About Taringa!

Popular channels

Un coche funciona hasta un siglo con solo 8 g de combustible

Un auto basado en torio necesitaría solo 8 gramos de combustible para funcionar 100 años



Por Pablo G. Bejerano. Si se construyera, tal y como está reflejado en la teoría, el coche basado en torio (un elemento radioactivo que se encuentra de forma natural en el medio ambiente) necesitaría solo ocho gramos de combustible para toda su vida útil. Con esta cantidad de torio el vehículo podría recorrer las carreteras durante 100 años, según la compañía Laser Power Systems, impulsora de la iniciativa. La fuente de energía sería la nuclear, pero el concepto tiene algunas fallas en su planteamiento.

La idea de Laser Power Systems de un coche basado en torio resulta atractiva. Significaría una alternativa al petróleo e incluso a los vehículos eléctricos, pues la comodidad sería mayor incluso. Repostar no volvería a ser necesario y todo esto lo agradecerían no solo los conductores sino también el medio ambiente.

El proyectado coche basado en torio obtendría la potencia gracias a la densidad de la energía, que impulsaría a las moléculas a generar energía. En la web de Laser Power Systems no se aclara el concepto y desde el sitio Energyfromthorium.com se asegura que no es posible usar este material de forma de unidad individual para propulsar un coche.

Y es que el torio como combustible para coches presenta múltiples dificultades. Desde Energyfromthorium desmienten que la densidad del torio tenga que ver con su capacidad para generar potencia. La única ventaja es que ocupa un volumen menor, pues la materia física es la misma. Además, para que funcionara sería necesario contar en el vehículo con las partes básicas de una central nuclear, que serían un reactor de torio, un generador y una turbina entre otras.

La investigación en torno al torio como combustible viene de lejos. El elemento se aisló por primera vez en 1828 y a finales del siglo XIX Pierre y Marie Curie descubrieron su radiactividad. Centros de investigación de todo el mundo han profundizado en las características de este material para buscar una posible alternativa energética. El científico nuclear chino, Fang Jinqing, que trabajó en el Instituto de Energía Atómica de China, señala que la tecnología funciona teóricamente y ofrece la oportunidad de rediseñar el escenario nuclear. Sin embargo, reconoce que existen grandes retos aún por solventar en lo que respecta al torio.


Fuente: http://diarioecologia.com/un-auto-basado-en-torio-necesitaria-solo-8-gramos-de-combustible-para-funcionar-100-anos/?doing_wp_cron=1427479644.7015380859375000000000


El coche nuclear. Del reactor de Radio a las baterías betavoltaicas
By Luis González 25 March, 2015




Vehículos eléctricos, con pilas recargables dependientes de un enchufe. Si te resulta tedioso lo tuyo es el coche nuclear. Se acabaron los problemas de autonomía de los vehículos eléctricos, el coche nuclear mide su rango de acción en años, lustros incluso. No se trata de generar electricidad en centrales nucleares, si no de tener el reactor nuclear dentro del vehículo. De la misma manera que existen submarinos y hasta barcos nucleares.

¿Locura?¿Vaporware?¿El futuro? Lo cierto es que la idea ni es nueva ni ha quedado desfasada. Con motivo de una nueva publicación rescatamos del pasado los proyectos en coches nucleares, historias desde la guerra fría hasta nuestros días.


Ford Millennium

El atractivo de una fuente de alimentación tan poderosa como un reactor nuclear no pasó de largo para los fabricantes de automóviles. Podemos encontrar referencias al coche nuclear de principios del siglo pasado. Aquellos primitivos proyectos estaban basados en un reactor atómico de Radio. Un vehículo con motor eléctrico, probablemente con una pequeña batería de apoyo y como extensor de autonomía nada menos que un reactor nuclear.

El concepto no llego a cuajar por razones de peso, concretamente el peso del apantallamiento necesario para proteger a los pasajeros, un escudo de 50 toneladas de plomo, que sembró serías dudas en el proyecto. Pero la idea no dejó de flotar en las cabezas de ingenieros y físicos, que buscaban un material más ligero para apantallar la radiación.


Ford Nucleon

En los años 50, con la llegada de los primeros submarinos nucleares, la fiebre del coche nuclear llegó a alcanzar a grandes compañías americanas, como Ford o la desaparecida Packard y Cadillac, pero el diseño nunca llegó a más allá de unos trazos sobre el papel o una maqueta de exposición. El riesgo de que un coche sufra un accidente grave es mucho mayor que para un barco o submarino. Ríete del incendio de los Tesla Model S. Si un poco de fuego llegó a crear tal alarma en la prensa especializada e hizo bajar las acciones de Tesla, un accidente con un coche con propulsión nuclear y los servicios de emergencia repartiendo pastillas de Iodo sería muy mala prensa para su fabricante.

Pero al igual que las tecnologías de baterías o de la pila de hidrogeno han ido avanzado hasta hacerse atractivas para su uso en vehículos eléctricos, los reactores nucleares han mejorado en seguridad y estabilidad. Recientemente la idea volvió a reflorar con los avances en energía nuclear usando Torio, un material que se ha presentado como la revolución en la energía nuclear. El uso de Torio en vez de Uranio presenta ventajas en cuanto a seguridad y precio. El Torio es mucho más abundante que el Uranio y es potencialmente 200 veces más energético. Además, para producir una reacción en cadena, se mezcla con un 10% de Plutonio, reduciendo así los residuos almacenados de los reactores de Uranio, y el desecho que genera no es radiactivo.


WTF concept

Con el rumor del uso del Torio en el aire, hace unos años se dio a conocer un diseño futurista propulsado por un reactor de Torio, que decía se un trabajo para Cadillac. Tal vez lo más llamativo de este fue el nombre, el Cadillac World Thorium Concept o Cadillac WTF (acrónimo soez en ingles), por lo que la idea era claramente llamar la atención.

En cualquier caso el concepto del reactor nuclear en un vehículo tiene otros inconvenientes. Un reactor nuclear no se enciende y apaga con un botón. La producción de energía debería ser continua y necesitaría por lo tanto de acumuladores para almacenar la energía sobrante. A partir de ahi ya hay quien sueña con una red V2G donde se podrían conectar los vehículos a la red eléctrica para que sean los coches nucleares aparcados los que alimenten a la ciudad. Se antoja muy complicado, tal vez como mucho veamos las plantas nucleares de Torio remplazar a las actuales de Uranio y alimentar las baterías de los vehículos eléctricos.



Aunque el concepto cambie ligeramente hay otra idea sobre la mesa que utiliza Torio para propulsar un vehículo, aunque en vez de energía nuclear se trata de un laser de Torio. La empresa Laser Power Systems ofrece unos generadores que pueden producir cantidades ingentes de energía con un proceso que no está muy claro qué es, si fusión o fisión nuclear o el rector ARC de Iron Man.

Lo último, más serio, sobre la mesa en cuanto a baterías nucleares son las baterías betavoltaicas de tritio. Su principal ventaja es que el tritio, un isótopo del hidrógeno, se descompone emitiendo directamente electrones. Conocidas desde el siglo pasado, los nuevos materiales y la nanotecnología han permitido mejorar el rendimiento de estas baterías notablemente a la vez que reducir su volumen hasta el tamaño de un botón. Materiales como (como no) el grafeno prometen mejorar aun más estas características.



Actualmente se están desarrollando baterías que usan la energía de la desintegración de los radioisótopos para proporcionar energía durante largos períodos de tiempo (10-20 años) en aplicaciones militares y espaciales. Las baterías utilizadas hasta ahora son de bajo voltaje, pero la tecnología parece estar suficientemente madura para dar mayores pasos. Según sus defensores la radiacción no sale del contenedor y puede soportar temperaturas de hasta 627 grados, siendo suficientemente seguras para encontrar su lugar en los medios de transporte de pasajeros.

Fuentes | Power Technology | Top Gear | Laser Power Systems | Coroflot


Fuente: http://forococheselectricos.com/2015/03/el-coche-nuclear-del-reactor-de-radio-a-las-baterias-betavoltaicas.html
0No comments yet