Popular channels

[O-T] El crap misterioso de la semana

Imperio ruso


Imperio ruso (en ruso: Российская Империя, Россійская Имперія en ortografía anterior a 1918) es la denominación que se le da a Rusia entre 1721 y 1917. Abarcó grandes zonas de los continentes europeo, asiático y norteamericano, siendo el sistema político sucesor del zarato.
La expresión «Rusia imperial» designa el periodo cronológico de la historia rusa desde la conquista de los territorios comprendidos entre el mar Báltico y el océano Pacífico iniciada por Pedro I hasta el reinado de Nicolás II, el último zar, y el comienzo de la Revolución de 1917.
La capital del imperio fue San Petersburgo (rebautizada en 1914 como Petrogrado). A finales del siglo XIX, el imperio comprendía 22.900.000 km². De acuerdo al censo de 1897 su población alcanzaba 125.640.000 personas, habitando la mayoría (93,44 millones) en Europa. Más de 100 diferentes grupos étnicos convivían en el imperio (la etnia rusa componía el 44% de la población). Además del actual territorio de Rusia, en 1917 el Imperio ruso incluía territorios de los estados bálticos, Ucrania, Bielorrusia, parte de Polonia (Reino de Polonia), Moldavia (Besarabia), el Cáucaso, Finlandia, la mayoría del Asia Central y una parte de Turquía (las provincias de Ardahan, Artvin, Iğdır y Kars). Entre 1732 y 1867 el Imperio ruso también incluía Alaska, al otro lado del estrecho de Bering.
En 1914 el Imperio ruso estaba dividido en 81 provincias (óblasti) y 20 regiones (gubérniyas). Entre los vasallos y protectorados del imperio se incluían el Emirato de Bujara, el Kanato de Jiva y, tras 1914, Tuvá.
El Imperio ruso estaba gobernado por una monarquía hereditaria liderada por un emperador autocrático (zar) desde la dinastía Romanov. La religión oficial del imperio era el cristianismo ortodoxo, controlado por el monarca a través del Sagrado Concilio. Sus habitantes estaban divididos en estratos (clases) tales como dvoryanstvo ('nobleza'), el clero, comerciantes, cosacos y campesinos. Los nativos de Siberia y Asia Central fueron oficialmente registrados como el estrato llamado inorodsty ('extranjeros').
Su escudo de armas fue el gran escudo del Imperio ruso, y su himno «Dios salve al zar» (Боже, Царя храни).
Después de que la monarquía zarista fuese derrocada durante la Revolución de Febrero en 1917, Rusia fue declarada República bajo un gobierno provisional.


Pedro el grande y el Gran Imperio ruso


Pedro fue hecho co-zar con su medio hermano, Iván, pero la media hermana de Pedro, Sofía, mantuvo el verdadero poder. Ella reinó mientras el joven Pedro se entretenía con juegos de guerra y cabalgaba en el Cuartel Alemán de Moscú. Estas experiencias lo llevaron a un ávido interés por la práctica militar de Occidente, particularmente por la ingeniería, artillería, navegación y construcción de barcos. En 1689, usando tropas que él había entrenado durante sus juegos de guerra, planeó cómo destronar a Sofía. Cuando Iván V murió en 1696, Pedro se volvió el único zar.
Pedro el grande consolidó el poder autocrático del zar, y a su vez las guerras dominaron la mayor parte de su reinado. Al principio Pedro intentó asegurar las fronteras del sur con los tártaros y el Imperio otomano. Sus campañas a un fuerte en el mar de Azov fallaron inicialmente, pero, después de embarcarse con su nueva armada diseñada por él, Pedro pudo capturar el tan importante fuerte de Azov en 1696. Para continuar con la guerra contra el Imperio otomano, Pedro viajó a Europa a buscar aliados. Fue el primer zar en hacer ese viaje. Pedro visitó Brandeburgo, los Países Bajos (en los cuales, según una teoría, al ver su bandera, lo inspiró para hacer un esbozo para la suya, la cual sería usada hasta 1914), Reino Unido y el Sacro Imperio Romano Germánico, durante su llamada Gran Embajada. Pedro aprendió mucho y alistó a cientos de especialistas técnicos. La embajada fue corta por el intento de Sofía para reemplazarlo en el trono, pero la revuelta fue aplastada por Pedro y sus seguidores. Como castigo expuso públicamente los cuerpos de los participantes de la revuelta, muertos o torturados, para advertir a los otros, acción por la cual fue llamado el «Raro».


Batalla de Poltava.
Pedro fracasó en la coalición europea contra el Imperio otomano, pero durante sus viajes encontró interés en empezar una guerra contra Suecia, al ser un poderoso Estado en Europa del Norte. Viendo una oportunidad de acceder al Mar Báltico, Pedro hizo paz con el Imperio otomano en 1700 y después atacó a los suecos en sus posiciones del puerto de Narva en el Golfo de Finlandia. Aunque el joven rey Carlos XII se probó con sus tropas, las cuales aplastaron al ejército de Pedro. Afortunadamente para Pedro, Carlos XII no continuó su victoria con una ofensiva y se enzarzó en las guerras con Polonia.


Golfo de Finlandia.
Este descuido le permitió a Pedro armar un nuevo ejército, combinando las fortalezas del suyo y las de Occidente. Cuando los dos líderes se enfrentaron otra vez en Poltava en 1709, Pedro derrotó a Carlos. Cuando este último escapó al territorio otomano, Pedro entró de nuevo en guerra con el Imperio otomano. El zar coincidió en devolver el puerto de Azov a los otomanos en 1711. La Gran Guerra del Norte, que en esencia fue la Batalla de Poltava, continuó hasta 1721, cuando los suecos decidieron firmar el Tratado de Nystad. El tratado permitió retener los territorios obtenidos por Rusia: Livonia, Estonia, e Ingria. Mediante esta expansión territorial, Pedro adquirió un enlace directo con Europa Occidental. Como celebración, Pedro asumió el título de Emperador (императoр) y zar del Gran Imperio ruso, proclamado en 1721.
Pedro consiguió la expansión de Rusia y su transformación en Imperio bajo ciertas iniciativas mayores. Creó las fuerzas navales rusas, reorganizó el ejército mediante el sistema europeo, organizó racionalmente el gobierno y movilizó el financiamiento para los recursos humanos. Bajo el reinado de Pedro, el ejército que se reclutó fue bajo condiciones de trabajo para toda la vida, incluyendo a los oficiales de la realeza, los cuales participaban en trabajos de la administración civil o militar. En 1722 Pedro introdujo la Tabla de rangos que determinaba la posición o estatus de la persona en su servicio al zar, ya sea plebeyo o nobleza. Hasta la gente más común aparecían en la tabla automáticamente.
La reorganización de Pedro en la estructura gubernamental no pudo ser menos minuciosa, consiguiendo transformar al gobierno existente en un estado absolutista liderado por el zar mismo. Reemplazó a los prikazi (burócratas) por un cuerpo colegiado y creó un senado para coordinar las políticas del gobierno. Las reformas de Pedro en el gobierno local tuvieron pocos logros, pero sus cambios le permitieron al gobierno local recolectar impuestos y mantener el orden. Como parte de las reformas del gobierno, la Iglesia fue parcialmente incorporada a la estructura administrativa del Estado. Pedro abolió el Patriarcado y lo reemplazó con un cuerpo colectivo, el Sínodo Sagrado, dirigido por un funcionario gubernamental.


Academia rusa de las artes.
Pedro triplicó los ingresos de la tesorería estatal con una cantidad moderada de impuestos. Impuso la capitación, o sondeo de impuestos, en todo hombre excepto clérigos y nobles. También gravó con impuestos el alcohol, la sal e incluso llevar barba. Para proporcionar armas y uniformes para sus soldados, desarrolló industrias metalúrgicas y textiles.
Pedro quería equipar a Rusia con tecnología, instituciones e ideas modernas. Dotó de una educación occidental a todos los nobles, introdujo las llamadas escuelas naturales para enseñar la escritura rusa y aritmética básica, estableció una casa imprenta y fundó la Academia rusa de las Ciencias, la cual fue inaugurada justo antes de su muerte en 1725, que se convirtió en uno de los mayores institutos de cultura de la Rusia Imperial. También recomendó que los rusos adquirieran ropa, gustos por el arte y costumbres del Occidente. El resultado fue una profundización en la grieta cultural entre la nobleza y las masas. La mejor ilustración de la occidentalización de Pedro fue su ruptura con las viejas tradiciones y sus métodos occidentales en arquitectura, que lo llevaron a construir la nueva capital, Petrogrado, en 1703. Situada en tierra nueva, conseguida de la guerra con Suecia, en la cual fue ayudado por Dinamarca-Noruega, Polonia-Lituania y Sajonia, en el Golfo de Finlandia. Aunque Petrogrado asumió su occidentalización, esta fue forzada, por lo cual no pudo demostrar su individualidad, que Pedro tanto admiraba.
La era de las revoluciones en el palacio


Guardias de corps en la recepción del Strelna.
Pedro cambió las reglas de sucesión del trono después de que exilió a su hijo, Alexis, que se opuso a las reformas de su padre y se presentó como figura de grupos antirreformistas. Una nueva ley expedida por Pedro I proporcionaba al zar la decisión de elegir a su sucesor, pero Pedro no lo hizo antes de su muerte en 1725. En las décadas que siguieron, la ausencia de reglas para la sucesión dejó a la monarquía abierta a intrigas, complots y varios golpes de Estado. En adelante, el factor crucial para obtener el trono fue apoyado por la guardia élite del palacio en Petrogrado.
Después de la muerte de Pedro, su esposa, Catalina I, subió al trono. Pero cuando ella murió en 1727, el nieto de Pedro, Pedro II, fue coronado zar. En 1730 Pedro II sucumbió ante la viruela, y Ana, hija de Iván V, que fue co-zar con Pedro, ascendió al trono. El Supremo Consejo Imperial que colocó a Ana en el trono, le impuso muchas condiciones. En su lucha contra esas restricciones, Ana tuvo que apoyar a los nobles que temían que la oligarquía reinara sobre la autocracia. Así, el principio de la autocracia recibió gran apoyo en ese caótico conflicto por el trono.


Segunda galería en la academia de artes, 1836
Ana murió en 1740, y su joven bisnieto fue proclamado zar como Iván VI. Después de varios golpes de Estado, fue remplazado por la segunda hija de Pedro (r. 1741-1762). Durante el reinado de Isabel, que fue mucho más efectivo que el de sus predecesores inmediatos, se produjo la «occidentalización» de la cultura rusa. Entre los eventos culturales más destacados se encuentran la fundación de la Universidad de Moscú en 1755 y la Academia de Bellas Artes en 1757 y el surgimiento del primer científico y escolar ruso, Mijaíl Lomonósov.


Operaciones del ejército ruso en la Guerra de los siete años 1756-1762, el territorio en color verde a la derecha corresponde al Imperio ruso, el territorio central en amarillo corresponde a la República de las Dos Naciones (Polonia y Gran Ducado de Lituania).
Durante el reinado de los sucesores de Pedro, Rusia tuvo un rol en Europa mucho más importante. Desde 1726 a 1761, Rusia fue un aliado de Austria contra el Imperio otomano al cual Francia usualmente apoyaba. En la Guerra de sucesión polaca (de 1733 a 1735), Rusia y Austria bloquearon al candidato al trono polaco. En una costosa Guerra con el Imperio otomano (1734-1739), Rusia readquirió el Puerto de Azov. El alcance más grande que Rusia tuvo con Europa fue en la Guerra de los Siete Años (1756-1763), la cual tuvo lugar en tres continentes, entre Francia, el Imperio Británico y numerosos aliados de los dos bandos. En esa guerra, Rusia continuó su alianza con Austria, pero Austria cambió a una alianza con Francia en contra de Prusia. En 1760 las fuerzas rusas estaban a las puertas de Berlín. Afortunadamente para Prusia, Isabel murió en 1762, y su sucesor, Pedro III, alió Rusia con Prusia por su devoción al rey prusiano Federico el Grande.


Retrato de Pedro III de Rusia, por Lucas Conrad Pfandzelt.
Pedro III tuvo un reinado corto e impopular. Aunque fue nieto de Pedro el grande, su padre fue duque de Holstein-Gottorp, por lo cual Pedro III fue criado en una familia luterana y los rusos lo consideraban extranjero. Haciendo caso omiso de esto y sin ocultar su concepto de Rusia, introdujo con gran resentimiento ensayos militares prusianos en la milicia rusa, atacando a la Iglesia Ortodoxa Rusa, y privando a Rusia de una gran victoria que cambiaría la historia de Rusia y del mundo, estableciendo una repentina alianza con Prusia. Haciendo uso de su descontento y temiendo su propia posición, la esposa de Pedro III, Catalina, depuso a su marido en un golpe de estado y su amante, Alexis Orlov lo mató, y por defecto, en junio de 1762 Catalina la Grande se convirtió en Emperatriz de Rusia.
Expediciones oceánicas
Pedro I legó la flota rusa a sus sucesores, pero, de Catalina I a Pedro III, ninguno de los emperadores de Rusia compartió el gran amor de Pedro hacia el mar. En las décadas que siguieron a su muerte en 1725, les parecía inconcebible a los sucesores de Pedro que una exhibición de buques de guerra era la mejor manera de demostrar el poder y la estatura de Rusia al mundo. Ni era prudente juzgar la flota para mantener ningún propósito inmediato, la flota de Pedro de treinta naves de la línea y los centenares de naves complementarias; el coste de guardar tal fuerza a flote agotaría solamente las cajas del estado. Aún más increíble sería poner el plan de Pedro en ejecución para aumentar el tamaño de la flota, para realizar su visión de crear un armada en el mar.
La Gran Guerra del Norte, que duró veintiún años, había servido ya para agotar los recursos y la hacienda rusa. Por consiguiente, hubo un período en la reducción de gastos en la flota que siguió la muerte de Pedro y fue acompañado por una reducción marcada en la construcción de nuevas naves y en los números de marineros y oficiales. La escuela náutica y la academia marítima que Pedro había fundado, sin embargo, continuaron prosperando. Sus estudiantes y graduados se preservaron realzando las tradiciones de la navegación rusa durante el reinado de Pedro y de sus sucesores. A partir de 1716 a 1719 los rusos navegaron en una gran lodiá en el tramo que va desde Ojotsk a Kamchatka, en el territorio que había sido explorado por Vladímir Atlásov a finales del siglo XVII. Los graduados de 1720 de la academia marítima, el navegador geodésico Iván Yevreinov y Fiódor Luzhin, exploraron y trazaron las catorce Islas Kuriles. La información que trajeron se convirtió en la base para la expedición bien conocida del Capitán Comodoro Vitus Bering. En el invierno helado de 1724, Bering alcanzó Kamchatka por tierra y a vela, en las naves construidas allí, «a lo largo de la tierra que conduce al del norte... para buscar el sitio donde esta tierra converge con América...».
El objeto principal de los navegantes rusos era encontrar un paso de Rusia a la India y a China a través del Océano Ártico. De 1728 a 1729 Bering navegó a través del Pacífico del norte en el San Gabriel (barco de Bering). Entumecido por el frío viento polar, el San Gabriel y su equipo pasaron por el estrecho entre Asia y América. Así, esta ruta fue descubierta por segunda vez. Las descripciones finales del descubrimiento fueron compiladas después por los navegadores Iván Fiódorov y Mijaíl Gvozdev, que planearon la ruta de su exploración en 1732. El estrecho en sí mismo y el mar al sur de este fueron nombrados en honor del capitán Bering. La expedición de Bering descubrió y exploró la ruta de mar entre el Océano Pacífico y el mar de Ojotsk vía la primera expedición en el Canal de Kuril. Bering registró cuidadosamente para las generaciones futuras de cartógrafos el sureste y las costas del suroeste de la península de Kamchatka y, posiblemente de mayor importancia aún, probaron de una vez por todas la no-existencia de las tierras legendarias que fueron formuladas para mentirle a la población al este y al sur de Kamchatka, así como ocurrió con Cristóbal Colón y su viaje a las Indias (América).
Durante su primera expedición de Kamchatka Bering no pudo encontrar la ruta a China. Por lo tanto, en 1733 el gobierno de la emperatriz Ana I de Rusia decidó organizar una exploración sin precedentes a las costas norteñas de Siberia y del lejano oriente. Bering fue acompañado por un miembro de la vela determinada de Alekséi Chírikov de la expedición de San Gabriel de Kamchatka. Las otras separaciones fueron dejadas para buscar la ruta a Japón a lo largo de las islas de Kuril y para explorar la costa del Océano Ártico. La dirección general de la expedición fue confiada al colegio del Ministerio de marina.
Las naves precisadas en sus expediciones comenzaron una secuencia de descubrimientos asombrosos. En 1736-1737 la expedición bajo el teniente Esteban Maligin rodeó la península de Jamal y alcanzó el estuario del río Obi. En el mismo tiempo, la expedición bajo el teniente Dmitri Ovtsin, fue enviado más lejos hacia el este, navegado del estuario río Yenisei y tras la costa de la península de Gidansk. Los Tenientes Vasili Pronchíshchev y Hariton Láptev exploraron la costa de la península de Taimyr y del Estuario del Lena. El navegador de esa expedición, Semyon Cheluskin, descubrió y describió la extremidad norteña del continente asiático. Finalmente, Piotr Lasinius y Dmitri Láptev navegaron a lo largo de la orilla siberiana del estuario del Lena al Kolymá. Debido a su escala magnífica y atrevimiento, este viaje fue llamado la gran expedición del norte. Muchas áreas geográficas y aguas fueron nombradas para honrar a los oficiales rusos del siglo XVIII que primero los exploraron: los estrechos de Malygin y de Ovtsin, la costa de Pronchíshchev, el cabo Cheluskin y el mar de Láptev.
Al comienzo del verano de 1741 dos barcos, el San Pedro y el San Pablo, salieron del tranquilo puerto de Petropávlosk en las islas de Pedro y Pablo, que había sido descubierto durante la primera expedición de Kamchatka, y, bajo comando de Bering y de Chirikov, las naves alcanzaron el continente norteamericano. Desafortunadamente, la segunda expedición de Kamchatka era la última de Bering. Al volver de la costa de Alaska su barco, el San Pedro, se estrelló cerca de una de las islas de Komandorskiye. En esa isla, el navegante prominente cayó enfermo y murió. Sin embargo, como resultado de la segunda expedición de Kamchatka, la costa del noroeste de América fue explorada tan bien como las islas Aleutianas y de Komandorskiye, eso llevó a Rusia a la posesión de Alaska, que después en 1867 sería vendida a Estados Unidos.
En 1738 las naves del Capitán Martin Spanberg fueron las primeras en alcanzar las costas nororientales de la isla de Sajalín y de Japón, en la gran isla del Hokkaidō. La información que recolectó durante su expedición ayudó a la compilación de la porción del este del mapa general del Imperio ruso, elaborado en 1745.
Expansión Rusa bajo Catalina II

El texto que sigue es una traducción defectuosa o incompleta.
Si deseas colaborar con Wikipedia, busca el artículo original y mejora o finaliza esta traducción.
Puedes dar aviso al autor principal del artículo pegando el siguiente código en su página de discusión: {{subst:Aviso mal traducido|Imperio ruso}} ~~~~


Catalina la Grande.
La extensión imperial obtenida en el reinado de Catalina II, trajo al imperio enormes territorios nuevos en el sur y el oeste así como la consolidación del gobierno interno. Después de la Guerra de Crimea con el Imperio otomano en 1768, por el Tratado de Kuchuk-Kainardsí en 1774, Rusia adquirió una conexión directa al Mar Negro, mientras los Tártaros de Crimea se convirtieron en un estado independiente de los otomanos. En 1783 Catalina anexionó Crimea, tras la siguiente guerra ruso-turca con el Imperio otomano, que comenzó en 1777. Por el tratado de Yasi en 1792 se amplió el dominio territorial de Rusia hacia el sureste, llegando al río Dniéster. Los términos del tratado redujeron las ambiciosas metas del presunto proyecto magno de Catalina - la expulsión total de los otomanos de Europa y la renovación del Imperio romano de Oriente bajo control ruso. El Imperio otomano no planteó nuevamente una amenaza seria a Rusia, al contrario, los gobernantes turcos se vieron fozados a tolerar un aumento de la influencia rusa en los Balcanes.
La expansión occidental de Rusia bajo Catalina resultó en el reparto1 de la Polonia. Polonia, que había sido potencia regional entre los siglos XVI- y XVII empezó a debilitarse gravemente a lo largo delsiglo XVIII, mostrando continuas luchas entre su aristrocracia y un creciente desorden interno; una señal evidente del debilitamiento de Polonia ocurrió cuando cada uno de sus poderosos vecinos - Rusia, Prusia, y Austria - intentaron colocar a su propio candidato en el trono polaco generando la Guerra de Sucesión de Polonia, que envolvió a toda Europa. En 1772 Rusia, Austria, y Prusia, llegaron a un acuerdo informal para anexarse diversas porciones del territorio polaco, por la cual Rusia recibió las zonas que comprenden la actual Bielorrusia y Livonia. Después de la primera partición, Polonia instauró un nuevo régimen que inició un programa extenso de reformas, que incluyó una constitución democrática lo cual alarmó a las facciones más reaccionarias de la aristocracia polaca, la cual pidió a su vez la ayuda de Rusia. Usando como excusa el peligro del radicalismo liberal tras la Revolución francesa de 1789, Austria, Rusia, y Prusia, reclamaron la abolición de la Constitución polaca de 1791 y en 1793 Polonia volvió a ver reducido su territorio tras una invasión conjunta de sus vecinos que dio lugar a la segunda partición. Esta vez Rusia obtuvo la mayoría de Bielorrusia y el sector de Ucrania que está situada al oeste del río Dnieper. La partición de 1793 condujo a una sublevación nacionalista en Polonia contra la influencia de rusos y prusianos, la cual terminó siendo derrotada por los ejércitos de Rusia y Prusia en 1795, dando lugar a la tercera partición en ese mismo año. El territorio polaco que aún se mantenía independiente fue repartido por ambos invasores. Consecuentemente Polonia desapareció del mapa político internacional.


Mapa de asentamiento judío.
Aunque integrar parte del territorio de Polonia a su imperio significó apoderarse de nuevas tierras fértiles, esto también creó nuevas dificultades para el Imperio ruso. Al perder a Polonia como Estado colchón, Rusia tuvo que compartir a partir de esos momentos frontera con grandes potencias Prusia y Austria, que podrían ser eventuales rivales. Además, el Imperio ruso llegó a ser más étnico y heterogéneo que antes al absorber a una gran cantidad de etnias, tales como los ucranianos, bielorrusos, y judíos. Los ucranianos y bielorrusos, que en su mayoría trabajaban como siervos bajo el dominio polaco, cambiaron poco su situación al principio bajo poder ruso. Los polacos, tradicionalmente católicos y herederos de una antigua potencia, se resentían a perder su independencia económica y cultural, siendo un pueblo difícil de controlar, y efectuando a lo largo del siglo XIX varias sublevaciones fallidas contra los rusos. Rusia había suprimido sus derechos a los judíos del imperio en 1742 y los había considerado desde entonces como población extranjera. Un decreto de 3 de enero de 1792, inició formalmente el régimen de la empalizada de establecimiento, según el cual los judíos estaban autorizados a residir libremente sólo en la parte más occidental del Imperio y sin acercarse a los grandes núcleos urbanos rusos, ello inició una etapa de antisemitismo informal que degeneró en discriminación violenta en períodos más últimos del Imperio. También a fines del siglo XVIII, Rusia suprimió la autonomía de Ucrania al este del río Dniéper, la de los territorios bálticos, y la de varias áreas pobladas por cosacos. Con su énfasis en un imperio uniformemente administrado, (aunque era alemana por su origen) Catalina puso las bases de una política de rusificación que en sus últimos años de reinado ya se había impulsado, y que sería ejecutada más intensamente por sus sucesores.
Los historiadores han discutido la sinceridad de Catalina como monarca representativa de la Ilustración, pero pocos han dudado que ella creyó realmente en el activismo del gobierno dirigido, desarrollando al máximo los recursos del Imperio y haciendo su administración más eficaz. Inicialmente, Catalina procuró racionalizar procedimientos del gobierno mediante modificaciones en las leyes. En 1767 Catalina creó la Comisión Legislativa, formada por nobles, grandes terratenientes, y otros aristócratas, para codificar las leyes de Rusia. Aunque la comisión no formuló un nuevo código legal, La Instrucción a la Comisión de Catalina introdujo a algunos rusos al pensamiento político y legal occidental.


Yemelián Pugachov.
Durante 1768-1774 en la guerra con el Imperio otomano, Rusia experimentó una agitación social importante causada por la sublevación de Pugachov. En 1773 un cosaco del río Don llamado Yemelián Pugachov, declaró ser el destronado zar Pedro III, rechazando la autoridad de la emperatriz Catalina. Otras comunidades e agrupaciones cosacas, además de varias etnias turcomanas que sentían el choque del estado centralizado ruso, junto a trabajadores industriales en los Montes Urales, así como los campesinos que esperaban escapar a la servidumbre, se unieron mutuamente en una rebelión de alcance masivo. La preocupación principal del régimen imperial era entonces la guerra contra Turquía y ello permitió a los rebeldes de Pugachov tomar control de una gran zona de territorio en la cuenca del río Volga, pero el ejército regular derrotó ferozmente la rebelión en 1774.
La sublevación de Pugachov alentó la determinación de Catalina para reorganizar la administración provincial de Rusia. En 1775 ella dividió Rusia en provincias y distritos según las estadísticas de la población. Se otorgó a cada provincia una ampliada administración, destacamentos de policía, y un aparato judicial. Los nobles tuvieron que servir no superando el tiempo establecido para el gobierno central, pues la ley así lo había requerido desde tiempos de Pedro el Grande, y muchos de ellos recibieron papeles significativos en administrar gobiernos provinciales, con lo cual la autoridad imperial confiaba tales puestos a aristócratas de confianza, obedientes al zar y que aseguraban que el poder central llegase a cada rincón del Imperio.
Catalina también procuró organizar a la sociedad en grupos sociales bien definidos y estratificados. En 1785 publicó las cartas a los nobles y señores del pueblo. La carta a la nobleza confirmó la liberación de los nobles respecto del servicio obligatorio y les dio derechos como clase privilegiada y servidora directa de la autocracia rusa. La carta a las ciudades probó ser más complicada y en última instancia mucho menos acertada que la publicada para los nobles. No se llegó a publicar una carta similar para los campesinos, ni para mejorar las condiciones de la servidumbre.


Retrato de Aleksandr Radíschev.
La «occidentalización» de Rusia continuó durante el reinado de Catalina. Un aumento en el número de libros y de periódicos también trajo adelante discusiones intelectuales y la crítica social propia de la Ilustración rusa. En 1790 Aleksandr Nikoláyevich Radíschev publicó su libro El Viaje de San Petersburgo a Moscú, un ataque feroz contra el sistema de servidumbre y contra la autocracia. Catalina, asustada ya por la Revolución francesa, hizo que Radíschev fuese arrestado enviándolo a Siberia. Radíschev ganó más adelante el reconocimiento de padre del radicalismo ruso.
Catalina terminó de desarrollar muchas de las políticas de Pedro el Grande y fijó las bases para la expansión imperial del siglo XIX. Hizo construir el Palacio Pávlovsk para su hijo Pablo, que es una de las Patrimonio Cultural de Rusia. Rusia se convirtió en un país capaz de competir a la vez que también rivalizar con sus vecinos europeos en las esferas militares, políticas, y diplomáticas. La élite de Rusia acabó por convertirse en el terreno cultural en una de las más cultas, tal y como sucedía en los países de la Europa Central y Occidental de la época. No obstante, la organización de la sociedad y del sistema de gobierno, las grandes instituciones centrales a la administración provincial de Catalina, seguía siendo la misma sociedad dividida en estratos sociales cuidadosamente delimitados y donde la movilidad social era difícil, tal como se había previsto desde tiempos de Pedro I, no produciéndose ningún cambio en tal sentido hasta la emancipación de los siervos en 1861 y, en algunos aspectos, hasta la caída de la monarquía en 1917. Catalina dio un empuje para la expansión rusa hacia el sur, incluyendo el establecimiento de Odesa como el principal puerto mercantil ruso en el Mar Negro, con tal de que sirviese como base para el comercio del grano del siglo XIX.
A pesar de tales realizaciones, el imperio que Pedro I y Catalina II habían construido seguía enfrentando problemas fundamentales. Una élite pequeña de europeizados, enajenada de la masa de rusos ordinarios, planteó preguntas sobre la misma esencia de la historia, de la cultura, y de la identidad de Rusia. Rusia alcanzó su pre-eminencia militar por confianza en la coerción y en una economía dirigida por la corte imperial, bastante primitiva, y principalmente basada en el sistema de servidumbre para actividades económicas primarias como la agricultura, minería, y ganadería. El desarrollo económico de Rusia era insuficiente para las necesidades del siglo XVIII, estaba muy alejado aún del grado de transformación que la temprana Revolución industrial causaba en países occidentales. La tentativa de Catalina para organizar la sociedad rusa en rígidos estamentos corporativos hizo frente al temprano desafío de la Revolución francesa, que propugnaba una ciudadanía individual. La extensión territorial y la incorporación de Rusia de un número de aumento de no-rusos en el imperio fijaron la etapa para el problema futuro de las nacionalidades. Finalmente, la primera cuestión de la servidumbre y la autocracia en los argumentos morales presagiaron el conflicto entre el Estado y la intelectualidad que llegó a ser dominante en el siglo decimonoveno.
Durante el temprano siglo decimonoveno, la población de Rusia, los recursos, la diplomacia internacional, y las fuerzas militares le hicieron uno de los estados de mayor poderío del mundo. Su poder le permitió desempeñar un papel cada vez más activo en los asuntos de Europa. Este papel llevó al Imperio a participar años después en una serie de guerras contra Napoleón, que tenían consecuencias de gran envergadura para Rusia y el resto de Europa. Después de aceptar la Ilustración con entusiasmo durante el siglo XVIII, la élite de Rusia se tornó en un opositor activo de las tendencias de liberalización en Europa central y occidental desde 1789.
Internamente, la población de Rusia había crecido de forma más diversa con cada adquisición territorial. La población incluida luteranos fineses, bálticos alemanes, estonios, y algo de lituanos, había también católicos lituanos, polacos, y algunos letones, ortodoxos bielorrusos y ucranianos, pueblos musulmanes a lo largo de la frontera meridional del Imperio y en el este, griegos ortodoxos y de sakartvelos, y miembros de la Iglesia Apostólica Armenia.


Soldados rusos y franceses en un combate cuerpo a cuerpo en Malájov Kurgán durante la Guerra de Crimea.
Como la influencia occidental, la oposición a la autocracia rusa fueron aumentando, ante ello el régimen reaccionó creando una especie de policía secreta, así como también imponiendo la censura para acortar las actividades de las personas que abogaban el cambio o movimiento nacionalista alguno al interior del Imperio. El régimen seguía confiando en su economía basada en siervos como una herramienta destinada a servir como apoyo a las clases altas, al gobierno, y a las fuerzas militares.
Guerra y paz en Rusia, 1796-1825


La Plaza Roja en 1802, pintura de de Fiódor Alekséyev.


Pablo I de Rusia.
Catalina II murió en 1796, y su hijo Pablo (r. 1796-1801) le sucedió. Dolorosamente enterado de que Catalina había considerado en nombrar a su hijo, Alejandro, como zar, Pablo instituyó una primogenitura en la línea masculina como la base para la sucesión. Era una de las reformas que fueron realizadas durante el breve reinado de Pablo I. Él también sostuvo la Compañía Ruso-Americana, la cual condujo a Rusia a la eventual adquisición de Alaska. Pablo era generoso pero volátil, y su generosidad para con los siervos le provocó el tener un gran número de enemigos.
Como super poder Europeo, Rusia no podía escapar a las guerras que implicaban a la Francia revolucionaria y napoleónica. Pablo se convirtió en un opositor firme a Francia, y Rusia unida junto con el Reino Unido y el Imperio austríaco en la Segunda Coalición entablaron una guerra contra Francia. En 1798-1799 las tropas rusas comandadas por uno de los generales más famosos del país, Aleksandr Suvórov, realizó brillantes campañas en República Cisalpina y Suiza. La ayuda de Pablo a la Orden de Malta y la tradición rusa de los caballeros de Malta, junto con sus políticas liberales hacia las clases más bajas, y el descubrimiento de la corrupción en la Hacienda, impulsaron al zar a llevar a cabo una reforma que selló su destino, pues el zar Pablo I fue asesinado en 1801.


Retrato ecuestre de Alejandro I.
El nuevo zar, Alejandro I de Rusia (r. 1801-1825), llegó el trono como resultado del asesinato de su padre, y en donde se rumereaba que él mismo había tomado parte en ese asesinato. Preparado para el trono por Catalina II en la ilustración y el arte, Alejandro también tenía una inclinación hacia el romanticismo y el misticismo religioso, particularmente en el último período de su reinado. Alejandro ocupado vanamente con la Cambios en el gobierno central, provocaron la sustitución las universidades que Pedro el Grande había instalado con los ministerios, pero sin un primer ministro que coordinara todo ello. El brillante hombre de estado Mijaíl Speranski, que era el principal consejero del zar fue un hombre adelantado a su tiempo, propuso una reforma constitucional extensa del gobierno, pero Alejandro lo despidió en 1812 y perdió todo interés en dicha reforma.
El foco primario de Alejandro no estaba en la política doméstica, sino en los asuntos extranjeros, y particularmente en Napoleón. Temiendo las ambiciones expansionistas y el crecimiento de Napoleón gracias al gran ejército que logró crear el Emperador francés, Alejandro firmó una Coalición Gran Bretaña y Austria contra Napoleón. Napoleón derrotó a los rusos y a los austriacos en Austerlitz en 1805 y derrotó a los rusos en Friedland en 1807. Alejandro fue forzado a pedir la paz, y por el Tratado de Tilsit, firmado en 1807, él se hizo aliado de Napoleón. Rusia perdió poco territorio bajo dicho tratado, y Alejandro hizo uso de su alianza con Napoleón para la extensión adicional. Por la Guerra Finlandesa él ganó el Gran Ducado de Finlandia a Suecia en 1809, y adquirió Besarabia del Turquía como resultado de la Guerra de Ruso-Turca de 1806-1812.
La alianza ruso-francesa gradualmente se filtró. Napoleón fue referido sobre las intenciones de Rusia en los estrechos estratégico vitales del Bósforo y los Dardanelos. Al mismo tiempo, Alejandro vio como el Gran Ducado de Varsovia reconstituía al estado polaco con la suspicacia de estar controlado por el Primer Imperio francés. El requisito de ensamblar el Bloqueo Continental ambos imperios contra Gran Bretaña era una interrupción seria al comercio ruso, y en 1810 Alejandro negó la obligación.


Retirada de Moscú, obra de Adolph Northern.
En junio de 1812 Napoleón invadió Rusia con 600.000 soldados — una fuerza dos veces más grande que el ejército regular ruso. Napoleón esperaba infligir una derrota importante en los rusos y forzar a Alejandro para demandar la paz. Napoleón empujó las fuerzas rusas hacia detrás, sin embargo, él se extendió demasiado tiempo. La resistencia rusa fue obstinada, los miembros de la cual declararon la Guerra Patriótica combinada con el invierno ruso y la política de tierra quemada trajo a Napoleón una derrota desastrosa: menos de 30.000 de sus tropas volvieron a su patria. Tras la retirada francesa, los rusos los persiguieron en Europa central y occidental hasta las puertas de París.
Después de que los aliados derrotaran a Napoleón, Alejandro se conocía como el salvador de Europa, y él desempeñó un papel prominente en rediseñar del mapa de Europa en el Congreso de Viena en 1815 En el mismo año, bajo influencia del misticismo religioso, Alejandro inició la creación de la Santa Alianza un acuerdo flojo que promete las reglas de las naciones implicadas —incluyendo la mayoría de Europa— al acto según principios cristianos. Más pragmática, en 1814, Rusia, Gran Bretaña, Austria, y Prusia había formado la Alianza Cuádruple. Los aliados crearon un sistema internacional para mantener el status quo territorial y para prevenir el resurgimiento de una Francia expansionista. La cuádruple alianza, confirmada por un número de conferencias internacionales, aseguró la influencia de Rusia en Europa.


El ejército ruso entra en París (30 de marzo de 1814).
Al mismo tiempo, Rusia continuó su expansión. Creo el congreso de Viena Congreso de Polonia país al cual Alejandro concedió una constitución. Así, Alejandro fue el monarca constitucional de Polonia mientras que era el zar autocrático en la restante Rusia. Él era también el monarca limitado de Finlandia, que había sido anexada en 1809 y tenía concedida la categoría de estado autónomo. Rusia 1813 ganaba territorio en el área de Bakú del Cáucaso a expensas de Persia. Por el temprano siglo XIX, el Imperio también era arraigado firmemente en Alaska.
Los historiadores han convenido generalmente que un movimiento revolucionario fue llevado durante el reinado de del joven Alejandro I los oficiales que habían perseguido a Napoleón en Europa occidental se volvieron a Rusia con ideas revolucionarias, incluyendo derechos humanos el gobierno representativo y la democracia total.


Decembristas en la cámara de senadores rusa.
La Occidentalización intelectual que había sido fomentada en el siglo XVIII por un estado ruso paternalista, autocrático, ahora incluyó en la oposición la autocracia con demandas para el desarrollo de una gobierno representativo, las llamadas para la abolición de la servidumbre y, en algunos casos, idea de un derrocamiento revolucionario del gobierno. Los oficiales eran insensatos particularmente al ver que Alejandro había concedido a Polonia una constitución mientras que Rusia permanecía sin una. Varias organizaciones clandestinas se preparaban para una sublevación cuando Alejandro murió inesperadamente en 1825. Después de su muerte, había confusión sobre quién lo sucedería porque el siguiente en línea, su hermano Constantino Pávlovich había abandonado su derecho al trono. Un grupo de oficiales que ordenaban a cerca de 3.000 hombres rechazó jurar la lealtad al nuevo zar, el hermano de Alejandro, Nicolás I de Rusia proclamó en lugar su lealtad a la idea de una constitución rusa. Debido a que estos acontecimientos ocurrieron en diciembre de 1825 llamaron los rebeldes decembristas Nicolás superó fácilmente la rebelión, y los decembristas que seguían estando vivos fueron arrestados. Muchos fueron exiliados a Siberia.
Rusia bajo Nicolás I


Emperador Nicolás I de Rusia
Nicolás I Pávlovich (Николай I Павлович, 6 de julio de 1796 – 2 de marzo de 1855) fue el zar de Rusia desde 1825 hasta su muerte en 1855.
Nicolás careció totalmente de la grandeza espiritual e intelectual del hermano, él hizo su papel, simplemente pues un autócrata paternal que gobernaba a su gente por cualquier medio necesario. Experimentando el trauma de la Revuelta Decembrista, Nicolás estaba determinado para refrenar a la sociedad rusa. La policía secreta, la supuesta tercera sección, creó una red enorme de espías y de informadores. El gobierno ejercitó la censura y la otra controló excesivamente a la educación, la publicación, y todas las manifestaciones de la vida pública. En 1833 el ministro de la educación, Sergéi Uvárov, ideó un programa de «Autocracia, Ortodoxia, y Carácter nacional» como el principio de guía del régimen. La gente debía demostrar lealtad a la autoridad ilimitada del zar, a las tradiciones de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y, en una manera vaga, a la nación rusa. Estos principios no ganaron la ayuda de la población sino que por el contrario conducida a la represión en general y a la supresión de las nacionalidades de no rusos y las religiones en detalle. Por ejemplo el gobierno forzó a la Iglesia Ortodoxa Georgiana para aceptar la regla sinódica de la rusa.
El énfasis oficial en el nacionalismo ruso contribuyó a un discusión sobre el lugar de Rusia en el mundo, el significado de la historia rusa, y el futuro de Rusia. Un grupo, los occidentalizadores, creyó que Rusia seguía siendo posterior y primitiva y podrían progresar solamente europeizándose más. Otro los eslavófilos, favoreció entusiastamente a los eslavos y la cultura del grupo, y costumbres, y tenían un disgusto por el Occidente y su cultura y costumbres. Los eslavófilos vieron la Filosofía eslava como fuente de la integridad en Rusia. Algunos de ellos creyeron que los rusos obshchina, o el MIR, ofrecieron un alternativa atractiva al capitalismo occidental y podrían hacer Rusia a un salvador social y moral potencial. El eslavofilismo se podría por lo tanto decir para representar una forma de ruso mesianismo.
A pesar de las represiones de este período, Rusia experimentó un florecimiento de la literatura y las artes. A través de los trabajos de Aleksandr Pushkin, Nikolái Gógol, Iván Turgénev, y muchos otros, la literatura rusa ganó estatura y el reconocimiento internacional. El ballet clásico tomó la raíz en Rusia después de su importación de Francia, y la música clásica se estableció firmemente con las composiciones de Mijaíl Glinka (1804-1857).
Desarrollo económico





Estados Numerados
1. República Soviética Socialista de Besarabia
2. República Soviética del Mar Negro
3. República Popular Soviética de Jiva
4. República Autónoma Soviética Socialista de Crimea
5. República de Finlandia
6. República Soviética Socialista de Galicia
7. República Soviética del Kuban
8. República Autónoma Soviética Socialista de Moldova
9. República Soviética de Naissaar
10. República Soviética Montañosa
11. República Soviética de Stavropol
12. República Soviética de Táurida
13. República Autónoma de los Alemanes del Volga
14. República Democrática de Armenia
15. República Democrática de Azerbaiyán
16. República Nacional Bielorrusa
17. República del Lejano Oriente
18. República Democrática de Sakartvelo
19. República Popular de Ucrania
20. Estado del Volga-Ural
21. Imamato del Daguestán
22. Óblast Autónomo Karakalpaquio
23. Ingria del Norte
24. República de Lituania Central
25. República Popular de Tuva
26. República Autónoma Soviética Socialista Túrquida
27. Segunda República Polaca
28. República de Estonia
29. República de Letonia
30. República de Lituania
31. República Popular Kirguizia
32. República Popular Turcomana
33. República Soviética Socialista del Turquestán
34. República Popular Soviética de Bujara
35. República Socialista Federativa Soviética de Rusia
36. República Soviética de Odesa, la precursora de la República Soviética Socialista de Besarabia
Geografía



Cáucaso ruso hasta 1917, incluyendo a Kars.


Situación del mar de Kara, a la derecha del mapa.
La Rusia Imperial, al ser el tercer imperio más grande del mundo (después del Británico y el Mongol) contenía muchos territorios y estados. El Imperio ruso en su mayor extensión se extendía a través de la mayor parte del norte del supercontinente eurasiático por lo cual controlaba casi todos los tipos de ecosistemas y una gran variedad de paisajes y climas. La mayor parte del paisaje consiste en llanuras enormes, tanto en la parte europea como en la parte asiática que son ampliamente conocidas como Siberia y el Turquestán. Estas llanuras son predominantemente estepa al sur y arbolado denso al norte, con la tundra a lo largo de la costa del norte. Se encuentran cadenas montañosas a lo largo de las fronteras del sur, como el Cáucaso, el Tian Shan (el punto más alto de todo el imperio con un medio de 7,100 metros) y el Altai, y en la parte este, como la Cordillera Verjoyansk o los volcanes sobre Kamchatka, y en Alaska las grandes cordilleras con el gigante Monte McKinley. Notables son los Montes Urales en la parte central que son la división principal entre Europa y Asia.
La Rusia Imperial tenía la costa más extensa del mundo con más de 43.000 kilómetros a lo largo de los océanos Ártico y Pacífico, así como mares "interiores": el Báltico, el Negro y el Caspio. Los mares más pequeños son parte de los océanos; el Mar de Barents, Mar Blanco, Mar Kara, Mar de Láptev y Mar de Siberia Oriental son parte del Ártico, mientras que el Mar de Bering, el Mar de Ojotsk y el Mar de Japón pertenecen al Océano Pacífico. Las islas principales encontradas en ellos incluyen Nueva Zembla, la Tierra de Francisco José, las Islas de Nueva Siberia, Isla de Wrangel, las Islas Kuriles y la isla de Sajalín.
Muchos grandes ríos fluyen a través de las llanuras desembocando en las costas rusas. En Europa estos son el Volga, Don, Kama, Oka, Dvina, Dnieper y el Dvina Occidental. En Asia se encuentran los ríos Ob, Irtich, Yenisei, Angara, Lena y Amur. Los lagos principales incluyen el lago Baikal, lago Ladoga y lago Onega.
Relieve


El relieve se caracterizaba por el terreno siberiano como una gran planicie a través del continente asiático. El territorio es recorrido por largos sistemas montañosos como los montes Urales, las montañas del Cáucaso, que definen la división entre Europa y Asia, en Siberia los montes Altai, cordillera de Anadir, cordillera de Chersky, montes Dzhugdzhur, montes Gidan, montes Koryak, montes Sayanes, montes Tannu-Ola, cordillera Verjoyansk y los montañas Yablonoi, al sur se encuentra la depresión del Caspio y la llanura de Asia Central.
Fronteras
Las fronteras administrativas de la Rusia europea, aparte de Finlandia, coincidían con las fronteras naturales de Europa. En el norte, hacía frontera con el Océano Ártico; las islas de Nueva Zembla, Kolguyev y Vaigach también pertenecían a Europa, pero el Mar de Kara era incluido en las regiones siberianas. Al este se encontraban las estepas siberianas y kirguizas, de las cuales Europa está separada por el Mar Caspio, río Ural y los Montes Urales; sin embargo, las gobernaturas de Perm, Ufá y Oremburgo, se extendían al otro lado de los Urales. Al sur se extendía el Mar Negro y el Cáucaso, que luego serían separados geográficamente por el río Manich, que en el postplioceno conectaba el Mar de Azov con el Mar Caspio. La frontera occidental era puramente convencional: cruzaba la Península de Kola, desde el Fiordo de Varanager al Golfo de Botnia; así sobre la costa hasta Niemen donde se adentraba en la frontera entre zarato de Polonia y Prusia (Imperio alemán), Galicia (Imperio Ausrohúngaro) y hasta el río Prut en la frontera con Rumania.
Extensión espacial
Los dos puntos más separados, entre los muchos puntos que el imperio conquisto y/o colonizó están a 10.000 km en una línea geodésica (i.e. línea más corta entre dos puntos en la superficie terrestre). Estos fueron: en el Oeste la frontera con Brandemburgo, después el Imperio alemán, cerca de Posnania marcada por el río Varta; y en su expansión por América (véase América Rusa) extendiéndose por la Isla de Vancouver (por un tiempo litigada entre Rusia, la Nueva España y el Reino Unido) y en Alaska la actual ciudad de Ketchikan hasta (entre 1811—1841) poseer una factoría y fortaleza en la Alta California: el Fuerte Ruso que fuera el establecimiento más meridional en América por otra parte mantenía en el Extremo Oriente asiático como en la actualidad las islas Kuriles, a pocos kilómetros al noreste de la isla de Hokkaidō en Japón, en Oceanía hubo algunos intentos de expansión que fueron frustrados por la acción conjunta de otras potencias (principalmente Inglaterra, Estados Unidos y Japón) entre esos intentos se cuentan el efímero protectorado (en 1818) sobre Kauai y el de establecer una colonia en las Islas Bonin durante la segunda mitad del siglo XIX.
El Imperio ruso manejaba 14 husos horarios, desde Polonia hasta el territorio hoy canadiense del Yukón.
Véase también: Colonización rusa de América
Estado

Política
Política del Imperio ruso
Poder ejecutivo
Emperador y zar


Sergéi Witte, Primer Ministro del Imperio Ruso.
Artículo principal: zar
En Rusia el término zar ha sido usado, aparte de referencias del Imperio bizantino, y la vista desde los Tártaros y Mongoles a los principados rusos, y desde 1480 por el Gran Príncipe Iván III de Moscú, siguiendo la independencia de la Horda de Oro y su matrimonio con la princesa bizantina. Esto fue relacionado con las crecientes ambiciones de Moscovia en convertirse en la «Tercera Roma», después de la Caída de Constantinopla. El rey moscovita fue reconocido como emperador por el Sacro Imperio romano en 1514, durante el reino de Basilio III. Pero el primer príncipe ruso en ser coronado «Zar de toda Rusia» fue Iván IV (el terrible) en 1547, hasta entonces conocido como gran príncipe de toda Rusia. En 1721 un edicto de Pedro el Grande decreto el título latino de Император (Imperator) fuera usado en vez de zar. El título de zar quedó siendo usado comúnmente, y también como designante oficial de los estados absorbidos por Moscovia (como los kanatos Mongoles y el Reino de Georgia). En 1815, cuando parte de Polonia fue anexada, el título fue traducido al polaco: Król, y el emperador ruso asumió el poder como Król de Polonia, y el estado polaco fue llamado oficialmente Królewstwo Polskie en polaco y Царство Польское ('zarato de Polonia') en ruso.
Familia imperial
Zarina (царица): término usado para la Emperatriz. En Rusia después fue usado Emperatriz (Императрица). La Zarina podía regir el Imperio, como lo hicieron Catalina I, Catalina II, Isabel I y Ana I.
Zarevich (Цесаревич) (literalmente, 'hijo del zar'): término masculino, el título completo era «Heredero Zarevich» (Naslednik Tsesarevich, Наследник Цесаревич), informalmente «El heredero» (Naslednik). Tras la instauración del Imperio, todos los hijos varones del Zar que no fueran herederos pasaron a denominarse Grandes Duques.
Zarevna (царевна): término para la hija o la nieta del zar o la zarina. A la llegada del término emperador, el término zarevna se convirtió en Vielikaya Kniaginya (Великая Княгиня), o «Gran Duquesa». También se usaba el término Zarevna para denominar a la esposa del Zarevich.
Poder judicial
Ministerio del Interior


Actual emblema del MVD.
Artículo principal: MVD
El MVD fue creado por Alejandro I en 1802 durante el proceso de reformas para sustituir las antiguas instituciones de Pedro el Grande. Fue uno de los principales pilares del Imperio, responsable de las fuerzas policiales y la supervisión de la administración de las gubérniyas. Entre sus competencias iniciales también se encontraban las cárceles, cuerpos de bomberos, empresas estatales, servicio de correos, solares e inmuebles del Estado, carreteras, sanidad, clero, recursos naturales y nobleza; muchas de estas fueron transferidas a otros ministerios e instituciones gubernamentales a mediados de la década de 1800.
Tras el crecimiento del movimiento revolucionario y el asesinato del zar Alejandro II, el Departamento de Policía Estatal heredaría las funciones de policía secreta de la difunta Tercera Sección y transfirió las del más capaz Cuerpo Especial de Gendarmes a la Ojrana. Durante la Primera Guerra Mundial, el departamento creó una sección de contraespionaje.
Tras la Revolución de febrero de 1917, los gendarmes y la Ojrana fueron desmantelados por ser considerados antirrevolucionarios.
Departamento de Seguridad
Artículo principal: Ojrana
La Ojrana, Okranka u Okrana (del ruso Охранное отделение, Ojrannoyie Otdelenyie, 'Departamento de Seguridad') fue el cuerpo de policía secreta del régimen zarista en Rusia desde mediados del siglo XVIII.
La Ojrana formaba parte del Ministerio de Interior (MVD), ayudada por el Cuerpo Especial de Gendarmes. Su objetivo principal era garantizar la seguridad de la familia imperial; dadas las condiciones del país entonces, esto implicaba que buena parte de sus acciones se centrasen en la represión de actividades revolucionarias, especialmente por parte de los grupos anarquistas y socialistas que planeaban acabar con la dinastía Románov.
Puesto que buena parte de las organizaciones revolucionarias contaban con sedes fuera de Rusia, la Ojrana disponía de numerosos agentes a lo largo de Europa, especialmente en París, donde Piotr Rachkovski estuvo destacado (1884 - 1902); muchos de estos operaban infiltrándose como topos o agentes provocadores en los grupos revolucionarios, manteniendo así informada a la oficina central de los planes de actividad y incitando a los combatientes a realizar acciones infructuosas, desesperadas o impopulares. Entre los agentes más destacados se encuentran el doctor Yákov Zhitomirski, que llegó a ser colaborador íntimo de Lenin, Yevno Azef, Dimitri Bogrov y el Padre Gapon, quien lideró la movilización pacífica de obreros masacrada por la Guardia Imperial en el Domingo Sangriento de 1905. Asimismo, la Ojrana trató de comprometer el movimiento obrero mediante la creación de sindicatos controlados por la policía, una práctica conocida como zubatovshchina.
Entre otras actividades obra de la agencia se encuentra la propaganda antisemita de los Protocolos de los Sabios de Sion y el caso Beilis.
El procedimiento normal de la Ojrana incluía la entrega de los prisioneros al poder judicial para su proceso de acuerdo a la ley, con su posterior ejecución o envío a campos de trabajo del lejano Noreste siberiano conocidos como katorgas. Sin embargo, bajo circunstancias especiales, los agentes disponían de licencia para llevar a cabo ejecuciones sumarias y torturas en caso de necesidad. La aplicación de estas últimas le valió a la organización una triste fama, solo igualada por la de su par en el régimen nazi, la Gestapo.
Cuerpo Especial de Gendarmes
Artículo principal: Cuerpo Especial de Gendarmes
El cuerpo especial de gendarmes (Отдельный корпус жандармов) fue una policía militar en la Rusia Imperial en el siglo XIX hasta la formación de la Unión Soviética. Sus responsabilidades principales eran reforzar las leyes y la Seguridad del estado.
La responsabilidad de los gendarmes también incluía ejecución de las órdenes de la corte, perseguir fugitivos, control de las masas, y detenimiento de criminales inusuales. Los gendarmes también podían ser asignados para asistir a la policía local.
Los precursores del cuerpo militar fueron el ejército de la gendarmería, creado en 1815 basado en el regimiento Dragones Borisoglebsk, y las unidades del cuerpo especial de guardias internos, o Tropas internas del ministerio de asuntos internos (en ruso: Внутренние войска Министерства внутренних делand). Después de Revuelta Decembrista, el nuevo zar Nicolás I, creó la oficina de Jefe de gendarmes en julio de 1826, y apuntó al General conde Aleksandr Jristofórovich Benkendorf; todos los gendarmes fueron subordinados al este. Benkendorf fue apuntado también para Director ejecutivo de la nueva Tercera Sección aunque las dos oficinas, el Jefe de Gendarmes y la Cabeza de la tercera sección n o se unió formalmente hasta 1839.
En 1836, la Gendarmería de Guardias Internos fue transformada en el Cuerpo Especial de Gendarmes, también bajo el Jefe de Gendarmes. Los cuerpos se dividieron en siete distritos territoriales, seis en Rusia y uno en el Reino de Polonia, cada uno teniendo un Directorio. Un Directorio principal, junto con Directorios Guberniales adicionales, fue creado. The Army's Gendarmerie regiment joined the Corps in 1842.
Los gendarmes usaban rangos de caballería de la Tabla de rangos.
Como en el estatuto de 1867, los Cuerpos consistían en:
Directorio principal
Vigilancia
Cáucaso, Varsovia y distritos de Siberia
56 directorios Guberniales
50 directorios de Uyezd
Directorios de Caminos
San Petersburgo, Moscú y Varsovia
13 unidades montadas.
En 1871 los gendarmes acudieron el derecho de investigar casos políticos y criminales, como investigadores judiciales fueron rechazados.
Solo los más competentes oficiales del ejército podían unirse al cuerpo de Gendarmes. Aunque el cuerpo mantenía una poderosa imagen, su larga red de informantes y agentes servían para informar de nada más que rumores; los Gendarmes eran obviamente incapaces de infiltrarse en la realidad de las organizaciones revolucionarias. En agosto de 1880, la Tercera Sección y el cuerpo especial de Gendarmes fueron transferidos a la autoridad del Ministerio de Asuntos Interiores por propuesta del conde Mijaíl Lorís-Mélikov. La oficina del Jefe de Gendarmes fue heredado al Ministerio, y el Comandante de los Cuerpos se convirtió en el administrador. Muchos oficiales fueron transferidos para después crear el Departamento de Policía.
Después de 1902 el asesinato del ministro del MVD Dmitri Sipiagin, el poder de la seguridad del estado fue transmitido del los Directorios de Gendarmería al Ojrana y las unidades generales del personal de contrainteligencia y el Departamento de Policía.
División política
Artículo principal: División política del Imperio ruso
En 1708 el Imperio ruso se dividió oficialmente gracias a Pedro I, en una iniciativa de mejorar la flexibilidad, el gobierno, la administración y el poder sobre los territorios. El edicto fue publicado por el palacio Imperial de Petrogrado en 1708 el cual dividía a Rusia en ocho gubérniyas. Antes de eso el Imperio ruso se dividía en uyezds ('distritos') y volosts (distritos rurales más pequeños).


El oeste del Imperio ruso y su división interna entre 1682 y 1762 (en ruso).
El edicto no especificó la subdivisión general de las guberniyas; en lugar, las guberniyas incluyeron las ciudades situadas en su territorio y las tierras adjuntas a esas ciudades. Algunos más viejos tipos de la subdivisión también continuaron ser utilizados.
1708
A continuación se muestran las ocho guberniyas:
Gobernatura general de Arjangelgorod (área:km² 1.317.800).
Gobernatura general de Azov (área:km² 393.700).
Gobernatura general de Ingermanland (área:km² 482.500).
Gobernatura general de Kazán (área:km² 1.398.600).
Gobernatura general de Kiev (área:km² 231.000).
Gobernatura general de Moscú (área:km² 128.600).
Gobernatura general Siberiana (área:km² 10.978.300).
Gobernatura general de Smolensk (área:km² 85.400).
Con el tiempo se agregaron más a la lista conforme a aumentaba el territorio ruso, además se fueron dividiendo en más aún. Aunque estas se fueran haciendo cada vez más estas quedaron como grandes regiones que la gente usaba para no tener que aprenderse las cada vez más Gobernaturas, en las escuelas se enseñaron estas hasta el colapso.
1897
El 28 de enero de 1825 se realizó un gran censo en el Imperio ruso que mostró la población de cada una de las 20 gobernaturas y 81 regiones. Las presentaba así:
División política del Imperio ruso

Gobernatura Población (1825) Superficie (km²) Capital
Rusia Imperial 135 000 000 23 850 000 San Petersburgo
1. Arcanjelgorod 1 051 000 5 625 Arjángelsk
2. Astracán 2 842 000 71 546 Astracán
3. Belgorod 517 000 73 943 Bélgorod
4. Kazán 751 000 57 727 Kazán
5. Kiev 4 256 000 73 681 Kiev
6. Moscú 3 238 000 247 487 Moscú
7. Nizhni Nóvgorod 2 475 000 151 445 Nizhni Nóvgorod
8. Nóvgorod 562 000 5 627 Nóvgorod
9. Polonia 1 489 000 123 367 Varsovia
10. Oremburgo 4 893 000 30 621 Oremburgo
11. Revel 3 116 000 63 618 Tallin
12. Riga 2 334 000 20 856 Riga
13. Ingermanland 6 652 000 78 630 San Petersburgo
14. Siberia 14 161 000 22 333 Irkutsk
15. Smolensk 3 988 000 58 667 Smolensk
16. Voronezh 1 605 000 4 892 Tambov
17. Viborg 943 000 27 862 Helsinki
18. Besarabia 4 164 000 64 203 Chisinau
19. Bakú 3 522 000 93 343 Bakú
20. Extremo oriente 5 391 000 34 251 Vladivostok
1911







-Que tiene que ver con bleach?

La Respuesta

AQUI













Ahi tienen para la tarea


Esperen la segunda parte

me adelanto:







[font="Courier New&q
0
0
0
0No comments yet