Check the new version here

Popular channels

Zagato Maserati Mostro: vuelve el monstruo cuyo sonido




Zagato Maserati Mostro: vuelve el monstruo cuyo sonido te dejará helado




Con motivo de la próxima edición del Concorso d’Eleganza Villa d’Este, Zagato ha presentado un espectacular prototipo que rinde homenaje a un clásico que en su día sirvió a Stirling Moss para correr en las 24 Horas de Le Mans. Denominado Zagato Maserati Mostro, esta nueva reinterpretación del Maserati 450 S Coupe Zagato de 1957 apodado como el “monstruo”, recoge de aquella berlinetta los trazos maestros y la esencia de aquel deportivo que disputó las 24 Horas de Le Mans. ¿Pero por qué llaman monstruo a este Maserati? Quizás su gutural sonido pueda ser una pista…



Antes de arrancar el concurso de elegancia, Zagato ha realizado un evento previo para reunir algunas de sus mejores creaciones. El carrocero italiano está más activo que nunca, presentando colaboraciones con cada nuevo evento de alto caché que se precie. Esta última creación pretende rendir homenaje a los 100 años recientemente cumplidos por Maserati, desarrollando un coche completamente nuevo y partiendo de un clásico que fue concebido para competición por el diseñador Frank Costin por petición de Stirling Moss.



Por el momento, y hasta que caiga el telón en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, los detalles y especificaciones sobre el Zagato Maserati Mostro son muy limitados. Bajo su carrocería de fibra de carbono se esconde un monocasco de carbono fabricado únicamente para este modelo, estando impulsado por un propulsor V8 gasolina en posición delantera-central que muy posiblemente haya sido heredado del Maserati Gran Turismo. Aunque eso sí, el espectacular sonido de sus escapes ya nos indica que este V8 ha sido revisado para dar el do de pecho.



Pese a que su arriesgado diseño conjuga el clasicismo con ciertos toques de competición como el enrome alerón trasero, Zagato tiene previsto fabricar un total de 5 unidades del Zagato Maserati Mostro. Sin haber desvelado cifras por el momento, muy posiblemente supere el millón de euros, no podemos obviar que estamos ante una verdadera pieza de museo que por seguro hará las delicias de los coleccionistas más pudientes, siendo lo mejor de todo que estamos ante un prototipo completamente funcional y listo para dejarte helado con cada caricia que realices sobre el pedal del acelerador





0
0
0
0No comments yet