que disponer de más de 100 mil pesos para adquirir uno de ellos, salvo contadas excepciones.
 
Si bien cada marca adopta su propia estrategia, lo que suele suceder en estos casos es que gran parte del valor de los nuevos elementos queden trasladados al consumidor final. Existen otros recursos, como ofrecer las unidades sin aire acondicionado ni dirección asistida. Otra de las consecuencias es que modelos directamente terminan por dejar de comercializarse, como los ejemplos del Ford Ka (se espera para este año la nueva generación, que llegará desde Brasil), Fiat Uno Fire y Volkswagen Gol Power (será remplazado por el up!), por ejemplo.
 
Pero todavía hay autos que valen menos de 100 mil pesos. Si abrimos la página web de Volkswagen, por ejemplo, no encontramos con que el Gol Trend tres puertas con el Pack I cuesta justo por debajo: $ 99.000. Son sólo 500 unidades que llegarán a manos de clientes que sepan aprovechar la oportunidad.
 
 

Por el lado de Fiat, el Palio Fire que ahora incorpora ABS y doble airbag acaba de ser lanzado a 91.400 pesos. Este auto de cinco puertas también tiene al aire acondicionado y la dirección asistida como opcionales. Juntos, valen casi 5 mil pesos más.
 
 

El Clio Mío de Renault es otro ejemplo de modelo de marca generalista que puede comprarse por menos de "cien lucas". En este caso, las versiones de cinco puertas ya se pasaron de ese límite, pero se puede llegar al tres puertas Pack Look, con motor 1.2 de 75 caballos, cuesta 98.900 pesos.
 
 

Otro miembro del "club de los 100 mil" es el QQ de Chery, un pequeñín de cinco puertas y tres metros y medio de largo. Tiene motor naftero 1.1 de 50 CV y precios de 92.700 y 99.700 pesos, según versión Light Security o Confort Security, respectivamente. Y ahí tenemos que parar de contar, porque las opciones más económicas de marcas como Chevrolet, Peugeot, Ford o Citroën, algunas por poco y otras por bastante más, están por encima del límite que impusimos nosotros caprichosamente para esta nota.
 
 

Esa promoción en su web de VW, de "99.000 pesos" para el Gol Trend, fue el detalle que motivó estas líneas. Es que es una síntesis de dos cosas: de cómo nos estamos acostumbrando a los nuevos valores de los autos, pero también de cómo ya vemos un precio de cinco cifras como si fuera una oportunidad para aprovechar. Lo peor de todo es que realmente lo es, porque apenas un puñado de autos parecen ser realmente "baratos", aunque en realidad estén cada vez más lejos del alcance del trabajador medio. Pero no se preocupe, porque lamentablemente ya nos vamos a ir acostumbrando.
 
Este informe se realizó en base a los precios de todos los modelos que están equipados con ABS y doble airbag, ya que así lo marca la nueva legislación para vehículos fabricados o importados a partir del 1° de enero de 2014. Pueden existen algunos remanentes de modelos que estén por debajo de los 100 mil pesos pero sin estos dos elementos de seguridad y que seguirán comercializándose hasta agotar el stock.
0No comments yet