Check the new version here

Popular channels

Un Grande de Verdad (P.1)






































Su entusiasmo por las carreras hace que a los quince años y autorizado por su padre se le otorgue la licencia para conducir y Les le compró un viejo Ulster Austin Seven desarmado para que Bruce lo armara y comenzara a practicar el arte de conducir lo más rápido posible y se inscribió en las típicas carreras de trepada, conocidas como hillclimb, aprovechando el terreno abrupto de las islas de su país





Posteriormente corrió con un Ford Ten Special, luego un Austin Healey y a continuación un Cooper Climax de Fórmula 2 que le vendió Jack Brabham y con el que quedó segundo en el campeonato de Nueva Zelanda lo que le valió el título promocional para ser enviado a Europa" otorgado por la NZIGP (New Zeland International Grand Prix) una organización que tuvo la importante, y encomiable, tarea de apoyar a los pilotos locales para que lleguen a corer en la Fórmula 1.







Entre los hombres que dieron un gran espaldarazo al bisoño piloto estuvo Jack Brabham que había conocido a los McLaren en 1954 cuando corrió un Cooper Bristol en el Gran Premio Internacional de Nueva Zelanda, su primera carrera importante y se alojó en la casa de Les McLaren durante el fin de semana de la carrera y allí se forjó la amistad con la familia y con Bruce en particular.













Acá abajo vemos una pequeña selección de fotografías de Bruce en sus primeros años en Europa. la foto de abajo a la izquierda posa con un T45 y su padre Les.

















Antes de su debut oficial en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Mónaco, corrió en sus pagos a principios de año en carreras enfrentándose a rivales como Graham Hill, Stirling Moss o Jack Brabham además de pilotos locales que solían pasar la temporada estival en Nueva Zelanda y en Australia, para ellos eran las antípodas de su mundo, o Down Under en inglés, ganando dos carreras.

El 10 de mayo largando desde la 13a posición en el más tradicional de los callejeros termina quinto y último a cuatro vueltas del ganador Jack Brabham, su compañero en el equipo oficial de la Cooper Car Company.
En las dos competencias siguientes, Francia y Gran Bretaña, Bruce se luce terminando 5° y 3° respectivamente siempre detrás de Brabham, sin dudas el piloto n° 1 del equipo



El periodista Peter Garnier comentando el gran premio británico, donde Bruce se lució igualando el récord de vuelta de Stirling Moss, terminando tercero a sólo dos décimas del maestro le profetizaba:
"It was a fine drive by the young New Zealander, and suggest that he will soon be among the top-flight Grand Prix driver." Lo que podría traducirse como “Fue una buena carrera del joven neozelandés, y augura que pronto estará entre los mejores del campeonato”.
Ciertamente por una década Bruce descollará como piloto y como constructor a pesar de que su carácter bondadoso y amable llevó a muchos críticos opinar que eso le quitaba, tal vez, una mayor agresividad que le habría ayudado a conseguir un campeonato del mundo en la máxima categoría. Su pilotaje era suave, pensando fríamente en llegar a la bandera de cuadros y prueba de ello es la expresión de absoluta serenidad que Bruce demostraba en las carreras aún cuando estaba buscando el límite de sus máquinas.



Durante su primer año en la Fórmula 1 el neozelandés disputó 7 carreras y sin dudas la más importante fue la última cuando al mando del Cooper T-51 Climax, del equipo oficial de John Cooper y con el 9 en el capó, alcanzó su primer triunfo en Sebring, circuito sede del primer Gran Premio de los Estados Unidos celebrado el soleado 12 de diciembre cerrando la temporada.
La primera victoria llegó a sus 22 años y 104 días de edad, récord que ostentó durante años como el más joven ganador de un gran premio.
La victoria llegó quebrando la mala racha de tres abandonos por fallas motrices en Alemania, Portugal e Italia.









Bruce ganaría ese Gran Premio en un final extraño cuando Jack Brabham se quedó sin combustible en las ultimas vueltas, mientras McLaren venia detrás. "Bruce me paso por el costado y nos miramos y pensamos ¿Que vamos a hacer ahora? -recuerda Brabham- Estuve a punto de sugerirle a Bruce que me empujara, pero siguió y ganó la carrera y yo me esforcé hasta cruzar la meta y obtuve el Campeonato Mundial."

El equipo de John Cooper se proclama ganador de la Copa de Constructores de ese año, y Jack Brabham Campeón del Mundo de Fórmula 1.
En ese año se había medido a rivales muy importantes además del propio Brabham, tales como Maurice Tringtignant (Cooper), Tony Brooks, Von Trips y Phil Hill (los tres con Ferrari 246) e incluso Stirling Moss.
Como dato anecdótico en Sebring también competía con un Cooper T43 Osca, el por entonces piloto argentino Alejandro De Tomaso, que fuera el fundador de la fábrica italiana de automóviles De Tomaso que participara en la Fórmula 1 con suerte adversa.

Ese año los monoplazas con motor delantero estaban ya en franca retirada dejando paso a los nuevos coches, con motor trasero. Ver el tema
¿Cuál era la ventaja del motor trasero? Entre otras cosas al no tener que pasar el eje motriz debajo del piloto, éste se podía sentar más bajo, haciendo descender el centro de gravedad que se traduce en una mayor estabilidad en las curvas sin contar con la eliminación de los largos caños de escape, la caja de cambios y el menor peso. Además la parte delantera tenía una menor sección frontal mejorando el rendimiento aerodinámico y la distribución de pesos se optimizaba. En resumen eran coches más pequeños, livianos, ágiles y más maniobrables.

En las otras categorías de interés para Bruce ese año debuta en las 24 horas de Le Mans, haciendo pareja con Jim Rusell, con un Cooper T 49 Monaco Mk I Climax, con el nº 24, y saldado con el abandono en la vuelta 79 por un despiste.








Siempre a inicios de año en Australia y Nueva Zelanda se corrían varias carreras con pilotos locales y europeos de gran prestigio y en el Gran Premio de Nueva Zelanda se vuelven a enfrentar en Ardmore los ganadores de años anteriores todos ellos piloteando sus respectivos Cooper: Moss y Brabham con sendos T-51 y McLaren con un T-45. También debuta con otro T-45 Denny Hulme que será la mano derecha de Bruce en su etapa como constructor. La carrera la gana Jack.





En Fórmula 1 su mejor resultado se sella con una victoria en la primera carrera del año con un triunfo en el Gran Premio de Argentina disputado en el Autódromo Municipal de Buenos Aires en febrero. Segundo queda la Ferrari 246 de Cliff Allison y tercero su co-equipier Maurice Trintignant con otro Cooper.



Llamó la atención a los periodistas europeos la inscripción en esta carrera de hasta cinco Maserati 250F tripuladas por pilotos de varias nacionalidades entre ellos un argentino que termina 14°: nuestro recordado Nasif Estefano pero el que descuella es Carlos Menditeguy que con un Cooper T51 Climax de la Scuderia Centro Sud termina 4°. Su co-equipier era Roberto Wenceslao Bonomi, otro compatriota que finaliza 11° detrás de la gloria José Froilán González con una anticuada Ferrari..


En esta etapa tan temprana empezaron las rispideces entre Bruce y el dueño del equipo pues estaba descontento con el tratamiento recibido con relación a sus compañeros Jack Brabham, Stirling Moss o Maurice Trintignant, lo que ocasionaba que en cuanto podía condujera coches de otras marcas, mientras que Cooper pretendía la exclusividad de tenerlo como piloto.












Imagen del Monaco Grand Prix Corrido el 29 de mayo de 1960 rebasando a Phil Hill en una Ferrari Dino 246





Esa temporada después de nueve carreras sólo abandonó en una ocasión y cosechó tres 2° puestos y dos terceros y un 4° además de esta victoria quedando segundo en el campeonato del mundo, con 34 puntos detrás de los 43 de Brabham. Extrañamente el equipo oficial no se presentó en Monza y aún así Cooper se llevó nuevamente el trofeo de los Constructores marcando definitivamente la superioridad del motor trasero que hará que Ferrari lo adopte para el año siguiente con su soberbia 156 Squalo y termine llevándose todo.

Aquí le vemos compitiendo contra Jack Brabham en otro tipo de vehículos.




Este año toma parte en dos carreras de Fórmula 2, y en Sports participa con un Cooper en el Silverstone Internacional .
Como detalle interesante en su carrera participa también en el Road Racing Championship organizado por la USAC en el nuevo circuito de Laguna Seca, circuito inaugurado en 1958 en los terrenos de una vieja base militar y que, con el tiempo, se convertirá en un referente de las carreras americanas.







A principios de año y aprovechando el receso invernal europeo muchos pilotos emigraban hacia el sur y en la canícula de Australia y Nueva Zelanda se enzarzaban en interesantes duelos; allí la batalla continuó entre los pilotos en el NZIGP corrido el 7 de enero de 1961, esta vez Moss corrió con un Lotus 18 Climax, Jack Brabham y McLaren con sendos Cooper T-53 Climax a los que se sumaron Graham Hill y Dan Gurney con sendos BRM. Nuevamente el gran Jack postergó a todos sus rivales llevándose el máximo trofeo


Bruce McLaren, Cooper T55 Climax en el Gran Premio de Mónaco de 1961






Bruce McLaren, Cooper Car Company T43 Climax





Para Bruce 1961 no fue un buen año y termina en el séptimo puesto en el campeonato con apenas 11 puntos empatando con Jim Clark. Opacados por las extraordinarias Ferrari 156 y aún con la trágica pérdida de Wolfgang Von Trips en Monza, los de Maranello se llevaron ambos campeonatos con Phil Hill en el de Pilotos.
En desparejos resultados el mejor fue precisamente un tercer puesto logrado en Italia. Los T55 estaban desfasados y el sucesor, el T58, sólo dio problemas
Cuenta la leyenda que la arrolladora superioridad de la Ferrari 156 Squalo se logró después que il Comendattore ordenara la compra de un chasis Cooper para estudiar a fondo el comportamiento de sus motores colocados atrás.
La Squalo estaba diseñada por el ingeniero Carlo Chiti, y equipado con el poderoso Ferrari 178 (ó Dino 156), un V6 a 120º que proporcionaba 190 CV a 9.500 rpm.







En Sports corre en Sebring, primero en las 4 Horas con un Austin Healey Sebring Sprite con el que termina cuarto y al día siguiente compite en las 12 horas, con una Maserati 63 de 3 litros n° 20, compartiendo el manejo con Walt Hangsen,.
Participa en los 1000 Km de Nürburgring con un Aston Martin DBR1 con un compañero de equipo por entonces poco conocido, un joven escocés llamado Jim Clark.




En las 24 Horas de Le Mans, se inscriben los mismos pilotos con la misma máquina, ahora con el n° 6, pero el americano tiene un accidente en la vuelta 31 del que les muestro el momento exacto del accidente




También corre diversas pruebas de coches sport en Inglaterra, con Jaguar E, y en Estados Unidos en octubre corre dos carreras con un Cooper Monaco T57.
En las 200 Millas de Riverside obtiene el segundo puesto



Y en Laguna Seca termina 4° por suma de tiempos de las dos series en las que termina 4°


Pero a fines de ese año Bruce se decide por la carrera más importante de su vida, en su tierra natal se casa con Patty, su novia de siempre, que le dará su única hija, Amanda McLaren.













En la Fórmula 1 esta temporada tras abandonar en las arenas de Zandvoort obtiene su mejor resultado al triunfar en Mónaco con un Cooper T-60 Climax. Para más detalles vean este tema.
Para hacernos una idea de la dureza de aquellas carreras en Mónaco fueron de la partida una veintena de coches logrando llegar únicamente cinco a la bandera de cuadros y sólo tres en la misma vuelta, Phill Hill y Lorenzo Bandini con sendas Ferrari terminando segundo y tercero, John Surtees fue el cuarto a una vuelta con un Lola Climax, y Jo Bonnier con el Porsche 804 a 7 vueltas, el resto quedó en el largo recorrido de las 100 vueltas que duraba el extenuante gran premio bajo el sol mediterráneo.
Con el tiempo se verá trágicamente su influencia en el accidente mortal de Lorenzo Bandini cuyo agotamiento causó su despiste y muerte en la vuelta 80.


















McLaren ese año corre otras siete carreras puntuables abandonando solamente en Spa-Francorchamps al quedarse sin prisión de aceite su fiel V8 Climax después de pelear entre los primeros en una carrera recordada por el terrible doble accidente de Willy Mairresse y Trevor Taylor afortunadamente sin consecuencias graves para ambos.
En el resto de las carreras salvo dos estuvo en el podio terminando 3° en el campeonato detrás de Graham Hill con un dominante BRM P57, ganadores de 4 carreras, que acaban llevándose ambos los principales trofeos y de su amigo Jim Clark con el revolucionario Lotus 25 Climax que se impone en otras tres marcando el declive de su Cooper ante las nuevas suspensiones y chasis de sus rivales.






Apasionado por las carreras Bruce corre siete grandes premios con coches de Fórmula 1, no válidos para el campeonato pero de gran prestigio obteniendo otras dos victorias, una en Goodwood y otra en Reims alcanzando el podio en otras tres. Ese año fue apasionante con grandes carreras que se corrían sin puntos al punto de haberse organizado ¡veinte carreras! por fuera del campeonato incluyendo tres en Sudáfrica aparte de cerrar el año con la oficial de East London.

Al finalizar el año Jack Brabham se aleja de John Cooper para fundar su propio equipo y que sin dudas influirá en McLaren para que, años después, haga lo propio. La partida de su amigo Jack lo deja en la posición de ser el piloto n°1 del equipo y su presencia en el mismo era requerida por su experiencia y conocimientos para la puesta apunto de los nuevos coches que lamentablemente para él nunca le posibilitarían una nueva victoria como veremos más adelante hasta que lo lograra con sus propios autos: Los McLaren amarillo-anaranjados. En ellos aplicaría todos sus conocimientos adquiridos esos años con los pequeños escarabajos verde inglés.







Siempre fiel a su naturaleza no deja de correr y se inscribe en las 3 Horas de Sebring con un Fiat-Abarth 1000 Bialbero, nº 8 y gana la carrera quedando por delante nada menos que uno de sus referentes, Stirling Moss, que corría con un Austin Healey al que le saca una vuelta. Bruce también logra la vuelta rápida.





En las 12 Horas de Sebring termina 5° en pareja con un tal Roger Penske, ¿lo ubican? corriendo con este Cooper Monaco T61 n°21







En las duras 24 Horas de Le Mans participa con una Maserati tipo151, n° 2 (fotos de abajo) compartida con Walt Hangsen pero no logran llegar a la meta.




Bruce también participa con un Aston Martin DB1 nº 96 en pareja con Tony Maggs en los 1000 Km de Nürburgring, carrera en la que termina en quinto lugar, a dos vueltas de los ganadores, Phil Hill y Olivier Gendebien que corrieron con una Ferrari Dino 246.




Esta temporada en los Sports se completa con participaciones en Riverside con Sumbeam Alpine en la carrera del sábado y Cooper Monaco T61 en la del domingo cerrando sus participaciones en el célebre circuito de Laguna Seca.




















Nace la McLaren Cars

Bruce McLaren inicia su aventura como constructor al crear junto con su compatriota Tyle Alexander y el estadounidense Teddy Mayer y algún colaborador más la Bruce McLaren Motor Racing Limited (BMMRL) siguiendo los pasos de su mentor y amigo Jack Brabham..
El emblema de la empresa era un monoplaza y un kiwi, el ave corredora típica de su país. Había sido diseñado por el artista Michael Turner. La primera planta de trabajo era un garaje compartido con una empresa de movimiento de tierras. Nada parecido a lo que es hoy la empresa pero acorde a cómo eran aquellos entusiastas emprendedores británicos como Jack Brabham, John Cooper, Frank Williams, March y tantas otras humildes factorías que recibieron el despectivo mote de "los garajistas" por el inefable Enzo Ferrari.
.


La pequeña sociedad empezó construyendo coches para la Tasman Cup, que incorporaban las mejoras ideadas por Bruce pero que se llamaban Cooper porque eran chasis construidos en Surbiton, la sede de John Cooper quien era el patrón de McLaren. En realidad eran coches bastante modificados que mantenían la carrocería. Su intención no era provocar inquietud en la Cooper mientras ganaba la experiencia necesaria para fabricar sus propios autos.
Uno de los mecánicos que trabajaba allí era Bruce Harre, quien supo declarar: "Recuerdo cuando construíamos los coches, apenas terminados y listos para hacerlos correr al día siguiente y ya entrada la medianoche le decíamos al jefe: 'OK señor McLaren, es mejor que vaya a casa y duerma un poco'. El decía que no y entonces volvíamos a insistir 'vaya o lo llevamos nosotros'. Creo que de otro modo no hubiera dejado de trabajar".
A pesar de todo el cuidado que puso para no levantar suspicacias, su trabajo como constructor generó mal ambiente en Cooper, puesto que en el equipo no veían nada bien sus intenciones y es que el año anterior habían tenido con Jack Brabham la experiencia de un piloto que corría para ellos y que los abandonaba para formar su propio equipo.



Su participación en la Fórmula 1

Mientras fundaba su mítica empresa propia sigue participando en el campeonato mundial de Fórmula 1 que en ese año constó de diez carreras y que fue dominada ampliamente por Lotus que deja atrás a los BRM, Brabham y Ferrari teniendo a Mónaco como primera carrera y allí Graham Hill iniciaría su racha de victorias en el circuito monegasco, sin embargo el título de la temporada será para Jim Clark con el formidable Lotus 25 con motor Coventry Climax que se llevan siete victorias sobre las diez disputadas. Bruce llega tercero.







Bruce ya iniciado como como constructor pero continúa bajo contrato con la Cooper Car Company compitiendo con sus coches y termina en el sexto lugar en el campeonato logrando nada más que 17 puntos con un segundo puesto conseguido en Spa como mejor resultado llegando detrás del dominante Lotus de Jim Clark y por delante de su amigo Dan Gurney en un Brabham BT7 Climax, que se iniciaba en las mejores posiciones.
Repite el tercer lugar en Monza y con un 4° puesto en Estados Unidos cierra sus puntuaciones. De las seis defecciones cinco se deben a problemas de motor y caja, sólo un abandono fue por accidente en Nürburgring.
Lo de McLaren no es poca cosa teniendo en cuenta lo superado que quedaron los Cooper T66 Climax que él tripulaba y que a fin de año sólo recogieron otros 9 puntos por lo que Bruce fue el piloto que más cosechó puntos.
Como era costumbre en esos tiempos, Bruce participa en otras carreras con coches de Fórmula 1 por fuera del campeonato del mundo.En el Glover Trophy, Goodwood, termina 3°, luego corre en las 200 Millas de Aintree y con el Cooper llega 5°, en Silverstone logra el podio al llegar 2° al disputar el BRDC International Trophy; termina 6° en la International Gold Cup corrida en Oulton Park; ocupa el tercer escalón del podio en Snetterton en el Daily Mirror Trophy.




Su participación en autos sports comienza en las 12 Horas de Sebring y como el año anterior comparte el coche con Walt Hansgen, esta vez un Jaguar E Type, arriba y abajo con el n° 20, con el que queda octavo a 15 vueltas de los ganadores Surtees-Scarfiotti con Ferrari 250P, marca que ocupa el podio con las 250P en primera y segunda posición y una 330TR1/LM en la tercera posición. Bruce solo corrió la carrera larga.



Se inscribe en el RAC Tourist Trophy celebrado en Goodwood, y tras 94 vueltas se retira, en esta ocasión su coche era un Aston Martin DP214.





En las célebres 24 Horas de Le Mans hace dupla con Jo Schlesser y clasifican con dos coches en las pruebas, un Aston Martin DB 212 y su propio Aston Martin DB 214 que luego compartiría con Innes Ireland y que terminaría en abandono. Sin embargo también estaba inscrito para conducir el Jaguar E de Briggs Cunningham y Bob Grossman que finalmente terminaron 9º.
Bruce vuelve a participar en las 3 Horas de Riverside nuevamente con el Sumbeam Alpine.







Empieza el año ganando la Tasman Cup con un Cooper T70 Climax, que en realidad ya era un McLaren puesto que incorporaba todas las mejoras que Bruce había introducido. Para ver la historia de la Tasman Cup los invito a ver mi post. Básicamente era el campeonato de coches de Fórmula 1 celebrado en Australia y Nueva Zelanda durante la temporada estival en el hemisferio sur antes de la temporada oficial en Europa.
Los coches eran similares o los mismos a los usados en el campeonato y muchos pilotos también lo eran y se les se sumaban pilotos locales. Ganadores de aquellas carreras además del propio Bruce, fueron Jim Clark con Lotus (1965,1967 y 1968), Jackie Stewart con BRM (1966) y Chris Amon con Ferrari (1969).
Entre los que corrían con Bruce estaban Dan Gurney, Graham Hill, Phil Hill, Pedro Rodríguez, Piers Courage, entre otros. Un piloto llamado Timmy Mayer era el apadrinado de Bruce, que provenía del equipo de Ken Tyrrell de fórmula Junior y estaba destinado a correr con el equipo Cooper por el campeonato pero sobrevino la inesperada muerte de Timmy durante unos entrenamientos de la última carrera de la serie corrida en Longford lo que supuso un duro golpe para el equipo y particularmente para Bruce, que dijo de él la célebre frase
“Hacer algo bien es tan valioso como morir tratando de mejorarlo sin ser temerario. Sería una pérdida de tiempo la vida sin hacer nada teniendo uno la capacidad, porque yo siento que la vida se mide en logros, no por años solamente”

Al regresar a Gran Bretaña Bruce y su equipo comienzan a gestionar la compra de un Zerex Special perteneciente a Roger Penske que había dejado de competir con él por los cambios en la reglamentación. Este coche había sido fabricado por una división de la Cooper, era un Cooper ciento por ciento . El coche se modificó proveyéndolo de un motor Oldsmobile V8 con block de aluminio y el chasis original se lo reemplazó por una estructura tubular. Una vez terminado se pintó con la única pintura que tenían disponible, una de color verde que indujo a que se lo apodara como Jolly Green Giant o sea, el Alegre Gigante Verde, apodo muy familiar en los sesenta que se aplicaba a los helicópteros Sikorsky estadounidenses empleados en Vietnam.
Naturalmente se lo siguió llamando como Cooper-Oldsmobile V8 pero en realidad fue el primer McLaren, pero nadie se atrevió a llamarlo así obviamente para no herir susceptibilidades.







Fórmula 1

Este nuevo año compuesto de diez carreras para McLaren fue de un desarrollo irregular y sólo consiguió puntuar en tres grandes premios aunque de ellos obtuvo dos segundos puestos en Spa-Francorchamps y en Monza más el sexto en Rouen que sólo le alcanzó para sumar 13 puntos y el 7° puesto final en el mundial con el Cooper T73 Climax. Pese a todo a lo largo del año siempre estuvo entre los primeros diez en la clasificación.
En ambos podios llegó por detrás de Jim Clark, ganador de Bélgica con el Lotus 25 Climax y de la Ferrari 158 de John Surtees. El campeonato de pilotos se dirimió entre Surtees y Graham Hill por un punto al tener que descartar un quinto puesto el inglés de BRM conseguido en la primera mitad del año.



Actividad en Sport prototipos



En la otra categoría de sus amores compite en los 1000 Km de Nurburgring con Phil Hill, retirándose a las 15 vueltas por rotura de la suspensión. En Le Mans junto con Roy Salvadori se retira tras 192 vueltas al fallarle caja de cambios y en las 12 Horas de Reims es su motor el que desfallece.
En Oulton Park, compite con un Cooper Climax, retirándose a las 18 vueltas, es su última participación con los coches sport de John Cooper ya que a partir de aquí lo hará en el Zerex Special que ya hemos comentado.
A la semana siguiente debuta en Aintree con la victoria del Zerex Special, quedando por delante de Jim Clark que corría con un Lotus 30.


Zerex Especial (Cooper) F1/16/61 -


El Zerex le dura cinco carreras porque en el Gran Premio de Canadá, celebrado en Mosport, debuta en setiembre el McLaren M1A Oldsmobile aunque se lo denomina McLaren-Elva Mk1, quedando tercero detrás de los dos Ferrari 330P del NART con Pedro Rodríguez 1º seguido por Ludovico Scarfiotti.





Para finalizar el año en la Semana de la Velocidad de Nassau en las Bahamas compite en cuatro carreras, dos con Ford GT40 y otras dos con su nuevo protipo McLaren-Elva Mk1 (ó McLaren M1A), siendo su mejor resultado un segundo puesto en la Nassau Trophy.




El 21 de noviembre se firma el acuerdo con Trojan un antiguo concesionario de Lambretta en el Reino Unido, que a su vez había adquirido la compañía Elva que estaba en liquidación, para la construcción de coches deportivos, utilizando toda la maquinaria y la experiencia de los empleados de Elva.
Recordemos brevemente que esta compañía británica fue una fabricante de autos deportivos, entre ellos el famoso Courier Mk II y varios fórmula Junior, se llamaba así tomado del francés, "elle va" (ella va), fue fundada en 1947 por el entusiasta Frank G. Nichols y que quebró en 1961.

El acuerdo incluía la construcción de los futuros McLaren de Sport Prototipos para los posibles compradores. Rápidamente empezaron la construcción del primer McLaren-Elva, destinado a ser expuesto en el London Racing Car Show a celebrar en enero de 1965 y ser el primero de serie.


McLaren-Elva Mark I BMMR 1/64 -






Este M1A tuvo una vida muy particular, se completó a tiempo para el show mencionado y finalmente fue vendido a John Coombs, famoso comerciante de Jaguar y corredor. Posteriormente, Graham Hill condujo este coche en el Gran Premio de Los Angeles Times en Riverside. Luego fue manejado por Hill en Silverstone, mientras pertenecía al señor Coombs. Éste lo vendió al piloto de California Jerry Entin el 11 de noviembre de 1965, y el coche terminó jugando un papel en la película Spinout ó "Mi regalo de cumpleaños", una película protagonizada por nada menos que por el rey del rock: Elvis Presley





Al repasar el año deportivo de Bruce veremos que compitió en 36 carreras oficiales, 10 de Fórmula 1 más otras tres sin puntos para el campeonato del mundo, una carrera de Fórmula 2, ocho del campeonato Tasman; en Sport Prototipos disputó cuatro carreras con Ford GT-40, además de
otras doce carreras con los Cooper, Zerex Special y McLaren M1A.
También había dedicado muchas jornadas a la puesta a punto del GT40. Correr en tantas categorías diferentes, con coches muy distintos y en cuatro continentes diferentes durante cuarenta fines de semana ocupados compitiendo y el resto del tiempo poniendo en marcha su empresa demostraban su capacidad y entrega al trabajo que lo pintan de cuerpo entero.





En el London Racing Car Show mencionado el McLaren M1A fue todo un éxito comercial y se obtuvieron 24 pedidos para el coche y por paradojas de la vida, Elva, el fabricante, se encontró entonces con dos problemas, por un lado no había planos adecuados del coche, por otro lado el equipo se había desplazado a Australia para competir en la Tasman Cup y no había nadie a quien recurrir por planos más completos. Aquí abajo vemos una foto de la unidad mencionada en manos de Bruce y que luego pasaría a ser de Elvis Presley.



En la Tasman Cup, participa con Cooper T-70 Climax, quedando en segundo lugar en la general con 24 puntos y una única victoria en Longford así como dos segundos puestos. El ganador ese año sería Jim Clark con el Lotus.

Este es el último año de la Fórmula 1 de 1500 cm3 y será el último con la Cooper porque al año siguiente competirá con su nombre en la trompa de sus coches.
Después de un inicio prometedor en las tres primeras carreras sobrevienen un rosario de problemas mecánicos que lo,llevan al octavo puesto con sólo 10 puntos siendo su mejor clasificación y único podio del año en Spa el llegar en tercer lugar.
Jim Clark se recupera de un mal año y se erige en el nuevo campeón del mundo de la Fórmula 1 con el soberbio Lotus 33 a pesar de haber corrido una carrera menos que sus rivales pues faltó en Mónaco para poder correr y arrasar en las 500 Millas de Indianápolis con el Lotus 38



Ford GT40 GT/103 - Ford 289 V8/90





Bruce inicia el año en las 12 Horas de Sebring clasificando en el segundo lugar absoluto y gana su categoría compartiendo volante con Ken Miles en el Ford GT-40 (Fotos de arriba)
Bruce participa en los 1000 Km de Nürburgring, con el Ford GT 40 nº 11, nuevamente compartido con Ken Miles como en Sebring, prueba en la que termina tercero tras el dueto de las Ferrari 275P2 pilotead por Mike Parkes y Bertrand Guichet y la 330 P2 de John Surtees y Ludovico Scarfiotti.



En el RAC Tourist Trophy compite con su McLaren-Elva M1 Oldsmobile (arriba) pero debe abandonar en la 30a vuelta.
Por fin debuta en competición con un coche que lleva sólo su nombre en el capot. Desde ese momento hasta nuestros días siempre habrá un McLaren en las mejores categorías de la competición automovilística.
La primera victoria sobre un McLaren llegará en mayo, en el circuito de Silverstone, en una carrera por el campeonato británico de coches sports.
Para hacernos una idea de los rivales contra los que luchó entre los otros participantes de la carrera estuvieron John Surtees con un Lola T-70 y Richard Attwood con Ford GT40.

Para los 1000 Km de Nurburgring termina 8º junto con Chris Amon (pareja de hecho profesional en muchas ocasiones), por supuesto con Ford GT40

Ford GT40 GT/104






Con el equipo de Carroll Shelby y en pareja con Ken Miles incursiona en las 24 Horas de Le Mans, con el Ford GT40 n° 1 pero debe abandonar en la vuelta 89 con la caja rota.

Ford Mk II GT/106 -




A finales de diciembre participa en la XII Nassau Speed Week, con su M1B, la primera evolución del M1A. Esta reunión en el las paradisíacas Islas Bahamas era una auténtica fiesta del automovilismo con varias carreras que se corrían en una misma semana, carreras que no eran puntuables para ningún campeonato pero tenía el mérito de reunir una verdadera convención de pilotos y coches muy diferentes entre si. Había hasta catorce categorías distintas y prácticamente se admitía todo. Parecía que la premisa era, ven a disfrutar corriendo con lo que tengas que ya encontraremos una categoría en la que anotarte. Bruce ganara ese año el Governor's Trophy.






En noviembre de ese año nace Amanda, su única hija, y la familia se muda a un “cottage”, típica villa de la campiña inglesa. A finales de año cesa su contrato con el equipo Cooper de Fórmula 1 y en ese momento escribió:
"El calor de la competencia de un gran premio es algo así como el calor de la batalla; une a la gente o la divide. En los ocho años que estuve en Cooper tengo que hacer un gran esfuerzo para recordar una discusión con John (Cooper). En el mundo de la competición esto es casi un récord, tal vez ocho años en un equipo de Fórmula 1 ya lo sea".

La pequeña Amanda en compañía de los hijos de Keith Duckworth y del piloto Tom Belso






Año nuevo, Fábrica nueva




Se inicia un ciclo muy productivo al mudarse a una planta de casi 800 m2 en el No 17 de la David Road, Poyle Estate, Colnbrook, Bucks. Allí estará su fábrica hasta mediados de los setenta.
En la puerta del director de la pujante empresa ponía “no llame, no tenemos tiempo para eso”
Bruce tenía sobre su mesa un cartel que decía:
“Ganar no es todo, pero es mucho mejor que ser segundo”.
El entusiasmo de Bruce era contagioso para todos los que trabajaban en la empresa y el aliento de su dueño era constante admiten hoy algunos de sus empleados de aquella época.




Su participación en la Fórmula 1 en pleno año de radicales cambios reviste una temporada muy complicada en la parte técnica y deportiva, no sólo se debe recurrir a motores de tres litros con lo que ello significaba sino que además entraba en vigor la norma que establecía completar el 90% de la distancia para clasificar y poder puntuar. Otra gran novedad era la incorporación de Firestone como proveedor de neumáticos al que le dedicó un coche especial, el M2, para evaluarlos.





Pero para él lo principal es que su marca debutará con el blanco McLaren M2B en el Gran.Premio de Mónaco, prueba inaugural de la temporada (Ver el tema). El nuevo auto presenta un novísimo chasis monocasco construido en base de láminas de material compuesto llamado Mallite que tenía tres capas en sándwich, una interna de madera balsa comprimida entra dos de aleación de aluminio. Robin Herd lo diseñó y fue provisto de un pesado motor Ford de 8 cilindros en V a 90° con block de hierro colado y 3.000 cm3 de cilindrada derivado del Ford de 4,2 litros que se usaba en la Indy.
Bruce abandonó muy pronto cuando el motor de su M2B comenzó a perder aceite. Aquí abajo vemos las fotos del fallido debut.















El resto del año fue casi un desastre, muchos problemas con el motor y el chasis, muy difícil de poner a punto. Para la siguiente carrera en Spa y en otras tres se presentó con el motor italiano, un V8 llamado Serenissima con el que intentó correr pero las enormes dificultades se lo impidieron y tan sólo en Gran Bretaña pudo largar y ¡sorpresa! pudo llegar y sacar un punto. Luego de no poder largar en Zandvoort le dijo adiós a los italianos y debió volver al pesado Ford americano con el que pudo largar en Estados Unidos y México logrando milagrosamente un 5° puesto en Watkins Glen.








Sport Prototipos



Mucho mejor le fue en los Sport Prototipos iniciando la temporada con las 24 horas de Daytona con el Ford GT 40 MKII n° 96 compartido con su compatriota Chris Amon llegando quintos. Este es el primer año que se disputa la carrera con formato de 24 horas a imagen y semejanza de Le Mans, en la que compiten durante 24 horas coches de diferentes categorías, Sport Prototipos, Gran Turismos y otras menores. Este formato se ha mantenido hasta la actualidad.
El ganador de la carrera fue Ken Miles acompañado de Lloyd Ruby, Dan Gurney y Jerry Grant fueron segundos y Mark Donohue y Walt Hangsen terceros, todos ellos con Ford GT40.



Una victoria épica



Llega el momento de las 24 Horas de Le Mans y Bruce se inscribe con el Ford GT-J y en los ensayos de mayo es el mejor coche con Chris Amon a los mandos. Este coche en cuanto a resultados nunca participó oficialmente en competición y solo participó en esos entrenamientos, aunque estuvo inscrito en otras cuatro pruebas nunca llegó a presentarse




Ya que Ford decide no presentar aquel coche a la carrera le confía a sus pilotos el GT40 MKII.
Su falta de resultados en la Fórmula 1 no impide a Bruce ganar las prestigiosas 24 horas de Le Mans a los mandos del Ford GT 40 MKII de color negro y con el número 2, nuevamente con Chris Amon como pareja. En esta carrera debuta también con un Ford GT40, Jacky Ickx, más tarde apodado el Señor Le Mans.



Un feliz bruce sonríe y saluda a la gente con sobrados motivos, tanto para él y los otros componentes del grupo Ford son Chris Amon, su compañero al volante y un exultante Henry Ford II, tras haber derrotado a su acérrimo enemigo Ferrari.




La victoria no está exenta de polémica ya que al momento de la bandera de cuadros llegan en escuadrilla los tres Ford GT40 juntos y la victoria es adjudicada a McLaren-Amon porque habían partido veinte metros más atrás al momento de la largada y llegaron por delante, con el consiguiente enojo de Ken Miles que no estaba advertido de que si iba por detrás del n° 2 no ganaba, furioso se retiró del circuito sin participar de la celebración del equipo.
Ken venía de ganar ese año las 12 Horas de Sebring y las 24 Horas de Daytona, y se quedó sin conseguir una especie de triple corona muy difícil de repetir. Para su desgracia y del equipo el piloto inglés se mata probando el problemático Ford J.






























TE INVITO A FORMAR PARTE DE MIS COMUNIDADES


Clic en los botones siguientes




0
0
0
2
0No comments yet