Popular channels

Spaghetti al pomodoro e basilico

Spaghetti al pomodoro e basilico

(tomate y albahaca)






La receta más simple y rica de spaghetti, tal como los comí en Italia (los mejores: los del “Café de la Plaza” en Maenza), simplemente con una salsa de tomates cocidos en el aceite donde se frieron unos dientes de ajo, con unas hojas de albahaca.


Ingredientes para 4 – 5 porciones:

2 latas de tomate perita sin piel, 6 dientes de ajo, albahaca fresca o seca



Sal, 1 cdita. de azúcar, 1 cdita. de ají molido, 1 hoja de laurel



500 g. de spaguetti secos, 4 cdas. de aceite de oliva, 200 g. de queso rallado




Preparación:

Pelar los 6 dientes de ajo, calentar 2 cdas. de aceite en una cacerola pequeña. Dorar los dientes de ajo en el aceite. También calentar 5 litros de agua en una cacerola grande para luego cocer la pasta.



Retirar los ajos del aceite sin dejar que se tuesten demasiado (la salsa queda más suave si los quitamos). Agregar el contenido de 2 latas de tomates perita sin piel y llevar al fuego.



Cortar la pulpa del tomate con ayuda de un tenedor y un cuchillo, o licuar, si se prefiere una salsa de textura más uniforme. Condimentar con 1 cda. de albahaca seca, 1 cdita. de azúcar, 1 cdita. de ají molido y 1 hoja de laurel. Salar y dejar cocinar de 10 a 15’. Si se utiliza albahaca fresca es mejor agregarla al final de la cocción.



Mientras tanto, el agua para cocer los spaghetti ya estará a punto de hervor. Salar (yo utilizo 1 puñadito de de sal gruesa). Agregar la pasta, revolver, dejar que retome el hervor y cocinar según las instrucciones del envase (generalmente de 7 a 8’).



Colar los slaghetti cuando aun estén “al dente”, regresar a la cacerola y agregar 2 cdas. de aceite de oliva. Apagar el fuego de la salsa y retira la hojita de laurel.



Verter la salsa sobre los spaghetti, mezclando muy bien. Se puede agregar parte del queso rallado en este momento, o directamente espolvoreándolo sobre cada porción servida.



Servir y distribuir en cada plato un poco del jugo que se habrá depositado en el fondo de la cacerola.



Agregar queso a gusto.




Y aquí unas imágenes de Maenza, donde probé los mejores spaghetti pomodoro e basilico, una pequenia ciudad al sur de Roma (en Lazio), enclavada en la cima de una montaña y dominada por su castillo baronal del Siglo XIII:


































Saludos


Blanconegro



0
0
0
0No comments yet