Check the new version here

Popular channels

Un litro de combustible para 100 km










Renault es una de las automotrices que más progresó en el mundo de los autos eléctricos; tiene cuatro modelos con esa propulsión ya circulando por las calles del mundo. Pero parece que se dio cuenta de que con eso solo no alcanzaba, y ahora incursiona en el campo de la propulsión híbrida. Es decir, coches motorizados por un motor de combustión interna acoplado a otro eléctrico, de modo de que ser menos contaminantes y más económicos.

La marca francesa expone su decisión de meterse de lleno con los híbridos con el Eolab, un concept car que será presentado el mes próximo en el Salón de París. La promoción tiene un gancho importante, porque Renault afirma que ese vehículo es capaz de alcanzar la mítica cifra de consumo de 1 litro ombustible cada 100 kilómetros. Es el mismo valor que prometió Volkswagen para el XL1 que apareció como prototipo en Fráncfort 2009 (L1) pero que ya se está vendiendo.

Sin embargo, este Eolab tiene una figura más convencional que la de aquél, con forma de cigarro y disposición de plazas tan particular, donde el pasajero se sienta detrás del conductor. Este Renault es para cuatro pasajeros y tiene cuerpo de cupé pero con tres puertas.Es como el Hyundai Veloster, con una sola puerta, más larga, del lado del conductor, y una delantera y otra trasera en el del acompañante, para mejor acceso a las plazas posteriores.

El Eolab incorpora la tecnología Z.E. Hybrid, un sistema híbrido enchufable capaz de circular hasta 60 kilómetros sólo en modo eléctrico. Así tiene una máxima de 120 km/h, aunque si anda a esa velocidad, seguramente se reduzca notablemente su autonomía. El motor eléctrico, que tiene la energía almacenada en baterías de ión-litio con capacidad de 6,7 kWh, se combina con el térmico cuando son requeridas mayores prestaciones. Este tiene una cilindrada de 999cc, una potencia de 75 CV y un torque de 95 Nm.

A diferencia de otros híbridos, que usan la transmisión continuamente variable conocida como CVT u otra convencional de doble embrague, el Eolab incorpora una sin embrague basada en una innovadora caja de tres marchas. Esta es más liviana y su particularidad es que monta un motor magneto-eléctrico de funcionamiento permanente capaz de aportar 50 kW de potencia (68 CV) y 200 Nm de torque de forma instantánea. La tracción es delantera.

Para su construcción se adoptaron materiales ligeros innovadores, como el magnesio, que hace que el techo, por ejemplo, pese nada más que 4 kg. Pero también usa aluminio y plásticos, con los que la reducción del peso alcanza un total de 400 kg (130 kg en la carrocería; 160 kg en el chasis y sus órganos de propulsión, y 110 kg en el equipamiento y la decoración).

La aerodinámica, por su parte, cumple un papel vital en este auto. No sólo por su figura, sino también por el funcionamiento de un spoiler delantero activo (a más de 70 km/h se abre 10 cm para reducir la entrada de aire por debajo) y flaps traseros que se despliegan como alerones según necesidad (a la misma velocidad se abren 6 cm). Así, redujo un 30 por ciento el coeficiente de rozamiento con el aire. Renault informa que, circulando a 130 km/h, el Eolab ahorra 1,2 litros cada 100 kilómetros.

Este prototipo es la primera propuesta de Renault para el plan gubernamental francés denominado “Nuevo plan industrial”. Este prevé alcanzar un “consumo de combustible de 2litros/100km para todos” para 2020. Segín dice la marca oficialmente, el Eolab está justo en la mitad de ese consumo, lo que significa que tiene mucho margen. Habrá que ver cuando finalmente pase a la producción, porque no le será tan sencillo incorporar las tecnologías y materiales usados en un concept car.

Estamos un poco lejos de los planes gubernamentales de Francia, pero Francia no tiene ProCreAutos
0No comments yet